Rafael Amargo, detenido por tráfico de drogas y organización criminal

Los agentes policiales han arrestado a otras tres personas además de al bailarín, que iba a estrenar este jueves su obra 'Yerma' en Madrid

Rafael Amargo, en la celebración de los 10 años del espectáculo 'Opera y Flamenco', en el Palau de la Música Catalana, en 2014. Foto: Renatozaf, Wikimedia

La Policía ha detenido este martes al bailaor y coreógrafo Rafael Amargo, junto con otras tres personas, por los delitos de tráfico de drogas y organización criminal. Los agentes seguían a Amargo desde hace un año, y según informan fuentes policiales, la investigación aún sigue abierta.

Según indicaron fuentes policiales a la Agencia EFE, de momento están detenidos el bailaor, su pareja y dos personas más. Además, realizaron varios registros -entre ellos, la casa del artista-; los investigadores siguen recopilando todo el material incautado, aunque los primeros indicios relacionarían, presuntamente, a Amargo con el tráfico de metanfetaminas.

Estas mismas fuentes han afirmado que el bailarín está imputado por presuntos delitos de tráfico de estupefacientes y de pertenencia a organización criminal -declaran que lo que empezó como un negocio pequeño terminó evolucionando a algo más grande-, aunque de momento la operación está bajo secreto por orden judicial.

Una vida entre tablas
Jesús Rafael García Hernández es el nombre tras el bailaor Rafael Amargo. Nació en Valderrubio, Granada, en 1975, y es de esos bailaores que conocen las esencias más puras del flamenco, pero que al mismo tiempo ha asimilado otro tipo de tendencias coreográficas, como el estilo contemporáneo de Martha Graham.

Debutó profesionalmente a los 16 años, y en 1997 estrenó La Garra y el Ángel, primer espectáculo de su recién creada compañía, Compañía Rafael Amargo, en el Círculo de Bellas Artes de Madrid -con Eva Yerbabuena como artista invitada-. Este espectáculo se presentó después en Granada y en el Festival Flamenco de Jerez.

Sin embargo, no fue hasta 1999 cuando el bailaor consiguió el reconocimiento de la crítica y del público, gracias al estreno de Amargo en el Teatro Bellas Artes de Madrid. Desde entonces, ha ido acumulando éxitos y obras, como Poeta en Nueva York, inspirada en el poemario de Federico García Lorca, que estrenó en 2002.

En 2004, estrenó el que sería su espectáculo más representado: Enramblao. Este homenaje a las grandes ciudades a través de las Ramblas de Barcelona, del que haría una segunda parte en 2008, estuvo en cartel en Madrid durante cuatro meses.

Amargo también ha estrenado en el West End londinense, y ha participado en el programa francés Star Academy –como jurado y profesor de expresión corporal-. Ha coreografiado además obras tan famosas como El amor brujo o DQ…Pasajero en tránsito, estrenada en 2005 con motivo del quinto centenario de la publicación de la primera parte de El Quijote.

Además, en 2016 fue condecorado con la Medalla de Oro del Mérito a las Bellas Artes de España, y en febrero de 2018 recibió la Medalla de Andalucía. Ese mismo año también se vio envuelto en polémica debido a unas declaraciones hechas durante una entrevista: «Soy bisexual, ni maricón ni gay». El equipo que le hizo la entrevista le restó importancia a estas declaraciones porque el propio Amargo había declarado que él era el primero que apoya al colectivo gay.