Interior acerca a cinco etarras a cárceles próximas al País Vasco

El Gobierno realiza este aproximamiento el día en el que EH Bildu ha confirmado que dará su apoyo a los presupuestos

Simpatizantes de ETA muestran su apoyo a la banda criminal tras comunicar en 2011 el cese definitivo de violencia.

El Ministerio del Interior realizará un acercamiento de presos de ETA a cárceles próximas al País Vasco. La decisión llega después de que la formación EH Bildu anunciara que apoyará los presupuestos del Gobierno de coalición “si las cosas no se tuercen”. Así, Mikel Azurmendi Peñagaricano y Maite Pedrosa Barrenechea pasarán de una cárcel en Valencia a otra en Zaragoza. El primero fue condenado a 30 años de prisión acusado de ser el responsable del asesinato del matrimonio Jiménez-Becerril y García Ortiz, en 1988; la segunda fue condenada por su participación en este. Alberto Jiménez-Becerril y su esposa, Ascensión García Ortiz, fueron asesinados mientras regresaban juntos a su domicilio. La banda terrorista ETA dejó a tres niños huérfanos.

Desde el PSOE y la oposición reniegan de esta decisión
La hermana de Alberto Jiménez-Becerril y diputada por el Partido Popular en el Congreso, Teresa Jiménez-Becerril, ha anunciado que pedirá explicaciones al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por estos hechos. Además, critica que el apoyo de EH Bildu a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) tiene una serie de condiciones: “Detrás del apoyo de Bildu hay acercamientos como los de los asesinos de mi hermano”. Dentro del Partido Socialista han surgido voces contrarias a esta decisión. Desde Extremadura, el presidente de la comunidad, Guillermo Fernández Vara, ha calificado esta decisión como un reflejo de un fracaso como nación. El mandatario extremeño ha escrito en sus redes que necesitará medicamentos para no sentir náuseas por este apoyo.

Desde la oposición, se muestran en contra de esta decisión. El líder del Partido Popular en Galicia, Alberto Núñez Feijoo, ha criticado que un partido que no ha condenado la violencia terrorista pueda formar parte de unas negociaciones de este tipo: “Ver a EH Bildu manejar la política de Estado produce un escalofrío democrático”. El presidente del Partido Popular, Pablo Casado, ha anunciado que no apoyará los presupuestos de Sánchez porque “llevan el sello de Bildu y ERC”. Además, ha exigido al presidente del Gobierno que explique qué promesas ha realizado a la formación política vasca para que apoye estas cuentas.

La decisión de EH Bildu ha recibido el apoyo del vicepresidente Pablo Iglesias, quien en redes sociales ha mostrado su alegría porque los Presupuestos Generales del Estado (PGE) reciban el apoyo “de una mayoría plural de izquierdas”. En otro mensaje, el líder de Podemos ha clasificado a Bildu como un partido que marcará la “dirección de Estado”.

Esta acción forma parte de la política de flexibilización que el ministro Fernando Grande-Marlaska ha llevado a cabo desde que sustituyó a Juan Ignacio Zoido, del Partido Popular, al frente de Interior. Durante el tiempo que ha ocupado el puesto, el ministro ha suavizado la condena —ya sea a través de acercamientos a cárceles cercanas al País Vasco o a través de rebajas en el grado penitenciario—.