Carmen Mola reconoce que se estaba bastante mejor en el anonimato

Jorge Díaz, Antonio Mercero y Agustín Martínez son los responsables del fenómeno de Carmen Mola, que se descubre después de cuatro años

Antonio Mercero, Jorge Díaz y Agustín Martínez, los guionistas detrás de Carmen Mola. FOTO: carmenmola.es

Tres. Tres son las personas que vivían bajo la máscara de Carmen Mola, la superventas que se ha hecho con el Premio Planeta 2021. Agustín Martínez, Antonio Mercero y Jorge Díaz son los responsables –tres guionistas– detrás de este fenómeno sin precedentes en el mundo de la literatura. Acusados de crear polémica por el galardón recibido, se toman con humor su victoria y reivindican que el sexo y las manos de quien escriba dan igual, puesto que, como ellos mismos declararon en El Hormiguero (Antena 3), las historias están por encima de los autores.

Polémica y críticas
Asimismo, Agustín Martínez, el más joven de los tres, subrayó que a los escritores “la gente no los retiene”, y Mercero, hijo del creador del mítico Verano azul, también señaló que “se estaba bastante mejor en el anonimato”. Y es que la identidad de Carmen Mola era uno de los secretos mejor guardados, ya que incluso los lectores más empedernidos de la saga La novia gitana andaban confundidos, y creían que la autoría correspondía a la exalcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, o a la Reina Letizia Ortiz.

Con respecto a la controversia, los autores coinciden en que el debate merece todo el respeto, y que el hecho de que hayan retirado sus novelas de algunas librerías donde solo se venden ejemplares escritos por mujeres es un acto de coherencia. Sin embargo, se muestran reacios a las críticas que han ido más allá, y huyen de aquellos que les llaman “oportunistas” o “farsantes”.

Trayectoria
Agustín Martínez, Jorge Díaz y Antonio Mercero se aliaron en 2017 para engendrar su primer libro, después de haber trabajado por separado como guionistas en diversos proyectos audiovisuales. Agustín, nacido en Lorca, ha escrito en series como Sin tetas no hay paraíso o Acacias 38, además de haber hecho una incursión en la literatura novelística con Monteperdido. En la actualidad, el murciano compatibiliza su vida como Carmen Mola con otras producciones en Netflix y TVE, Feria: la luz más oscura y La caza.

Antonio y Jorge, en cambio, ya habían compartido experiencias en Hospital central. Mercero, hijo del que fuera galardonado Goya de Honor en 2010, también pasó por el periodismo, hasta que, cansado, como él dice, lo dejó para ponerse a escribir guiones, llegando a estar nominado dos veces al Goya al Mejor Cortometraje y a pertenecer al equipo de Farmacia de guardia. Jorge Díaz estudió durante varios años en Portugal, y más tarde se fue a Brasil, donde dio fruto a su primera novela, de carácter histórico.

Orgullosos de su última obra, La bestia, sonríen pensando que “de repente, aunque sea por unos minutos, en un bar sea más importante una novela que un penalti”. Con este libro, han buscado escapar de las cadenas de lo policiaco para adentrarse en un género más híbrido, entre la novela negra y la histórica. Además, apuntan que el pasado era un territorio más seguro. Para los tres, este es su mejor texto y lo describen como “una novela de Dickens pero pasada por la trituradora de Carmen Mola”.

Orígenes
En cuanto al origen de esta unión de autores, los guionistas comentaron que no es fácil ponerse de acuerdo y que duele tener que dejar de lado el ego, pero que, al final, siempre acaba funcionando la razón y existiendo la democracia. Después de hacer reuniones y tormentas de ideas, dicen, ninguno sabe ni lo que él mismo ha escrito. Ajenos al ruido de las redes, decidieron apostar por esta identidad simplemente para evitar la poca estética que pudieran tener tres nombres en una portada. Y, para aumentar la intriga, se alejaron de las habituales promociones obligadas por las editoriales. “A nosotros nos gusta escondernos detrás de una novela”, concluyó Mercero. Para el pseudónimo, sorprendentemente, quisieron escoger un nombre que fuera indiferente a sus vidas y, tras acordar que sería uno de mujer, remataron admitiendo que Carmen «molaba». Y, de ahí, a «Carmen Mola».

La finalista del Premio Planeta 2021, Paloma Sánchez-Garnica, quien quedó segunda por un solo voto de diferencia, deberá aceptar que este suceso anormal ocupe todas las portadas y que Carmen Mola se mantendrá durante años en la memoria de la gente. Con una pizca de ironía, bromeaba diciendo: “Yo no soy polémica, a mí no me invitan a El Hormiguero”.

Carmen Mola tiene nombre. Y son tres personas. En la gala, Agustín Martínez añadió que el premio iba dedicado a sus padres, que habían fallecido, y a sus madres, que aún seguían con vida. Porque Carmen Mola está unida, y ya se diferencia la apariencia de su rostro.