Bright Ears, un proyecto que fabrica juguetes inclusivos

Clare Tawell, una mujer inglesa, comenzó a confeccionar manualmente muñecos con audífonos cuando a su hija le pusieron uno

Existen distintos modelos con sonda nasogástrica, bolsa de insulina o labio leporino.

 “Esto solo satisface una necesidad que no se está satisfaciendo”, afirmaba Clare Tawell para la BBC. La empresa sin ánimo de lucro vende muñecos que reproducen diferentes discapacidades que puede sufrir un niño. Su principal fin es representar estos problemas para que los más pequeños puedan verse reflejados en sus juguetes. Además de muñecos con audífonos, también vende modelos con labio leporino, con bomba de insulina o con tubos de alimentación.

Abrió en 2017 y desde entonces fabrica estos juguetes. “No lo hago para ganar dinero”, declaró Tawell a la BBC, en la misma entrevista en la que afirmó que “es muy importante para ellos ver la sordera representada en tantas áreas como sea posible, porque les ayuda a comprender que hay otras personas como ellos”.

La emprendedora cuenta en su perfil de Facebook, desde donde publicita todos los productos, que la idea surgió cuando a su hija Matilda le pusieron un audífono: “Sé de primera mano cómo de especiales y empoderadores pueden ser estos muñecos para los niños”, afirmaba Tawell. Comenzó incorporando audífonos a los juguetes y a partir de ahí ha creado nuevos modelos, para adaptarse a la necesidad de los más pequeños: verse reflejados en sus muñecos.

Tawell pone en venta estos productos que rondan desde los 25 a los 35 euros en su perfil de Etsy, una plataforma que únicamente distribuye artículos hechos a mano, vintage o materiales para la artesanía. Desde este perfil, numerosos productos donde se puede encontrar muñecos con audífono (el más vendido), con tubo de alimentación, con bolsa de estoma de ileostomía o sonda nasogástrica. Asimismo, distribuye muñecos con bolsa de insulina, que incluyen una banda en el vientre para colocar la bomba y un sensor que se puede poner en cualquier parte del juguete. Además, existe también un modelo de muñeco con labio leporino que presenta múltiples diseños para que el juguete tenga el mismo labio que su dueño. A su vez, Tawell tiene una colección con los clásicos personajes de dibujos animados como Woody de Toy Story, la Cenicienta o Ariel, a los que les añade diferentes dispositivos médicos. Bajo la petición del cliente, también es posible que el consumidor personalice su juguete para incorporar varios aparatos médicos a la vez.

“Es muy importante para ellos ver la sordera representada en tantas áreas como sea posible, porque les ayuda a comprender que hay otras personas como ellos”, afirma Tawell.

Se pueden encontrar todo tipo de valoraciones positivas tanto en Facebook como en Etsy, acerca de la empresa. “¡Gracias! Le hizo a mi hija querer usar más sus audífonos desde que ella y su bebé van a juego”, agradeció Clara L. Huber en un comentario. Como este, hay muchos más que coinciden en que el juguete ha incentivado a los niños a llevar sin miedo los distintos aparatos médicos. Son comentarios también que destacan la necesidad de que los niños se vean representados por sus juguetes para normalizar la discapacidad y hacer su día a día más ameno “Hizo el proceso mucho más fácil y nuestra nieta hizo un nuevo mejor amigo”, afirmó Julie Meredith.