Bruselas prevé una mejora del PIB, pero alerta de la inflación

La Comisión Europea advierte que la inflación va a llegar hasta un 3,6%, pero eleva en una décima la previsión de crecimiento económico para 2022

Paolo Gentiloni, comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, junto a Pedro Sánchez, en una visita a España. Foto: Instagram @paologentiloni.

Con las nuevas previsiones comunitarias, España será el segundo país de la Unión Europea que más crecerá este año, por debajo de Malta. De este modo, Bruselas ha mejorado una décima su estimación del PIB español, de un 5,5% a un 5,6%. Aun así, la Comisión ha advertido de que la inflación aumentará un 0,6%, en comparación con el año pasado.

La inflación afecta al conjunto de la Zona Euro. Las expectativas estarán marcadas por esta variable, ya que la Comisión pronostica que aumente al 3,9% en 2022, un punto por encima, en comparación con el año pasado. Se espera que vuelva a descender en 2023.

El comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Paolo Gentiloni, afirmó que “esta perspectiva no solo es positiva, sino que también es realista”, acerca de las previsiones sobre España. Sin embargo, las expectativas de La Moncloa acerca del crecimiento económico en 2022 fueron más optimistas. El Ejecutivo aspiró a una mejora del PIB un punto y medio superior a la anunciada por Bruselas, de un 7%.

Estos resultados mejoran las anteriores previsiones, que se realizaron en noviembre. En estas, Bruselas reducía del 6,3% al 5,5% el PIB español, cifra que aumenta una décima en las previsiones de invierno. Asimismo, esperan que crezca un 4,4% en 2022 y que “la diferencia con el nivel de PIB español anterior a la pandemia se cierre en el cuarto trimestre de 2022”.

El consumo privado, coartado por la variante omicrón y la subida precios, será uno de los principales motores de este crecimiento, según la Comisión Europea. A esta variable se le suma la inversión. Además, el consumo será impulsado por los ahorros acumulados durante la pandemia, la subida de pensiones y la recuperación del turismo.“Serán los principales motores del crecimiento económico durante el horizonte de proyección”, confirmó Gentiloni.

La Comisión también espera que se noten las consecuencias de las bajas laborales derivadas de los contagios en este primer trimestre de 2022, lo que significa un crecimiento del PIB ralentizado. No se sabe el número exacto de bajas laborales pero el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones ha adelantado que hasta el 23 de diciembre se contabilizaron 240.000.