“Siempre me ilusionó que mis historias estuvieran en la estantería de alguien”

Ángela García, estudiante de Periodismo, publicó su primer libro cuando tenía 17 años. En esta entrevista a Mirada 21 cuenta su experiencia como autora

Ángela García
Imagen propia

Actualmente, las becas para publicar un libro son de tan solo cinco al año para toda la Comunidad de Madrid. Además los requisitos para obtenerla son tan estrictos que es difícil conseguirlo. Ángela García, estudiante de Periodismo y escritora, es una joven que con 17 años autopublicó su primer libro, Ciro.

¿Cómo llegó a escribir y publicar un libro?                                                      Redactar el libro no fue muy complicado, dentro de lo que ya es escribir, es tener una idea y plasmarlo en el papel para poder observarla desde fuera. El publicarlo es otra historia. Eso que antes era solo tuyo pasa a estar en un lugar público, todo el mundo puede acceder al libro, y, eso da miedo. Sin el apoyo de mi familia y amigos no hubiera tenido el valor de lanzarme a publicar, ellos me hicieron darme cuenta de que no perdía nada, nadie me conocía en ese ámbito y, en el caso de que saliera mal y nadie comprase el libro no me iba a desmotivar, era solo el primer intento.

¿Qué le hizo entrar en el mundo de la escritura? ¿Quién le inculcó el amor hacia los libros?                                                                                                                      Al final, a quien le gusta escribir tiene siempre el gusanillo de ponerse a redactar, pero lo mío fue más por todos los libros que leía. En mi casa, mis padres siempre estaban con un libro en la mano, y en casa tengo estanterías llenas, desde pequeña siempre tuve la ilusión de que mis historias pudieran estar en la estantería de alguien.

¿Cómo se ha sentido al ser una escritora tan joven?                                              Orgullosa de mí misma por haber dado un paso tan grande, pero a la vez tengo como una sensación de vértigo porque la literatura es un mundo muy amplio. Tengo la suerte de tener amigos escritores de más prestigio en lo que es la literatura juvenil, como Marisol Sales, que me están ayudando muchísimo con todo lo que tiene que ver con las publicaciones y el desarrollo de los libros.

¿Cómo llegó a publicar su primer libro?                                                                  Miré varias opciones de editoriales, pero ninguna se adaptaba a mi poco presupuesto, el ser tan joven afecta, puesto que no tienes tantos ingresos y no puedes hacer frente a los precios de una editorial. Por eso, la solución que encontré fue autopublicar, es gratuito en la mayoría de los casos y puedes acceder al libro por Internet, según se van pidiendo se imprimen los libros, por eso nunca hay problemas de stock.

Para llegar a ser escritora, ¿se ha sentido ayudada por alguna institución?          No es que no me haya sentido ayudada, sino que realmente no hay muchas ayudas para escritores noveles. Hay concursos a los que puedes presentar tu novela, ensayo… y si ganas te publican el libro, por ejemplo. Pero, realmente, no hay ayudas.