El fútbol no se libra de episodios racistas

Algunos jugadores y miembros de los cuerpos técnicos han sufrido incidentes relacionados con su color de piel

Fotografía: Pixabay.

Los presuntos insultos racistas proferidos por el jugador del Cádiz C.F. Juan Cala han hecho recordar casos en los que futbolistas extranjeros han sufrido ataques racistas. Los más conocidos en España se dieron contra Daniel Alves, Samuel Etoo y Wilfred Agbonavbare.

Wilfred, en el Santiago Bernabéu
El 9 de mayo de 1993, el Real Madrid recibió en su estadio al Rayo Vallecano. Era un partido muy importante para los dos: el Real Madrid se jugaba el primer puesto; el equipo vallecano, la permanencia.

Aquel día, Wilfred Agbonavbare, el guardameta nigeriano del conjunto visitante, hizo un partido espectacular. Gracias a sus dos manos, el Rayo Vallecano salió del estadio madridista con un punto.

Ese mismo día, cientos de aficionados del Madrid la emprendieron contra Wilfred. Este, mientras estaba jugando, tuvo que escuchar cosas como “Negro, cabrón, recoge el algodón” o “Ku Klux Klan”. Poco después del final del encuentro, le preguntaron acerca de los insultos racistas. “Soy un futbolista y no pasa nada”, respondió el portero africano, con una gran sonrisa. 

Wilfred, lamentablemente, falleció en España, a finales de enero de 2015, con 48 años.

Eto’o, en La Romareda
El delantero camerunés se disponía a lanzar un saque de esquina en un partido de finales de febrero de 2006. Era casi el minuto 80. El equipo en el que militaba, el F. C. Barcelona, estaba empatando con el Real Zaragoza en La Romareda, estadio situado en la capital de Aragón. Una parte de la grada empezó a imitar al mono. El colegiado Esquinas Torres detuvo de inmediato el partido y fue donde el delegado de campo para que este le dijera al público que el árbitro podía suspender el partido si los insultos racistas no cesaban. “No juego más”, exclamó unas cuantas veces Eto’o, apenado, mientras se dirigía al túnel de vestuarios. Al final, el jugador camerunés no se marchó del terreno de juego, gracias, en gran parte, al futbolista del Zaragoza Ewerthon, quien le dijo: “Si tú te vas, yo también me voy”.

El encuentro se reanudó poco después. Ganó el F.C. Barcelona, con un gol de Ronaldinho y otro de Larsson. El conjunto barcelonés acabó conquistando la Liga ese año.

Daniel Alves, en El Madrigal
El lateral brasileño del F.C. Barcelona estaba dispuesto a lanzar un saque de esquina cuando, de repente, un hincha del Villareal llamado David C. L. le arrojó un plátano. El brasileño, con rostro serio, dio unos pasos, se agachó, le dio un bocado y sacó el córner. “Llevo 11 años aquí, en España, y 11 años sufriendo lo mismo”, dijo al final del partido. El club azulgrana, que iba perdiendo 2-1 cuando le lanzaron el plátano a Dani Alves, logró remontar y ganó 2-3.

Miles de seguidores y compañeros de profesión de Alves se solidarizaron con él. Algunos, incluso, publicaron una fotografía mientras tenían en la mano un plátano, como Neymar Jr. o Sergio Agüero.

Sanciones a jugadores por racismo
La Asociación de Fútbol de Inglaterra prohibió jugar tres partidos al delantero del Manchester United Edinson Cavani. Este, poco después de un partido contra el Southampton, que se disputó a finales de noviembre de 2020 y Cavani marcó dos goles, le escribió a un amigo en Instagram: “Gracias, negrito”. El futbolista uruguayo, después de recibir muchas críticas, suprimió el mensaje y publicó una fotografía con el siguiente texto: “El mensaje que publiqué después del partido del domingo tenía la intención de ser un saludo afectuoso a un amigo, agradeciéndole sus felicitaciones después del partido. Lo último que quería hacer era ofender a alguien, me opongo completamente al racismo y eliminé el mensaje tan pronto como se explicó que se puede interpretar de manera diferente”.

Luis Suárez también fue sancionado por la Asociación de Fútbol de Inglaterra. Sin embargo, el castigo que recibió fue más duro que el de su compatriota Cavani, pues le prohibieron disputar ocho partidos por llamarle “negro” al zaguero francés Patrice Evra. Este hecho ocurrió en el 2011. Por ese entonces, Suárez estaba en el Liverpool y Patrice Evra militaba en el Manchester United.

Racismo dentro del equipo arbitral
El 8 de diciembre de 2020, se suspendió antes del entretiempo un partido de la Champions League en el que jugaban el PSG y el Estambul. Todos los jugadores de ambos equipos abandonaron el césped porque el cuarto árbitro, Sebastian Coltescu, se refirió al africano Pierre Webo, exfutbolista y miembro del cuerpo técnico del club de Turquía, como “negro”.

Finalmente, el partido se disputó el día siguiente, es decir, el 9 de diciembre. El PSG goleó a los turcos 5-1, con un triplete de Neymar y un doblete de Kylian Mbappé.