Redes sociales, el origen de las nuevas audiencias

- ACTUALIDAD - 6 de mayo de 2024
redes sociales
Según Statista hasta un 45% de los jóvenes de 18 a 24 años prefieren informarse a través de las redes sociales / Pixabay
705 views 16 mins 0 Comments

La aparición de las redes sociales, en el siglo XXI, ha supuesto un cambio sustancial en la forma de comunicarse. Los medios convencionales han aprovechado la repercusión de las diferentes plataformas para ejercer su trabajo. Sin embargo, también han surgido nuevos métodos que la audiencia ha sustituido por los que un día compraban los periódicos en papel.

Según datos del Barómetro de octubre de 2015 del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), un 21,3% de los españoles utilizan las redes sociales para buscar o recibir información sobre áreas de interés (política, medio ambiente, cultura…). Ahora bien, estos porcentajes bajan de manera considerable cuando se le pregunta a la audiencia si utiliza las redes sociales para comentar los programas informativos de televisión. Y este dato ha ido in crescendo a medida que avanzaban los años y las opciones para compartir datos e información.

Según el artículo de González-Oñate y sus colaboradores Consumo televisivo y nivel de interacción y participación social en redes sociales: análisis de las audiencias millennials en la campaña electoral de España, durante las elecciones electorales de 2019 la mayoría de los encuestados comentaron en redes sociales algún debate político, especialmente en las primeras elecciones (76%) respecto a las segundas (65%), pero la mayoría no compartió esos debates, ni en las primeras (81%) ni en las segundas (77%).

El consumo de televisión ha ido disminuyendo a medida que han pasado los años. Una estadística realizada por Statista en 2022 muestra que la población española destinó una media aproximada de tres horas diarias al consumo por televisión, sin embargo, en el año 2013 se consumía una media de cuatro horas y media.

redes sociales

Distribución porcentual de la población usuaria de noticias online, en función de su medio de comunicación preferido para informarse en España en 2021, por grupo de edad / Statista

Un ejemplo de la influencia de las redes sociales en la confianza de las personas, realizada por un líder de opinión pública, fue la aparición de Fabrizio Romano durante el periodo de fichajes de fútbol en el año 2021. El periodista italiano acumula más de 20 millones de seguidores en X, y supera con diferencia a medios tradicionales como Marca, As o Mundo Deportivo.

Con tuits con información arriesgada, pero veraz, Romano ha cometido fallos contados con una mano. La persistencia con la que informó sobre fichajes que se realizaban horas después hizo que la audiencia lo agradeciese tanto con reconocimiento público, como con interacciones.

Cada punto de vista

Para María Fernanda Gambarini, profesora y mentora en Habilidades y Competencias de la Persona en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV), las redes sociales se convierten en excelentes instrumentos de interacción para el joven del siglo XXI por la gran versatilidad y facilidad de su utilización.

Gambarini argumenta que «en este hábitat natural de comunicación entre los jóvenes, los microinfluenciadores, personas comunes capaces de generar una gran empatía, interactúan con los jóvenes desde aquello que les interesa y les motiva, ofreciéndose como oportunidad para informarles de una forma mucho más horizontal que la que llevan a cabo los medios convencionales». «Además, si a esto se le añade la imagen estereotipada que de los jóvenes se refleja aun en algunos medios de comunicación convencional, se produce una incidencia negativa en el grado de confianza hacia dichos medios y en la utilidad sobre la información que ofrecen», añade.

Gambarini declara, además, que el fruto de su éxito se debe a la necesidad de retroalimentación casi inmediata que tienen los consumidores. Acude al estudio de Puente y sus colaboradores Los estudios sobre jóvenes y TICs en España (2005), que señala que ofrecen un «espacio simbólico con capacidad mediadora y transversal a la multitud de espacios, tiempos y relaciones» que conforman la cotidianidad del joven del siglo XXI.

María Fernanda Gambarini asegura que «los medios se han aprovechado de la credibilidad depositada en ellos por parte de la ciudadanía, en beneficio de dichos medios y de los intereses de las estructuras de poder que los avalan». Además, recalca que «los jóvenes centran su confianza en sus iguales, aunque también estén en ocasiones manipulados por intereses».

Para darle la vuelta a la situación, Gambarini admite que los medios deben analizar la «capacidad crítica» del joven y confiar en ella. No dejarse llevar por las opiniones en vano, sino acudir al comentario del experto y aceptar la responsabilidad social que tienen desde su labor informativa. Según Diezhandino (2007), en Periodismo y poder. Políticos periodistas y ciudadanos voluntariamente desinformados, se debería recuperar el «olfato periodístico» y no abandonarse a lo fácil, limitándose a reproducir lo que se le ofrece.

Informar a través de los medios

Los medios convencionales partieron de una necesidad de interacción que se hacía evidente en las redes sociales. Un obstáculo al que se han podido adaptar gracias a la lectura de comentarios en alto. El ejemplo más significativo parte de los años en los que desde el programa de televisión El Chiringuito de Jugones se leían las impresiones de su audiencia en Twitter y WhatsApp, a través de Sandra Díaz.

Por una parte, Díaz se encuentra actualmente trabajando en DAZN y destaca: «el mundo ha cambiado mucho y nos tenemos que adaptar a él, no soy de las que critica, creo que todos los que han alcanzado números es porque se lo merecen, Ibai (Llanos) no habrá estudiado Periodismo pero tiene una capacidad para hacer entrevistas que hay periodistas que no tienen».

Por otra parte, Díaz comenta el problema del periodismo deportivo en los jugadores y entrenadores de la actualidad: «Están cansados de las preguntas complicadas de los programas y saben que con ellos son charlas relajadas. Aunque haya un jefe de prensa, el jugador es el que decide. No me parece mal, creo que el problema es nuestro y tenemos que trabajárnoslo. Nosotros en DAZN, este año, hemos intentado hacer las entrevistas más amables con exfutbolistas».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de DAZN España (@dazn_es)

Laura Zazo, directora del Grado en Comunicación Digital de la Universidad Francisco de Vitoria, expresa que «los medios deben ir allá donde esté la audiencia». A diferencia de un escritor, considera que el periodista debe «mantener informada a la sociedad», cumplir las tres funciones de «formar, informar y entretener», y cumplir con su responsabilidad de «tener que adaptarse a la evolución».

Una evolución que pasa por la dejadez de los jóvenes a consumir medios convencionales y empezar a informarse a través de las redes sociales. Zazo destaca: «Los medios tienen que saber adaptarse a los nuevos hábitos de consumo con el máximo rigor».

“Los medios tienen que saber adaptarse a los nuevos hábitos de consumo con el máximo rigor”,  señala Laura Zazo.

Zazo argumenta que se ha perdido confianza en los medios a causa de los periodistas, porque «no han sabido estar a la altura de las circunstancias». Admite que esta pérdida ha supuesto un intercambio en el interés, ahora con perfiles concretos, que forman nuevas conexiones con su audiencia, a través de las redes sociales.

Un factor que ha influido en la desconfianza de los jóvenes ha sido la estabilidad económica de los grupos informativos, Zazo asegura que «la publicidad no da la misma financiación que hace 15 años, y los medios tienen un problema serio para sostenerse». Una vía de escape para ellos ha sido el pago por visualización de noticias destacadas, pero, según afirma Zazo, «al pueblo español le cuesta pagar por estos servicios».

Otra causa que explica directamente el descrédito de los medios y su falta de modelo de negocio sostenible ante las nuevas audiencias son los titulares «cebo» cargados de desinformación. Según Zazo, «los medios muchas veces tiran de clickbait para conseguir engagement, deben ser rigurosos con lo que publican, y el titular debe informar». Asimismo, añade que «en Internet hay tanta capacidad de información que hay muchos bulos y fake news que acaban afectando a los medios».

Informar a través de las redes sociales

Alex Calatayud y Josep de Tena son dos ejemplos de difusión de noticias informativas, en este caso deportivas, en las redes sociales. Su nicho se centra en vídeos breves verticales en TikTok, y la gente que sigue su contenido es comparable con cuentas de periódicos como Marca o Mundo Deportivo, respectivamente.

Esta comparación no refleja solo que los medios citados no han tenido tantas dificultades para adaptarse a estas nuevas vías de comunicación, sino que también muestra el trabajo que hay detrás de dos personas que han conseguido igualarse en fuerzas, a pesar de no tener licencias de contenidos, y empezar desde cero, con un teléfono móvil.

@calatayud_alex Dos jugadores del Madrid no tiraron el penal por este motivo #footballtiktok #tiktokfootballacademy #realmadrid #manchestercity #valverde #militao ♬ sonido original – Alex ⚽️????️????️

A Calatayud, realmente, no le gustaba TikTok, pero vio a través de su primo el potencial para crear vídeos en esa plataforma, informando sin ser periodista. Con su carrera terminada, se centró en crear así un portafolio para trabajar en televisión.

Ellos entienden cada acontecimiento del que hablan, analizan los puntos clave y desarrollan una capacidad de improvisación diaria que les permite realizar después cualquier tipo de directo o actividad al instante. Según ellos, su viralidad pasa muchas veces por la exclusiva.

@josepdt11 Ig: josepdt11 #tiktokfootballacademy #deportesentiktok #dia #vida #ramadan #belgica #musulman #amadouonana #josepdt11 #curioso #greenscreenvideo ♬ Documentary A moment of tension(871019) – RK Sound

De Tena decía que no se descargaría TikTok, sin embargo, encontró allí, durante la cuarentena, un contenido deportivo que le apasionó. Ahora, haciendo un máster de Periodismo Deportivo, ambos sueñan con tener un programa conjunto en televisión, esa es su meta.

Argumentan que las prácticas en medios conllevan un proceso de selección y adaptación posterior difícil, pero sus números los avalan. Calatayud enfatiza: «Cada día nos ven miles y miles de personas». De Tena destaca que «son números fundamentados en el trabajo, y no en polémicas».

“Son números fundamentados en el trabajo, y no en polémicas”, destaca Josep de Tena.

Para ellos, sería un alivio tener un sueldo fijo en un medio de comunicación, sin embargo también valoran la autoexigencia que les da el poder crecer por sí mismos y ganar dinero con las redes sociales, a pesar de que en su plataforma se haya dejado de monetizar en España.

Según Calatayud, «muchas veces es difícil encontrar motivación». Y aunque que se centren en los números para atraer a las empresas, encuentran su éxito en los comentarios de la gente. A pesar de ello, sus visualizaciones de media por vídeo oscilan desde las 100.000 hasta el millón, en algunos específicos. Las cuentas de los medios no suelen superar las 100.000 visualizaciones, de no ser por las declaraciones destacadas. Además, los me gusta totales en publicaciones superan los 200 millones en los casos de los creadores de contenido, mientras que los medios no llegan a los 50 millones.

Los comentarios están cerrados.