Leer libros ayudó a la “tranquilidad” durante el confinamiento

El informe 'Hábitos de lectura y compra de libros en España 2020' revela que durante el año pasado aumentaron el número de lectores, los jóvenes que leían y la fidelidad a las pequeñas librerías

El 51,7% de la población compró un libro en este año, y las librerías han seguido siendo su primera opción, al subir cuatro puntos (67% al 71%). Foto: Flickr

La Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) ha presentado el informe Hábitos de lectura y compra de libros en España 2020, que realiza de manera anual, en colaboración con el Ministerio de Cultura y Deporte y con el apoyo de Cedro (la asociación de autores y editores de libros, revistas, periódicos y partituras).

“La lectura ha crecido en todas las autonomías, ha crecido especialmente entre los más jóvenes y, además, 7 de cada 10 españoles prefiere las librerías como punto de venta”, ha afirmado el presidente en funciones de la FGEE, Patrici Tixis. Una de las principales conclusiones es que la mayoría de la población española, un 68,8%, lee libros (0,3% más que el año anterior). Además, de estos, un 23,1% lo hace por trabajo o por estudios, frente a un 64% que lo hace en su tiempo libre.

También aumentó el porcentaje de lectores frecuentes, tanto diarios como semanales. En la actualidad, un 52,7% de la población española mayor de 14 años lee libros de forma semanal. Sin embargo, un 36% de la población continúa sin leer libros -aunque la tendencia va a la baja-. El porcentaje de lector ocasional se sitúa en el 11,3%.

Durante los meses de confinamiento, la lectura de libros en España alcanzó un máximo histórico: 57% de lectores frecuentes de forma semanal, y una media de 8 horas y 25 minutos de lectura semanal. Aunque durante el verano la tendencia bajó, siguió siendo alta, con un 53% de lectores habituales y una media de 7 horas y 25 minutos de lectura.

Como ha afirmado Tixis en la presentación del informe, “el libro y la lectura han sido un faro que ha permitido resistir a mucha gente en este año tan difícil”. El 81% de los españoles asegura que leer libros les “ha ayudado a llevar mejor la situación durante el confinamiento”.

“A pesar de la mejora, hay algunos datos que invitan a pensar que aún queda mucho camino por recorrer para conseguir que el índice de lectura en España se sitúe en niveles europeos. Aún existe un alto porcentaje de población que no lee nunca o casi nunca, el 36%, lo que nos invita a seguir trabajando para reconducir esta situación”, ha señalado Tixis.

En el marco territorial, el crecimiento en el hábito de la lectura ha sido generalizado en todo el país, aunque mayor en Cataluña y Andalucía. La Comunidad de Madrid se mantiene, un año más, como líder en el número de lectores por ocio en tiempo libre.