El Rey visitará Barcelona acompañado por Pedro Sánchez

Felipe VI y el presidente del Gobierno coincidirán en la Ciudad Condal tras la ausencia del monarca en la entrega de despachos a los nuevos jueces del pasado 25 de septiembre

El rey Don Felipe y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, compartirán agenda el próximo 9 de octubre en Barcelona. FOTO: Flickr

Felipe VI regresará a Cataluña después de varias semanas convulsas debido a su ausencia en la entrega de despachos a los nuevos jueces. Lo hará el viernes 9 de octubre, acompañado por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para asistir a la entrega de premios Barcelona New Economy Week (BNEW), donde serán los encargados de dar los galardones. El Rey, que no viajaba a Cataluña desde el pasado 20 de julio, fecha en la que acudió a Tarragona en la ronda que realizó por todo el país junto a doña Letizia, aprovechará además la ocasión para visitar la incubadora de empresas de la ciudad.

Tanto el presidente como el monarca compartirán agenda por segunda vez en la misma semana, pues el martes 6 de octubre coincidirán en el acto anual del Patronato del Instituto Cervantes, en Madrid.

Con esta visita, Moncloa y Zarzuela buscan reflejar la unidad existente entre ambas instituciones tras la polémica que provocó la negativa del Gobierno central a la presencia del monarca en la entrega de despachos anual. Este lunes, el ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, confirmaba en una entrevista en Onda Cero que la ausencia de don Felipe se debía a la cercanía de la sentencia contra Quim Torra (condenado por desobediencia e inhabilitado como presidente de la Generalidad) y por la proximidad del 1 de octubre (fecha simbólica para el independentismo). Ante esta situación, el Ejecutivo no quiso que acudiera por la “tensión” que podía provocarse.

Las palabras del presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, en las que filtraba cómo al Rey “le habría gustado estar en Barcelona”, no fueron bien recibidas en varios sectores del Gobierno. Los ministros de Podemos acusaban a Felipe VI de maniobrar contra el Ejecutivo y reprochaban que el monarca hubiera, a su parecer, faltado a la neutralidad que su posición le exige.

El vicepresidente y presidente en funciones de la Generalidad, Pere Aragonès, no acudirá al acto ni recibirá al monarca. El consejero de Interior catalán, Miquel Samper, ha anunciado que los Mossos d’Esquadra garantizarán la visita, a pesar de las manifestaciones anunciadas por los CDR. Los autodenominados Comités de Defensa de la República han confirmado que marcharán en señal de protesta para recordarle a Felipe VI “que no es bienvenido”.