“En 2020 consolidaremos el cambio que se inició en Madrid”

El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, recibe a 'Mirada21.es' en el Ayuntamiento de la capital

Aunque el día sea nublado, desde la ventana de la sala de Junta de Gobierno del Ayuntamiento en la que el alcalde recibe a Mirada21.es, Madrid mantiene su magia. José Luis Martínez-Almeida (Madrid, 1975) gobierna desde hace siete meses sobre el lugar donde se cruzan los caminos y donde el mar no se puede concebir. El que hasta hace dos años era un desconocido en la política nacional, es a día de hoy un referente y uno de los hombres más importantes en el Partido Popular. En este tiempo en la Alcaldía, Martínez-Almeida ha protagonizado titulares y portadas por su capacidad de ser directo a la hora de presentarse ante los medios para anunciar sus medidas para la ciudad de Madrid.

Se van a cumplir nueve meses desde que fue nombrado alcalde, ¿cómo valora este periodo?

Desde el punto de vista político, creo que ha habido un cambio en la ciudad de Madrid que los ciudadanos reclamaban, por lo que estamos empezando a cumplir con lo que les prometimos: que había que concluir con cuatro años de la izquierda en la ciudad de Madrid que creo que no han sido beneficiosos, y, por tanto, había que hacer unas políticas distintas. Siete meses no es demasiado tiempo, no podemos decir que se ve el fruto definitivo de las políticas que estamos poniendo en marcha.

Si me preguntas desde el punto de vista personal, tengo que decir que, desde luego, es un privilegio ser alcalde de Madrid.

¿Qué grandes cambios destaca con la herencia que recibió de la Administración de Manuela Carmena?

En primer lugar, que tenemos un equipo de gobierno que gestiona, lo cual no debería extrañar, pero es cierto que después de cuatro años de incapacidad de gestión, de falta de ejecución de los presupuestos y de falta de inversión en la ciudad, creo que los madrileños han empezado a percibir que aquí hay un equipo que está preparado, que conoce a fondo el Ayuntamiento y que, por tanto, tiene la capacidad de gestionar.

En segundo lugar, que tenemos una estrategia de sostenibilidad ambiental que es esencial para el futuro de las grandes ciudades y que es diferente a la que planteó el equipo de gobierno anterior, y más ambiciosa y con un enfoque mejor para la ciudad de Madrid.

En tercer lugar, que le queremos dotar de dinamismo a la ciudad, ya sea en forma de desbloqueo de operaciones urbanísticas o en forma de facilitar la inversión y la generación de empleo y de riqueza que no se había producido en los últimos cuatro años.

Últimamente, ha protagonizado distintos encontronazos con la anterior alcaldesa, Manuela Carmena, ¿cómo es su relación con ella?

No tenemos prácticamente relación. Conviene decir siempre la verdad y por tanto sería más fácil decir que la mantenemos. Pero no, realmente, Manuela Carmena y yo no tenemos relación.

¿Nunca ha acudido a ella para pedirle consejo?

Sí tengo que matizar algo. Una cosa es decir que no tenemos relación y otra es ignorar que Manuela Carmena, a pesar de las profundas diferencias que tenemos en muchísimas materias y diferencias ideológicas, es una persona de gran formación intelectual, es una persona sólida y es una persona capaz. Siempre hay que reconocer las virtudes en el adversario, y en este caso Manuela Carmena también tiene virtudes desde luego importantes.

“El asfaltado de la ciudad está en condiciones muy lamentables”.

¿Cuáles son sus propósitos para Madrid en este 2020?

Para este año 2020, es consolidar el cambio que se inició hace siete meses. Esto pasa en primer lugar, por la transformación digital del Ayuntamiento de Madrid; en segundo lugar, por la estrategia de sostenibilidad ambiental y su implementación definitiva en la ciudad; en tercer lugar, por facilitar solución al problema de la vivienda y por tanto empezar a construir viviendas en la ciudad de Madrid que tengan precios asequibles para que los jóvenes, entre otros colectivos, se puedan independizar en esta ciudad. Por otra parte, arreglar un problema que a nosotros nos tenía muy preocupados, que es la conservación de la ciudad, tanto desde el punto de vista de la limpieza como el estado de las aceras y las calzadas. El asfaltado de la ciudad está en condiciones muy lamentables.

Ya que habla acerca del tema de la vivienda y los jóvenes. Durante la Alcaldía de Manuela Carmena se acusó a plataformas como Airbnb de ser las responsables del aumento de los precios que se vivieron en la ciudad. ¿Qué va a hacer su Gobierno para permitir a los jóvenes acceder a alquilar una vivienda? 

El problema en el aumento de los precios de alquiler no fue Airbnb ni las viviendas de uso turístico, aunque no negamos que puedan haber tenido una cierta influencia porque es cierto que han proliferado a lo largo de los últimos años. El problema de las viviendas en la ciudad de Madrid es que se estranguló completamente la oferta. Subió la demanda porque hubo una recuperación económica y lo que no se produjo es un aumento de la oferta sino su estrangulamiento. Por tanto, lo que ocurrió fue una cuestión meramente economicista: a mayor demanda, si hay menor oferta, se produce un aumento de los precios. Eso es, en líneas generales, lo que ha sucedido, sin perjuicio a cuestiones puntuales que también pueden haber influido. Por tanto, lo que es necesario es aumentar la oferta de vivienda en la ciudad de Madrid y es en lo que estamos trabajando.

Usted gobierna en el Ayuntamiento de Madrid con el apoyo de Ciudadanos y gracias a los votos de Vox. ¿Es complicado gobernar junto a ellos?

En primer lugar, lo que yo diría cuando hay gente que me dice cómo he podido pactar con Vox, les contesto que para que no haya un gobierno de izquierda radical en la ciudad de Madrid. ¿Por qué hay que atribuirle mejor legitimidad democrática a que Podemos esté en el Gobierno de la nación, a que Esquerra Republicana, un partido de golpistas, o a que Bildu, los herederos de ETA, sean condicionantes del Gobierno de Pedro Sánchez y puedan pactar alegremente, mientras que a nosotros se nos critique por pactar con un partido como Vox? Un partido que a mi juicio es plenamente constitucionalista, sin perjuicio de las discrepancias que pueda tener uno con ellos, que yo también por supuesto las tengo. Por tanto, lo primero que hay que decir es que menos mal que llegué a un acuerdo con Vox para que no siguiera gobernando la izquierda radical en la ciudad de Madrid y no siguiéramos teniendo que sufrir su aplastante superioridad moral.

En segundo lugar, tengo un pacto de gobierno con Ciudadanos, que está funcionando, creo yo, razonablemente bien y así se está percibiendo por los madrileños, y tengo un pacto de investidura con Vox, que es al que me voy a atener para poder cumplir y en el cual si yo cumplo y Vox también cumple, ninguno podemos decir nada más allá de felicitarnos por haber podido llegar a un acuerdo que creo que es beneficioso para la ciudad de Madrid.

Parece que considera a Vox como un mal menor para evitar el Gobierno de izquierdas en la ciudad de Madrid que ha mencionado.

No, no considero a Vox como un mal menor. Lo que digo es que desde esas acusaciones que se hacen, a veces, desde la izquierda mediática y política de cómo puede uno pactar con Vox, a mí quienes pactan con Bildu, quienes pactan con Esquerra no me pueden dar ninguna lección de con quién se tiene que pactar o no, y menos con un partido que a mi juicio es plenamente constitucionalista. No es un mal menor pactar con Vox.

José Luis Martínez-Almeida fue elegido como alcalde de Madrid el pasado mes de mayo tras ser la apuesta de Pablo Casado para el Ayuntamiento. FOTO: Pilar Martínez Moreno

Una vez confirmado el nuevo Gobierno nacional, desde el PP ya han señalado que serán la oposición desde el Parlamento. Sin embargo, destaca la posición de líderes autonómicos como Isabel Díaz Ayuso, quien dijo que Madrid sería una “trinchera” contra las políticas del presidente del Gobierno. ¿Qué medidas seguirá el alcalde?

Si se me pregunta como militante del Partido Popular o como líder del Partido Popular en la ciudad de Madrid, lo primero que tengo que decir es que la oposición no nos la va a marcar la izquierda ni mediática ni política. Aquellos que no quieren que gobierne el Partido Popular no son quienes nos van a decir cómo tenemos que hacer la oposición. Tiene que ser una oposición firme, porque son graves los acontecimientos que se han producido en España y es grave el proceso de formación de este Gobierno y no podemos dejar de denunciarlo. Pero también tiene que ser una oposición que se tiene que dirigir a la mayoría de los españoles que ansían vivir bajo la Constitución del 78, con sus vicios y sus virtudes. Por tanto, no hay ningún problema en mejorar lo que ha ido mal, pero no podemos permitir la ruptura de las normas de convivencia democrática mínimas.

“Tenemos una estrategia de sostenibilidad ambiental que es esencial para el futuro de las grandes ciudades y que es diferente a la que planteó el equipo de Gobierno anterior y más ambiciosa”

Desde el punto de vista de lo que es el Ayuntamiento de Madrid, el Gobierno de la nación puede estar seguro de que nosotros somos una administración leal en lo institucional y que por tanto mantendremos las relaciones de cooperación que sean necesarias para dar las mejores soluciones a los madrileños. Pero que quede también claro: lo que no vamos a permitir son injerencias arbitrarias, partidistas o con intenciones claramente políticas de la izquierda en el modelo de la ciudad de Madrid y de la Comunidad de Madrid, porque se han revelado como un modelo de éxito. No es casualidad que seamos la primera comunidad autónoma en PIB por delante de Cataluña por primera vez, sino que es fruto de las políticas que aquí se han establecido. No vamos a permitir que un gobierno de izquierdas ponga en peligro el modelo de Madrid y las políticas que se han establecido. ¿Cooperación y lealtad institucional? Sí. ¿Permitir injerencias arbitrarias, partidistas y fruto del oportunismo de la izquierda? Por ahí no pasaremos.

¿Ha hablado con el presidente Pedro Sánchez acerca de sus planes para la ciudad de Madrid?

Me encantaría que el presidente Sánchez hubiera tenido la deferencia de contestar una carta que le envié en el mes de septiembre, pero ni siquiera ha tenido la cortesía mínima de contestar al alcalde de la ciudad en la que, por cierto, él es vecino. Sería adecuado en términos de cortesía institucional que si el alcalde de Madrid le envía una carta solicitando una reunión, aunque no pueda reunirse o aunque no encuentre el hueco, al menos tenga la deferencia institucional de devolver esa carta.

No se ha producido. Aun así, reiteraré esa carta, porque hay asuntos pendientes e importantes de la ciudad de Madrid con el Gobierno de la nación y, por tanto, yo voy a insistir en tener esas relaciones institucionales.

Sin embargo, el presidente del Gobierno sí que se va a reunir con líderes autonómicos y con uno que, si así lo decide el Tribunal Supremo, en breve podría ser cesado.

Con alguien que debería estar cesado, no con alguien que en breve puede ser cesado. Desde luego, cesado porque es un delincuente como ha declarado el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña. Tenemos una legislación que establece claramente que en caso de haber sido condenado, uno tiene una causa de incompatibilidad y por tanto Quim Torra no debería ser presidente de la Generalitat de Cataluña, lo que no obsta para que Pedro Sánchez pretenda mantener una reunión con él en condiciones de normalidad y sobre todo de bilateralidad entre el Gobierno de España y el Gobierno de la Generalitat de Cataluña, lo que es verdaderamente grave y es lo que hay que transmitir a los españoles, que Pedro Sánchez pacta con aquellos que quieren quebrar y dinamitar el modelo constitucional.

Parece que cuanto más fragmentado está el espacio del centroderecha, más unido está el PP. ¿Qué estrategia van a seguir para volver al Gobierno nacional?

Es obvio que la fragmentación del espacio electoral del centroderecha ha permitido el Gobierno de Pedro Sánchez con el comunismo y con los independentistas. Las cosas hay que decirlas como son, y esa fragmentación del espacio electoral hace que con más votos [los partidos de centroderecha] que los que obtuvo Mariano Rajoy con el PP en 2011, se esté tan lejos de la mayoría absoluta que se obtuvo en ese año. Por tanto, requiere una reflexión de todos los partidos que estamos en ese espacio acerca de si de verdad merece la pena que, uniéndonos mucho más de lo que nos separa, sigamos manteniendo esa fragmentación. El Partido Popular ya hizo esfuerzos y propuso instrumentos y fórmulas que permitían precisamente optimizar los resultados electorales y cada uno de los votos que se obtienen en el espacio electoral del centroderecha, lo que no se produce.

Dicho lo cual, nosotros lo que tenemos claro es que, igual que planteamos ese escenario en el que la fragmentación es un error, seguimos pensando que esa fragmentación a los únicos a quienes beneficia es a la izquierda. El Partido Popular va a seguir teniendo la mano tendida con generosidad y amplitud de miras hacia todos aquellos que quieran participar en un proyecto que lo que ofrece es la convivencia dentro de un modelo constitucional que se ha revelado como un éxito para el desarrollo social, económico y cultural de España durante los últimos 40 años. Y que aunque este modelo tenga defectos y problemas, los superaremos como superamos la situación en la que nos encontrábamos tras la salida de la dictadura.

Como abogado del Estado, ¿qué opinión le merece el nombramiento de Dolores Delgado como nueva fiscal general del Estado?

En términos jurídicos, en términos políticos y en términos democráticos es uno de los hechos más vergonzantes que hemos tenido que vivir durante los últimos 40 años de democracia. Dolores Delgado no está cualificada en términos jurídicos y en términos democráticos para ser fiscal general del Estado porque obviamente no tiene las condiciones de independencia y autonomía que se le deben exigir a un fiscal general del Estado, ya que ha pasado de ser no solo ministra, sino también diputada del Partido Socialista, a fiscal general del Estado.

Esto responde únicamente a lo que dijo Pedro Sánchez en una entrevista: “¿De quién depende la Fiscalía? De mí”, pues lo acaba de demostrar. Acaba de hacer un ejercicio de chulería y arrogancia en la cual le ha dicho a los españoles “¿Me criticáis por lo que dije?” Aquí tenéis la prueba de que lo que decía era cierto. Mi diputada será fiscal general del Estado.

José Luis Martínez-Almeida, durante la entrevista con Mirada21.es. FOTO: Pilar Martínez Moreno

En febrero, presentan a Bruselas Madrid 360, un proyecto con medidas “un 15% más ambiciosas” que los planes de Manuela Carmena, que incluye, por ejemplo, la línea de autobús 0, gratuita y de cero emisiones. El año pasado se registraron los mejores niveles de dióxido de nitrógeno de la década, sin embargo, Madrid sigue incumpliendo la directiva europea sobre niveles de tóxicos. ¿Qué es lo que falla?

Por esto, nosotros siempre dijimos que Madrid Central no era la solución a los problemas de calidad del aire de la Comunidad de Madrid, que no iba a paliar la situación en la que nos encontrábamos y que no íbamos a cumplir con la normativa comunitaria. En el mes de febrero, Madrid ya había incumplido la normativa comunitaria de emisiones para todo el año 2019. Por eso, entendíamos que teníamos que hacer una estrategia que tuviera un carácter global y que enfocara el problema al conjunto de los 21 distritos de la ciudad de Madrid y no únicamente en el Distrito Centro. También, que enfocara el problema a los diferentes focos de contaminación y con diferentes soluciones más allá de una única solución que era la prohibición y la restricción. A partir de ahí, elaboramos esa estrategia que, efectivamente, es un 15% más ambiciosa que el Plan A de calidad del aire del equipo anterior y con la que confiamos poder cumplir con los límites que se nos han impuesto desde la normativa de la Unión Europea. Además, metemos cuestiones tan novedosas como que por primera vez en Madrid va a haber líneas de transporte gratuitas que en este caso van a atravesar todo el Distrito Centro de la ciudad.

Sin embargo, el pasado jueves 9 de enero, su Gobierno activó el escenario 1 del protocolo anticontaminación. 

Así es.

Este escenario no parecía ser de mucho agrado para la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, quien el año lo calificaba como: “Un ataque ideológico que pretende controlar nuestra vidas y decirnos cuándo y cómo tenemos que movernos o entrar en Madrid”. ¿Qué ha cambiado para que se dé esta rectificación?

Creo que las palabras que pronunció Isabel Díaz Ayuso se han descontextualizado respecto a lo que se menciona en cuanto al protocolo anticontaminación. Lo que pretendía transmitir es que la lucha contra la contaminación no se puede hacer únicamente a través de prohibiciones y restricciones y a través de determinar que no se puede hacer una movilidad mediante el vehículo privado, sino que se tendrá que hacer dando alternativas y opciones suficientes al ciudadano para que considere que dejar el coche en casa es la opción más barata en términos económicos y en términos de tiempo. Y, por tanto, esa es la interpretación que cabe dar a las palabras de Isabel Díaz Ayuso, que lo que criticaba del protocolo anticontaminación era la precipitación y la falta de información suficiente con la debida antelación que se daba a los ciudadanos, cuestiones que ya hemos corregido en la aplicación de este protocolo.

Esa falta de antelación era algo que denunciaba su vicealcaldesa, Begoña Villacís, el año pasado cuando el protocolo fue activado por Manuela Carmena. Sin embargo, este año ha ocurrido lo mismo y se avisó a los ciudadanos entrada la noche.

Porque hay que diferenciar entre lo que es un escenario de preaviso, en el que se espera un determinado valor y lo que implica es que no se puede circular a más de 70 km/h en la M-30 y por tanto no supone restricciones a la movilidad de las personas en relación al vehículo que pueden utilizar.

Nosotros lo que dijimos es que en todos aquellos escenarios en los que a las personas se les dice que no van a poder utilizar el vehículo, que no van a poder aparcar y que, por tanto, van a ver modificados sus hábitos de movilidad, era necesario darles una información con la suficiente antelación.

Lo que este Gobierno ha dicho es que, en ese primer escenario, que es sencillamente moderar la velocidad, solo lo podemos activar cuando saltan las alarmas de la estación de medición. Pero que a partir de ese momento y a partir de ese primer escenario, nosotros cada día, a las doce de la mañana, le vamos a decir a los madrileños lo que va a pasar al día siguiente y esta vez cumplimos. El primer día que se aplicó el protocolo anticontaminación le dijimos a los madrileños a las doce de la mañana: mañana con lo que vais a seguir es con la misma limitación y no se va a poder circular a más de 70 km/h. Y al día siguiente a las doce de la mañana les dijimos: mañana, por las condiciones atmosféricas, ya no se va a seguir aplicando el protocolo anticontaminación. Supongamos que se hubieran agravado las circunstancias y hubieran tenido que entrar restricciones de movilidad o restricciones de aparcamiento. A las doce de la mañana del día anterior los madrileños ya habrían sabido que, o bien no podían aparcar en la zona SER (Servicio de Estacionamiento Regulado), o bien que no iban a poder circular con determinados vehículos. Eso es lo que nosotros hemos hecho y nosotros hemos mejorado. Los madrileños, en cualquier momento que vaya a haber una restricción a su capacidad de movilidad y de moverse por la ciudad de Madrid, tendrán información desde las doce de la mañana del día anterior, y no a las doce de la noche como sucedía antes.

En caso de ser necesario, ¿aplicarían las restricciones a la movilidad y al aparcamiento en la ciudad?

Sin duda. El protocolo anticontaminación es una cuestión técnica, ahí no hay valoraciones técnicas ni valoraciones de oportunidad. La normativa europea indica que a partir de la superación de un determinado nivel de emisiones hay un riesgo serio para la salud como consecuencia de la superación de su umbral y, por tanto, hay que hacer un protocolo anticontaminación. Y es cierto que la forma más rápida de bajar la contaminación en un momento dado es mediante la restricción de la movilidad. Por tanto, es una cuestión eminentemente técnica. Si se dieran los supuestos y los parámetros y si no aplicaran esas restricciones estaría prevaricando.

Desde la Fiscalía, se le ha propuesto actuar penalmente contra los vehículos más contaminantes cuando se decreten restricciones de tráfico por altos niveles de polución. Hace unos días afirmó que se lo pensaría. ¿Puede confirmar si ya ha tomado una decisión? 

No, porque tengo todavía pendiente una reunión con el fiscal jefe. He llamado al fiscal de Sala del Medioambiente para poder mantener una reunión con él y para poder establecer cauces y canales de colaboración que me parecen muy razonables, igual con la Fiscalía que con cualquier otra institución que luche en ese empeño común que debemos tener todos por reducir la contaminación y los niveles de polución en la ciudad de Madrid, y estamos a la espera de que me explique concretamente en qué consiste la propuesta que se nos lanzó.

Nosotros siempre apostaremos por la vía de la prevención y la disuasión de la utilización del vehículo privado y de los vehículos contaminantes en los episodios de alta contaminación.

¿Se apoyará a los propietarios de vehículos diésel y modelos contaminantes para cambiarlos?

Sí, a través de una línea de subvenciones que van a lanzar 50 millones de euros destinados a la renovación de vehículos contaminantes en la ciudad de Madrid. Están preparándose las bases de la convocatoria y confío en que salgan pronto porque entendemos que, si le pedimos un sacrificio a los madrileños, como es que en aras de preservar la calidad del aire y reducir la contaminación no pueden circular los vehículos contaminantes, es razonable y justo que con ese esfuerzo nosotros también les ayudemos a poder paliar las consecuencias económicas derivadas de lo que les estamos pidiendo.

Barcelona también ha comenzado a luchar por reducir los niveles de contaminación del aire, a través de una zona de bajas emisiones. ¿Competirá con Ada Colau por ver qué ciudad logra una mejor calidad en el aire? 

Lo que me gustaría decirle es que el problema de la contaminación es un problema que afecta a las dos ciudades y es algo en lo que tenemos que hacer todos los esfuerzos que sean necesarios.

Me congratula la preocupación de Ada Colau por la contaminación, pero no estaría de más que también se preocupara por otras cuestiones que en estos momentos están sucediendo en Barcelona y que están afectando gravemente a cientos de miles de personas que se están viendo sometidas al régimen nacionalista-independentista que se ha asentado y del cual ella es cómplice necesaria. Ada Colau no ha dado una sola palabra de aliento a todos aquellos que de verdad están luchando por derechos y libertades civiles absolutamente elementales y esenciales. Incluso entendió los disturbios tan violentos que se produjeron en Barcelona con ocasión, simplemente, de haberse dictado una sentencia por el Tribunal Supremo. Por tanto, le recomendaría a Ada Colau que también se fijara en otras cuestiones.

Desde luego, lo que también digo es que el plan de Madrid 360 es mucho más ambicioso que la zona de bajas emisiones que se ha implantado en Barcelona. Nosotros no nos limitamos únicamente a prohibir la circulación de vehículo sin etiqueta durante determinadas horas del día, sino que lo que estamos estableciendo es un plan mucho más ambicioso, con medidas complementarias de transporte público o de renovación de calderas que no se han contemplado en Barcelona y que tiene pretensión de llegar a un indicio de reducción de la circulación más alto que el que se va a conseguir con esa zona de bajas emisiones.

José Luis Martínez-Almeida, afiliado al PP desde los veinte años, regresó en 2015 a la política como número tres en la lista que encabezaba Esperanza Aguirre. FOTO: Pilar Martínez Moreno

Ha sido su primera Navidad al frente de la ciudad de Madrid. Le ha dado tiempo, incluso, a competir con Abel Caballero para ver qué ciudad tenía las mejores luces, Vigo o Madrid, ¿han acordado ya quién es el vencedor?

Madrid no compite con Vigo. Entiendo, lógicamente y me parece razonable, que el alcalde de Vigo quiera competir con la ciudad de Madrid, pero Madrid no compite con Vigo.

“Asumimos el compromiso de establecer una Oficina de Accesibilidad que vele por que en todos los espacios públicos cumplan con la normativa de accesibilidad”

También ha decidido colocar más belenes en Madrid, aumentar el número de luces y volver a un modelo de cabalgata tradicional en el que, según sus propias palabras, los reyes magos no iban vestidos con cortinas de ducha. Ahora que ya ha pasado la Navidad, ¿está satisfecho o cambiaría algo?

Estoy satisfecho con cómo han ido las Navidades, aun así, creo que todavía  podemos mejorar. Para ser las primeras y para haber entrado a mitad de año en el Gobierno de la ciudad, se ha hecho un esfuerzo muy importante por recuperar unas Navidades en las que por lo menos hubiera una programación en la que se pudiera reconocer todo el mundo partiendo de la propia esencia que no cabe ignorar. No estamos celebrando el solsticio de invierno, sino que estamos celebrando las Navidades. Y al margen del hecho espiritual que para algunos nos puedan suponer las Navidades, lo que es cierto es que es un hecho cultural que forma parte de la sociedad española y que hay que cuidar. Eso es lo que nosotros pretendíamos, sin ningún tipo de agresión a todos aquellos que no comparten el hecho espiritual de las Navidades, y creo que hemos sabido dar con la fórmula adecuada. Más de un millón y medio de madrileños han participado en las actividades el Ayuntamiento ha programado.

Colocar belenes yo creo que es una obligación por parte del Ayuntamiento. Lo que es opcional para los ciudadanos es ir a verlos o no. Lo que no podía hacer el anterior equipo de Gobierno era eliminar esa opción de las Navidades. Por tanto, quienes querían venir a ver el belén del CentroCentro, que ha sido un éxito con más de 70.000 personas, podía hacerlo, quien no quería verlo, no tenía por qué venir. Esa era la filosofía. Las Navidades tienen que ser un periodo que tiene que estar abierto a todo el mundo y la programación cultural que se ha desarrollado creo que ha respondido a esas pautas y que ha sido una buena programación.

Cabe destacar que ha aumentado casi un 30% las plazas para personas con discapacidad en la cabalgata de este año. Sin embargo, desde ‘El Español’ le acusan de enchufismo y de haber colocado en muchas de estas plazas a hijos y amigos de miembros del Ayuntamiento. ¿Es esto cierto? 

No es cierto, y, además, tengo que desmentir esa noticia y ese titular en el que lo único que se mencionaba es que había una persona que decía que había visto personas enchufadas de este Ayuntamiento que se estaban haciendo fotos con las personas que los habían enchufado. Creo que a partir de un testimonio anónimo no cabe deducir que eso se hubiera producido.

Yo me quedo con que se aumentaron en casi un 30% las plazas para personas con discapacidad; me quedo con que, por primera vez, pajes de los Reyes Magos que iban junto a ellos eran personas que tenían síndrome de Down. Hemos recibido la felicitación de todas las asociaciones de personas con discapacidad. Me quedo con eso antes que con una voz anónima que denuncia sin dar pruebas y sin dar nombres.

Desde diversas asociaciones de personas con discapacidad, lamentan la dificultad que supone el desplazarse por Madrid. ¿Desde el Ayuntamiento tiene previsto planes para hacer más accesible la ciudad?

Tienen razón en un sentido, y es que todos tenemos derecho a disfrutar de la ciudad en las mismas condiciones. Las administraciones tenemos que hacer un esfuerzo preferente y prioritario para que todas aquellas personas que tienen algún problema o alguna discapacidad en el ámbito de la movilidad puedan disfrutar de la ciudad exactamente igual que el resto de los madrileños. Nosotros, ahí lo que asumimos es el compromiso con todas las organizaciones de personas con discapacidad de establecer una Oficina de  Accesibilidad, que es de carácter transversal y que va a ser la encargada de velar por que en todos los espacios públicos, en todas las obras que se lleven a cabo con el Ayuntamiento y en todas las obras que ya se han llevado a cabo se vea si efectivamente se cumple con la normativa de accesibilidad y que buscará que en todos aquellos espacios públicos que ya estén edificados y urbanizados se puedan adoptar soluciones que mejoren la movilidad. Era un compromiso que asumimos y que también hemos cumplido.

La publicación del informe Foessa sobre exclusión y desarrollo social en Madrid ha arrojado datos que prueban los altos niveles de desigualdad existentes (los más altos de España). Usted dijo que esto es inherente en las sociedades desarrolladas, sin embargo, ¿qué hará su Gobierno para reducir esta desigualdad?   

Mencioné que, efectivamente, en primer lugar, contra lo que tiene que luchar un Gobierno es contra la pobreza. Ese debe ser el objetivo fundamental, y la pobreza se lucha mediante la creación de riqueza. Por tanto, esto quiere decir que en el proceso de creación de riqueza se van a producir desigualdades que los poderes públicos tenemos la obligación de tratar de paliar en la medida de lo posible.

En este punto hay dos fórmulas: o el igualitarismo de la izquierda, que habitualmente se identifica precisamente con la pobreza y del que todos tenemos ejemplos en la cabeza, de sociedades empobrecidas gestionadas por la izquierda que son absolutamente igualitarias, como, por ejemplo, Cuba. Hay pocas sociedades más iguales que Cuba, lógicamente en la pobreza. Otra opción es la igualdad de oportunidades. Lo que desde los poderes públicos tenemos que generar es que cualquier persona, al margen de la condición social y cultural que tenga, pueda tener las mismas oportunidades que otra para poder progresar. Por eso la gente está viniendo a Madrid, porque no vienen en busca de la pobreza, sino que vienen en busca de oportunidades que sabe que se crean en una sociedad dinámica, libre, abierta y que pretende progresar. Son dos vías completamente diferentes para paliar la desigualdad.

La Navidad ha terminado, sin embargo, el invierno continúa. ¿Qué medidas va a tomar su Gobierno para evitar que las personas sin hogar duerman en la calle? 

Estamos haciendo un esfuerzo sin precedentes para que ninguna persona duerma al raso en Madrid porque somos conscientes de la tragedia que eso supone y, además, en una época de frío invernal como la que estamos atravesando en estos momentos. Hay que distinguir dos situaciones: lo que por un lugar lo que son los recursos tradicionales del Ayuntamiento de Madrid, la denominada campaña del frío, que está adecuadamente dimensionada para que ninguna persona que tenga que pasar la noche en la calle no pueda pasarla precisamente en un albergue del Ayuntamiento de Madrid. Pero en segundo lugar hay un fenómeno que se ha producido, que es una llegada masiva de refugiados y asilados, fundamentalmente de Venezuela, lo cual no es casualidad, que ha generado que esta, que es una competencia del Gobierno de la nación, haya tenido que ser asumida por los medios del Ayuntamiento de Madrid. ¡Hemos llegado a acuerdos con ayuntamientos para que nos cedieran viviendas para que nadie tuviera que pasar la noche al raso en la ciudad de Madrid! Estamos tratando de exigir al Gobierno de la nación, que es quien tiene la competencia y tiene la responsabilidad, que no nos eche toda la carga nosotros, porque no tenemos más capacidad para atender este tipo de situaciones.

Estamos llegando a acuerdos con la Comunidad de Madrid, como es la colocación de esas viviendas prefabricadas, o con esos ayuntamientos para tratar de paliar esas situaciones. Pero este esfuerzo humanitario que estamos haciendo tiene que ser acompañado por un Gobierno de la nación que deje de desentenderse de su competencia y de su responsabilidad.

¿Desde la convocatoria del primer Consejo de Ministros de esta legislatura, nadie se ha puesto en contacto con el Ayuntamiento de Madrid para tratar este problema?    

Trabajé con el ministro de Migraciones, con José Luis Escrivá, en la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal. Hace ya cinco años que me marché de trabajar en Airef y sin embargo hemos seguido a lo largo de todo este tiempo manteniendo esta buena relación y eso ha hecho que ya hayamos podido intercambiar unos WhatsApp para poder celebrar pronto una reunión y poder abordar esta cuestión.