Patronales y sindicatos rechazan un pacto de rentas planteado por Sánchez

Los agentes sociales no se plantean una regulación extraordinaria de salarios y dividendos ante el aviso del Gobierno de las consecuencias por la crisis de Ucrania

Foto: Fernando Calvo Pedro Sánchez con las patronales y sindicatos

Los representantes de las patronales CEOE y Cepyme, y los sindicatos CC.OO. y UGT han sido convocados a La Moncloa para la discusión de los términos del pacto de rentas propuesto por el Gobierno. El objetivo de esta reunión era “prevenir los efectos económicos de la Guerra de Ucrania”, pero los agentes sociales han rechazado la propuesta.

La semana pasada, la Unión Europea aprobó un conjunto de sanciones económicas sobre Rusia, que, según ha explicado Ursula von der Leyen, presidenta de la Comisión Europea, acarrearán consecuencias devastadoras sobre la economía de Rusia, aunque lo que perjudicará al resto de países es el bloqueo comercial y financiero del país. Las subidas en los precios del gas y el petróleo ya han superado cifras históricas, a raíz del conflicto.

En la reunión, donde la única representación del Gobierno ha sido la vicepresidenta tercera, Yolanda Díaz, se han planteado medidas de implementación de ayudas a familias y empresas para facilitar subvenciones en sectores afectados. También, se desarrollarían cambios en la fiscalidad para “amortiguar” la escalada de precios.

En cuanto a los sectores más afectados, se ha hecho referencia al área de energía. Se han multiplicado los precios al sector agrario, con “la situación crítica en el cereal”, y al sector del transporte por carretera, que “pide apoyo urgente” por los precios actuales del combustible.

Pedro Sánchez ha pedido una moderación salarial y contención en los beneficios para “ponerle freno” a la inflación. Desde el Gobierno, se apoya la contención de los precios frenando las subidas salariales, según ha explicado Yolanda Díaz en la reunión. “Debemos tomar como ejemplo a los demás países europeos en esta situación. Hay que fomentar lo público, proteger a la gente y ensanchar nuestra democracia”, dijo la vicepresidenta tercera del Gobierno.

Las negociaciones entre las patronales y los sindicatos comenzaron la semana pasada, a partir de la reclamación de un aumento salarial del 5% por parte de UGT. “Cualquier pacto salarial se debe enmarcar en un Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) con clausulas de revisión en los próximos tres años”, declaró Unai Sordo, líder de CC.OO..

Los empresarios advirtieron de que “responder con nuevas regulaciones ante esta crisis pone en peligro la economía”. “Una regulación absoluta haría que sobrara el diálogo social ante las subidas de impuestos”, dijo Antonio Garamendi, presidente de la patronal CEOE.