El concierto One World recauda 127 millones de dólares para la OMS

El dinero se destinará al Fondo de Respuesta Solidaria contra la Covid-19 de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El concierto One World: Together at home (Un Mundo: Todos en casa), retransmitido por YouTube el sábado, contó con los artistas más cotizados del planeta. Esta emisión en directo logró alcanzar los 127 millones de dólares (unos 117 millones de euros) en la lucha contra la pandemia del coronavirus.

Más de un millón y medio de espectadores disfrutaron durante ocho horas de las voces de artistas como Lady Gaga, Paul McCartney o The Rolling Stones que, además de cantar sus grandes éxitos, realizaron una dedicatoria personal en la que alabaron la solidaridad y el esfuerzo del personal sanitario.

Global Citizen fue el organizador de este evento que empezó bajo el lema “Para todos los trabajadores que están en primera línea: estamos con vosotros. Gracias por estar ahí por nosotros”. Aunque el concierto era benéfico, se pidió a los espectadores que no se centrasen en la cartera pues “la responsabilidad se dejó en manos de las grandes empresas y líderes mundiales”.

Los artistas, que realizaron su concierto desde casa, buscaron alternativas para poder involucrar a todo el grupo, como The Rolling Stones, que interpretaron You Can’t Always Get What You Want desde cuatro lugares distintos. Este momento, de los más esperados de la noche, contó con las escenas más caseras. Inicialmente, apareció Mick Jagger con su guitarra acústica; después, Keith Richard con una cerveza en la mesa; y, finalmente, Charlie Watts tocó una peculiar batería construida con objetos cotidianos y mucha imaginación.

Entre actuaciones, se intercalaban historias reales narradas por el personal sanitario e imágenes de ciudades como Buenos Aires, París, Madrid o Nueva York completamente vacías.

El momento culmen del evento fue la actuación de Taylor Swift, quien al final de la noche interpretó por primera vez su balada Soon You’ll Get Better (“pronto estarás mejor”), con una letra dedicada a su madre, en tratamiento por cáncer, que, en esta ocasión, parecía un mensaje de aliento para todo el planeta.

Maluma, Alicia Keys, Elton John o Andrea Bocelli se unieron a la causa, intercalada con mensajes de personalidades como Michelle Obama, Belinda Gates o Beyoncé, quien decidió no cantar y mandar un mensaje de apoyo. “A los doctores, enfermeros… Aquellos en la industria alimentaria, en servicios de correos y de limpieza que hacen posible que podamos estar seguros en nuestras casas”, fue su dedicatoria de la noche.

Además, al inicio de la retransmisión apareció António Guterres, secretario general de Naciones Unidas, para agradecer que se use “el lenguaje universal de la música” y dar gracias a los sanitarios por su labor.

La historia se repite
Este acto no es la primera vez que se lleva a cabo, pues el Live Aid, realizado el 13 de julio de 1985, recaudó 100 millones de dólares para luchar contra el hambre en África. Consistió en dos conciertos simultáneos: Filadelfia (Estados Unidos) y Londres (Inglaterra) se unieron para retransmitir a más de 70 países las actuaciones de las estrellas del rock más famosas del momento.