‘El juego del calamar’ acarrea consecuencias para Netflix

La Asociación de Traducción y Adaptación Audiovisual de España, SK Broadband y colegios de Madrid se posicionan ante la plataforma estadounidense, tras el estreno de su serie más vista

Portada de El juego del Calamar. Foto: Twitter @netflix

El juego del calamar, de Netflix, está siendo un éxito a nivel global desde su lanzamiento, ya suma 111 millones de espectadores y ha superado a series como Los Bridgerton y Stranger Things. Tanto es así que hasta su creador se siente abrumado, pero, a pesar de ello, se tendrá que encargar de una segunda temporada, que ya debe poner en marcha.

Sin embargo, El juego del calamar, pese a su potencial, arrastra algunos inconvenientes. El pasado miércoles, la Asociación de Traducción y Adaptación Audiovisual de España (Atrae) publicó un comunicado contra Netflix por no contratar a profesionales para traducir al castellano la serie y, en su lugar, realizarla con un programa informático.

La denuncia de Atrae hace referencia a lo que se denomina «traducción automática poseditada», es decir, pasar el texto original por un software de traducción automática. Posteriormente, una persona revisa el resultado e intenta conseguir la mayor legibilidad posible, ya que el texto que genera el algoritmo puede ser de una calidad dudosa. Además, la asociación da a conocer que, actualmente, numerosas agencias de subtitulación insisten en tocar «lo menos posible el texto».

Jugadores y enmascarados en uno de los juegos infantiles. Foto: Twitter @netflix
Jugadores y enmascarados, en uno de los juegos infantiles. Foto: Twitter @netflix

En la misma semana que Netflix se encuentra en la disputa por la traducción realizada en El juego del calamar, también ha decidido incrementar sus cuotas para los usuarios estándar y premium (uno y dos euros, respectivamente, a partir del mes que viene). La compañía estadounidense ya alegó, el pasado lunes, que esta subida se debía a mejoras en su catálogo, hecho en con el que Atrae discrepa.

En un comunicado difundido a través de redes sociales, esta asociación de traductores solicita a las plataformas que verifiquen sus contratos con proveedores para terminar con la traducción automática poseditada y confiar en el talento humano. Netflix España todavía no ha hecho declaraciones al respecto.

Demanda contra Netflix por el consumo de Internet
La compañía surcoreana SK Broadband ha pedido a Netflix una cifra aproximada de 19.000 millones de euros por el consumo de Internet en 2020. Esta cantidad podría aumentar, ya que, en septiembre, el uso de red de Netflix era 24 veces mayor que en 2018.

En Corea del Sur, país de origen de El juego del calamar, son tantos los usuarios conectados que los proveedores de Internet están pensando si demandan a Netflix. Las compañías consideran que deberían pagar una tasa extra para compensar el uso desmedido del servicio y el mantenimiento de este. 

Según la agencia Reuters, SK Broadband considera que la plataforma de streaming debería ser la encargada de pagar el extra de ancho de banda que se está destinando únicamente para soportar todo el tráfico que genera la serie. 

La respuesta de Netflix
Netflix ha contestado a la operadora surcoreana a través de su blog oficial y afirma que El juego del calamar es una oportunidad para impulsar los productos audiovisuales del país. Asimismo, señala que Netflix ha generado 16.000 puestos de trabajo adicionales en Corea del Sur, y con ello aportan más de 4.800 millones de dólares de ingresos directos.

Una vez interpuesta la demanda, deben esperar a la respuesta de la Justicia. Si la sentencia es contraria a Netflix, la plataforma estaría obligada a considerar sus necesidades para mantener la infraestructura que permite a los usuarios coreanos disfrutar del contenido. En Corea del Sur, YouTube y Netflix son los servicios que más tráfico generan, pero intentan desentenderse del consumo de Red a través de sus plataformas. Sin embargo, compañías como Amazon, Apple y Facebook sí pagan los costes de uso de redes. 

La plataforma de streaming y la operadora de Internet ya habían tenido problemas anteriormente. SK Broadband denunció a Netflix en 2019 por no aceptar el pago de los costes extra del uso de redes. El pasado junio, se conoció la sentencia y el Tribunal del Distrito Central de Seúl falló a favor de SK Broadband. El juez señaló que era «razonable» que Netflix estuviera obligada a pagar “algo” por un mayor uso de la Red, igual que hacen el resto de multinacionales.

Alerta en los colegios por la violencia de ‘El juego del calamar’
La consejera de Cultura, Turismo y Deporte de la Comunidad de Madrid, Marta Rivera de la Cruz, ha insistido a las familias a ejercer un “control” en lo que ven los niños y jóvenes en la televisión. “Estableciendo unos limites”, teniendo en cuenta que ciertas producciones no están recomendadas por sus escenas violentas.

Rivera de la Cruz se ha referido a la circular que un colegio de San Sebastián de los Reyes está enviando a las familias de los menores. En esta, advierten que numerosos niños realizan “juegos y comportamientos” extraídos de la serie El juego del calamar, a la que consideran “violenta”. El centro escolar ha sugerido a los padres que se informen sobre el contenido de esta obra audiovisual para decidir si sus hijos pueden verla. 

Rivera de la Cruz ha insistido en que El juego del calamar está “correctamente rotulada” para mayores de 16 años, por ello ha apuntado que “aquí entra, lógicamente, el control de las familias”. La consejera ha reconocido haber visto la serie y la ha considerado “un producto audiovisual excelente”. ”Evidentemente, no es para que la vean críos de 12 años”, añadió.