Madres e hijos no serán separados al llegar a Canarias

Varios medios alertaron hace una semana sobre la separación que estaban viviendo familias durante la espera de los resultados de ADN que confirmaran su parentesco.

Dos niños juegan en un columpio tras haber sido rescatados. FOTO: Twitter @openarms_fund

El fiscal superior de Canarias, Luis del Río, ha rectificado este miércoles la decisión de separar a las familias inmigrantes que llegaban a Las Palmas para comprobar a través de un análisis de ADN si eran parientes. Según la Cadena SER, que ha tenido acceso a la instrucción, los menores entrarán en los centros de protección con las personas que digan ser sus progenitores.

El cambio de criterio ha tenido lugar después de la noticia, del eldiario.es, de que varias madres habían sido separadas de sus hijas cuando llegaron a las islas y no habían tenido ningún contacto. Uno de esos casos es el de Marissa, quien huyó con su hija para que no le realizaran la mutilación genital femenina en Guinea Conakry. Cuenta, para EFE Canarias, que cuando llegaron a Fuerteventura, las separaron para realizar las pruebas y determinar si eran parientes. No obstante, han pasado dos meses sin ninguna comunicación.

La Fiscalía se pronunció ante este hecho la semana pasada alegando que el dictamen era temporal debido a que desde 2019 habían incrementado el número de desapariciones de mujeres que afirmaban ser las madres de los niños y que en los resultados biológicos no había ningún vinculo. Estos casos son conocidos como “niños ancla” y decidieron actuar para evitar la trata de personas. Asimismo, explican que por la presión migratoria de estas últimas semanas, el Cuerpo Nacional de Policía, que realizaba las pruebas de ADN, había sufrido demasiados retrasos.

Esta noticia también llegó al Parlamento canario, donde la consejera de Derechos Sociales del Gobierno de Canarias, Noemí Santana, solicitó a la Fiscalía que revisara esta medida. Además, afirmó que ya estaba en contacto con la Viceconsejería de Justicia y la Dirección General de Relaciones con la Administración de Justicia para que las muestras de ADN se agilizaran y así minimizar el tiempo de separación entre madres e hijos.

Aumento de pateras a Canarias
La Cruz Roja y Cruz Blanca habilitarán tres centros para albergar a más personas para que no se separen hasta tener la respuesta del ADN. El drama de la separación de madres e hijos no es el único problema que se está viviendo las islas. Según Salvamento Marítimo, desde principios de 2020, la llegada de inmigrantes mediante pateras se ha incrementado en un 600% con respecto al año pasado. Actualmente, hay más de 5.700 inmigrantes en Canarias, donde el 80% han tenido que ser alojados en complejos turísticos que no están teniendo actividad debido a la crisis del coronavirus.