Instagram puede dañar la salud mental de los jóvenes

La red social, según un informe revelado por The Wall Street Journal, agrava los problemas psicológicos, ya que "el 32% de las adolescentes dijeron que cuando se sentían mal con sus cuerpos, Instagram les hacía sentir peor"

Escrito por María Soler y Celia Vázquez

The Wall Street Journal ha publicado un informe sobre los efectos que la plataforma Instagram provoca en algunos jóvenes. Las investigaciones comenzaron hace tres años y abordan aspectos de la salud mental de los usuarios. Entre ellos, destacan la ansiedad, la depresión, la distorsión de la propia imagen e incluso el suicidio. 

Según los documentos a los que ha tenido acceso The Wall Street Journal, son numerosas las consecuencias que Instagram tiene sobre la salud mental de los jóvenes, en concreto, sobre las adolescentes. “El 32% de las adolescentes dijeron que cuando se sentían mal con sus cuerpos, Instagram les hacía sentir peor”, concluye el informe. Las investigaciones llevan tres años en curso y la compañía conoce las secuelas que la plataforma ha provocado en los usuarios, especialmente desde 2019, año en el que empeoraron “los problemas de imagen corporal en una de cada tres jóvenes”.

“Solamente se muestra lo bonito. Esto les limita muchísimo a la hora de poder identificar cuáles son sus propias dificultades, las que no se pueden tapar con una sonrisa fingida”, destaca Antonio Molina, educador social y fundador de Fromm Bienestar.

Otro de los desencadenantes que los jóvenes destacaron es el aumento de la tasa de ansiedad y depresión por culpa de Instagram. Según Antonio Molina, educador social, fundador de Fromm Bienestar y director de proyectos: “Solamente se muestra lo bonito. Esto les limita muchísimo a la hora de poder identificar cuáles son sus propias dificultades, cuál es esa parte que conlleva sufrimiento, la que no se puede tapar con una sonrisa fingida”.

El informe también incluye una serie de testimonios reales. Adolescentes que narran su experiencia en primera persona. Entre ellos, destaca el de Eva Behrens, de 17 años: “Cada vez que me siento bien conmigo misma, voy a Instagram y luego todo desaparece”. La joven ha declarado que la mitad de las niñas de su clase sufren problemas con su cuerpo por culpa de la aplicación.

Además, Lindsay Dubin confiesa que desde que buscó entrenamientos en la plataforma, su apartado de «Explorar» está repleto de publicaciones relacionadas con esta temática, de cuerpos “perfectos”. «Me golpean con eso cada vez que entro en Instagram», ha confesado al periódico estadounidense.

Asimismo, la principal causa de mortalidad entre jóvenes, el suicidio, es también uno de los puntos que destaca el informe. En relación con este problema, la encuesta realizada por el equipo de investigadores de Facebook desveló que entre los adolescentes que confesaron tener pensamientos suicidas en Estados Unidos y Reino Unido un 6% y un 13% de ellos, respectivamente, buscaron el deseo de quitarse la vida en Instagram.

Instagram Kids
Mark Zuckerberg, fundador de Facebook (propietario de Instagram), mostró en marzo de este año su deseo de crear un Instagram para menores de 13 años (edad mínima para crearse un perfil en dicha aplicación). Ante esta iniciativa, 44 fiscales firmaron un comunicado dirigido a Zuckerberg, con el fin de paralizar dicha propuesta, y advertían de los efectos colaterales que podía tener en la salud mental de los niños. “Con menos de 14 años, entendemos que una persona no está preparada para hacer un uso responsable, aun así, si se quisiera anticipar esa edad, entendemos que debe haber mucha pedagogía detrás”, defiende Antonio Molina. 

Otro de los principales aspectos que trata el documento revelado es el autocontrol de los jóvenes. El texto informa de que los adolescentes tienen la intención de reducir el tiempo que consumen en Instagram, pero, sin embargo, son incapaces de hacerlo.

Más informes sobre Facebook
The Wall Street Journal no solo ha tenido acceso a las investigaciones sobre la repercusión de Instagram en los jóvenes. En total, son nueve informes, de los cuales cinco han sido publicados. Entre ellos, el primero cuenta cómo Facebook tiene, presuntamente, un espacio secreto en la plataforma para una serie de personas. El programa se llama XCheck e incluye hasta cinco millones de usuarios. Este grupo goza de unos privilegios y unas normas distintas a las del resto de perfiles de la aplicación. Entre ellos, según afirman, pueden infringir las normas de comportamiento de la propia plataforma y subir contenido que en principio está vetado por la aplicación.

Uno de los ejemplos que el periódico estadounidense explica es el caso de Neymar. El futbolista publicó en 2019 desnudos de una mujer que anteriormente le había acusado de violación. Facebook borró inmediatamente las fotos sin aplicar ningún tipo de sanción.

La respuesta de Facebook
Ante las acusaciones vertidas, Facebook ha respondido con un comunicado en el que rechaza la idea de que la empresa ignore los resultados de las investigaciones que realiza. A su vez, defiende que los estudios se centran en “problemas complejos para los que no hay respuestas fáciles, a pesar del deseo de reducirlos a un titular de periódico que llame la atención”.

Asimismo, Facebook ha añadido: “Continuaremos invirtiendo en la investigación de estos problemas serios y complejos. Haciéndonos las preguntas difíciles. Y seguiremos mejorando nuestros productos y servicios como resultado”.