Felipe VI pide impulsar la ciencia para lograr el progreso en España

El Rey ha pedido trabajar para que la ciencia y los científicos españoles sean reconocidos y “ocupen el lugar que les corresponde”

Elías Gabriel Campo (c) recoge el Premio Nacional de Investigación Gregorio Marañón, en el área de medicina. Foto: Casa Real.

Los Reyes de España han entregado, este lunes, los Premios Nacionales de Investigación 2020, en el Palacio de El Pardo (Madrid). El Ministerio de Ciencia e Innovación le ha otorgado los galardones a Francisco Sánchez Madrid, Susana Narotzky, José Capmany, Elías Campo, Nazario Martín, Xavier Querol, Carme Torras, Laura Lechuga, Luis Ibáñez y Xavier Vives.

Felipe VI ha señalado, durante su intervención, la necesidad de aprovechar el “momento” actual “para dar un nuevo impulso” al “sistema de ciencia e innovación” de España. El Rey ha explicado que hay que apoyar a este sector “como garantía de progreso” y también como “acto de solidaridad con las generaciones del futuro”. Además, ha pedido que “el día a día” no se ponga por delante de la “visión de largo plazo”.

El jefe de Estado ha explicado que ese nuevo impulso a la ciencia será de gran utilidad para “construir un país mejor para todos”. Felipe VI también ha insistido en que es necesario poner todo “el énfasis posible” para que centros de investigación, universidades, empresas y fundaciones del país estén “en vanguardia” y colaboren en esos avances en el conocimiento y en los descubrimientos científicos y tecnológicos.

“La emergencia de la covid-19 ha puesto de relieve, de manera dramática, el valor de la ciencia como herramienta esencial”, ha asegurado Felipe VI.

Felipe VI ha engrandecido el “valor y la utilidad de los resultados científicos para todas las sociedades del mundo”, y ha hecho hincapié en que la ciencia supone un espacio “para la esperanza”, además de ser una “herramienta verdaderamente poderosa”. Con respecto a la crisis sanitaria provocada por la pandemia, el Rey ha explicado que las vacunas permiten mirar hacia delante con más optimismo. “Hay años más difíciles que otros para la investigación y para quienes la lleváis a cabo, pero la emergencia de la covid-19 ha puesto de relieve, de manera dramática, el valor de la ciencia como herramienta esencial para resolver muchos de los grandes retos de la humanidad”, ha señalado el jefe de Estado.

Felipe VI ha destacado que aún “hay tantos retos por delante y, en concreto, uno que lo gobierna casi todo, que es el reto medioambiental y cambio climático”. También ha recalcado la colaboración en el ámbito científico, además del valor ético de la búsqueda del bien común. El Rey ha señalado que este año las vacunas han vuelto a enseñar “el valor inmenso” que la ciencia e innovación aportan a todo el mundo, y ha recordado la “labor pionera” de Santiago Ramón y Cajal y de Jaime Ferrán.

Para concluir, el Rey ha felicitado a los “mejores” científicos e investigadores de España. “Hoy celebramos los éxitos de los premiados, así como de la ciencia y la investigación españolas; pero también es sin duda una ocasión inmejorable para ensalzar el valor y la utilidad de los resultados científicos para todas las sociedades del mundo”, ha terminado Felipe VI.

La importancia de los premios
Estos galardones fueron creados en 1982, y significan el reconocimiento más importante de España con relación a la investigación científica y la innovación. Los Premios Nacionales de Investigación siempre han sido respaldados por la Casa Real, pues ha declarado en varias ocasiones la importancia y el “valor” que tienen.

El Ministerio de Ciencia e Innovación ha asegurado que los premios reconocen el mérito de aquellos investigadores españoles que están haciendo una labor destacada en ámbitos científicos de importancia internacional y que contribuyen al avance de la ciencia, a un mayor conocimiento del ser humano y su convivencia, y al progreso de la humanidad.