«No hay que mirar a Vox, sino a nosotros mismos»

José Luis Martínez-Almeida ha visitado la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) para hablar sobre la importancia de una correcta comunicación en los tiempos de crisis. Además, ha analizado los resultados del Partido Popular en las elecciones catalanas de este domingo

José Luis Martínez-Almeida, en el acto del Aula de Liderazgo. FOTO: Juan María Villagrán.

Noticia redactada por Cristina Camacho Poma y Andrés Pelayo Alfonso

José Luis Martínez-Almeida ha rechazado achacar los malos resultados del Partido Popular en las elecciones de Cataluña a la irrupción de Vox en el Parlamento catalán. El alcalde de Madrid considera que hacerlo “supone una pérdida de tiempo” y que el verdadero objetivo del Partido Popular debe ser mirarse a sí mismo, en lugar de a las acciones de los demás.

En referencia a la Ejecutiva Nacional del partido que se ha celebrado el martes, Martínez-Almeida rechazó adelantar cualquier tipo de información acerca de lo que se trataría, aunque más tarde se ha conocido la decisión del Partido Popular de abandonar la sede central situada en la calla de Génova, 13, en Madrid, sobre la que pesa una investigación acerca de la forma en la que fue financiada. El alcalde, además, pidió a la prensa no hacer hipótesis acerca de lo que se trataría en el seno del partido.

Estas declaraciones se produjeron después de la conversación que Martínez-Almeida mantuvo, este lunes 15 de febrero, en el Aula de Liderazgo del Instituto Atlántico de Gobierno, donde fue invitado por el expresidente del Gobierno José María Aznar, principal impulsor de esta iniciativa que se celebra en la Universidad Francisco de Vitoria (UFV). Martínez-Almeida habló sobre la importancia de una correcta comunicación en los tiempos de crisis. El alcalde, como él mismo destacó a lo largo de su intervención, contabiliza en sus dos años al frente de la capital varias crisis a las que ha debido hacer frente, como la tormenta Filomena —la mayor nevada en la ciudad de Madrid en más de 140 años—, la crisis del coronavirus o la explosión en un edificio de la madrileña calle de Toledo, momento que Martínez-Almeida destacó como “el más angustioso” de su carrera.

«La fragmentación del centro-derecha favorece la permanencia de Sánchez e Iglesias en el Gobierno”, lamentó Martínez-Almeida.

Martínez-Almeida no evitó referirse a los malos resultados electorales del domingo, donde su partido, con Alejandro Fernández a la cabeza, cosechó tres escaños, uno menos que en 2017. Destacó la mala noticia que supone una participación tan baja y la achacó al “hartazgo y a la pandemia”. El alcalde destacó la situación de orfandad de muchos votantes constitucionalistas a los que los partidos no consiguieron atraer a las urnas. Además, evitó culpar a Alejandro Fernández de los malos resultados, ya que considera que el exconcejal de Tarragona ha hecho un “muy buen trabajo”. Sobre el papel del Vox —nueva cuarta fuerza en el Parlamento catalán—, Martínez-Almeida no negó el llamado “efecto Vox”, pero enfatizó lo favorable que, a su parecer, resulta la fuerza del partido de Santiago Abascal a costa del Partido Popular para las intenciones del presidente del Gobierno: “Sánchez prefiere un Vox fuerte que un PP fuerte. Es una buena noticia para ellos. También para los independentistas”.

El expresidente del Gobierno José María Aznar realizó un apunte con respecto al proceso electoral en Cataluña, del que dijo que ha supuesto un descenso para el constitucionalismo y un aumento para el independentismo. Además, Aznar destacó cómo el total del voto independentista supera por poco un 25% del censo electoral, por lo que “plantear una secesión de España no parece un objetivo realista”.

Al ser apelado acerca de la posibilidad de la fórmula España Suma —propuesta por la que Vox, Ciudadanos y Partido Popular concurrirían en una lista común a las elecciones que acordaran—, Martínez-Almeida señaló que en el centro-derecha no hay espacio para tres marcas, ya que la fragmentación en ese sector político “favorece la permanencia de Sánchez e Iglesias en el Gobierno”. Con respecto al PP, remarcó la posición del partido como el único capaz de “aglutinar un proyecto transversal de todo aquello que está en la derecha del PSOE”. Como ejemplo de ello, puso los años de Aznar al frente de lo populares.

«Todos sus esfuerzos (los de Pedro Sánchez) consisten en poder seguir en el Palacio de la Moncloa, a costa de los riesgos que suponen», criticó el alcalde de Madrid.

Como principales claves en el aspecto de la comunicación política, el alcalde destacó la necesidad de la transparencia en el mensaje. Además, añadió que la buena comunicación ha de acompañarse de una buena gestión, como dos caras de una misma moneda, para resolver los problemas de los ciudadanos. Con respecto a la coalición que gobierna en el Ayuntamiento de Madrid, Martínez-Almeida confirmó la buena sintonía que existe entre los socios de Gobierno, en especial con la vicealcaldesa, Begoña Villacís, con quien destacó que vive «un matrimonio político». Además, resaltó la lealtad necesaria para servir a los ciudadanos de la ciudad, detalle esencial en su Gobierno, en el que existe una gran relación a pesar de los conflictos: “Tengo una buena relación con Villacís, pero tenemos discrepancias, aunque no ha habido demasiadas”.

Martínez-Almeida alabó el modelo de Madrid, del que dijo que es “la mayor oposición al Gobierno de Pedro Sánchez”. Con respecto al Ejecutivo nacional, el alcalde de la capital destacó lo favorable que el vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, es para los deseos políticos del presidente Pedro Sánchez, ya que con sus declaraciones —como la realizada en contra de la calidad democrática de España— “permiten desviar la atención de las decisiones que se toman en La Moncloa” y centran el debate en las palabras del líder de Podemos, lo que permite que Sánchez se mantenga en la Presidencia a toda costa: “Todos sus esfuerzos consisten en poder seguir en el Palacio de la Moncloa, a costa de los riesgos que suponen”.