Fracasa la moción de censura en la Región de Murcia

Fernando López Miras mantiene la Presidencia, gracias al voto de los tres tránsfugas de Ciudadanos y de cuatro diputados de Vox

Fernando López Miras
Fernando López Miras (en el atril) continuará siendo el presidente de la Región de Murcia. Foto: Twitter Fernando López Miras @LopezMirasF

La moción de censura presentada por el PSOE y Ciudadanos contra el Gobierno del PP y Ciudadanos en la Región de Murcia ha fracasado. Fernando López Miras continuará presidiendo la comunidad, gracias a los votos de tres diputados de Ciudadanos que dieron marcha atrás, los tres disidentes de Vox y otro diputado que ha votado en contra. Además, el presidente de la Asamblea regional, Alberto Castillo, de Ciudadanos, se ha abstenido.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, ha ido hasta la Región de Murcia para estar presente en el momento de la votación, que empezó este jueves, a la 13:30 h. “Hoy, aquí, empieza la reconstrucción del centroderecha”, ha proclamado tras conocerse el resultado. En esos momentos, en sus filas reinaba un ambiente de euforia por la reciente victoria.

El primero en tomar la palabra durante la segunda sesión del debate ha sido el secretario general del PSOE murciano, Diego Conesa. Conesa ha hablado de la “mala imagen” que está dando Murcia a nivel nacional por haberse convertido en un “laboratorio de la ultraderecha”, así como por “la corrupción del Gobierno, las vacunaciones irregulares de altos cargos de su partido, la degradación ecológica y, ahora, la compra de voluntades en carne viva”.

Con esto último, hacía referencia a los tres tránsfugas de Ciudadanos, a los que se ha dirigido de forma directa: “Franco, Valle, Álvarez, la vergüenza les va a acompañar para siempre”. Conesa les ha pedido que si todavía les quedaba “algo de dignidad” no “ensuciaran las instituciones” y abandonaran sus actas de inmediato. Además, les ha asegurado que su palabra “no va a valer para nada de ahora en adelante”: “Serán tratados como tránsfugas. ¡Qué vergüenza!”.

Juan José Liarte, portavoz de los tres miembros de Vox que fueron expulsados del partido pero que aún conservan sus actas, también ha intervenido. Al PSOE le ha recordado que “no hace ni 24 horas” consideraban sus votos “pura ambrosía”, a pesar de que ahora les “han acusado de ser la ultraderecha”. Liarte también ha respondido a las acusaciones de la cámara por “no pertenecer a ningún partido”, y ha asegurado que “los ciudadanos están más dispuestos a confiar en las personas que en los partidos”.

Pablo Casado se ha acercado, junto con López Miras, a saludar a los disidentes de Vox tras conocer el resultado de la votación. Ahora, están negociando su posible entrada en el Gobierno de la región. Liarte ha asegurado que la Cartera de Educación es una de las consejerías que más le interesan, y sigue reclamando la implantación del veto parental. “Para nosotros es un símbolo”, ha asegurado.