Los bares de París cerrados tras declarar el estado de alerta máxima. Foto: Tour Eiffel

París, que está en alerta máxima desde el domingo, cierra los bares y parte de su periferia tras una nueva oleada de contagios. En Nueva York se estudia para el próximo miércoles 7 de octubre el cierre de actividades no esenciales, incluidos los centros educativos.

La capital francesa ha anunciado las nuevas restricciones que están en vigor desde el 6 de octubre, con una duración de al menos 15 días. En Francia, las ciudades entran en alerta máxima cuando se superan los 250 positivos por cada 100000 habitantes, así como cuando el 30% de las camas de UCI están ocupadas por contagiados. El ejecutivo planteaba también la clausura de bares y restaurantes, pero finalmente los restaurantes sí podrán permanecer abiertos, aunque con medidas de protección reforzadas, mientras que en los bares es obligatorio el cierre. Otras restricciones serían la prohibición de reuniones de más de 6 personas y de grandes acontecimientos, el cierre de espacios deportivos, fiestas y reuniones públicas y la potenciación del teletrabajo.

En Nueva York, nueve zonas de la ciudad han cerrado los colegios desde este miércoles, al igual que los negocios no esenciales, incluyendo restaurantes. El alcalde de la ciudad, Bill de Blasio, ha declarado: “Esta no fue una decisión fácil de tomar, y déjenme ser claro: no hemos visto ningún problema en estas escuelas. Sin embargo, debemos ser proactivos con respecto a la seguridad y la salud de los neoyorquinos”. Además, este martes ha publicado en su cuenta oficial de Twitter que en las escuelas de la ciudad se realizarán test de forma aleatoria a los alumnos y ha pedido la firma de los padres para la realización de estas pruebas.

En el positivo de Donald Trump, La Casa Blanca se ha convertido en un foco de contagios, donde en la última semana se han confirmado 23 positivos en el entorno de Trump. En más de una ocasión el presidente de EEUU y su equipo han aparecido sin mascarilla ni distancia de seguridad en ruedas de prensa o actos públicos.

Trump da positivo en coronavirus y su campaña queda en espera indefinida

Segunda ola del virus
Madrid, París, Nueva York… las grandes ciudades se están preparando para afrontar los nuevos rebrotes que están surgiendo. Con la llegada del otoño, se espera una segunda ola. El porcentaje más alto entre las ciudades es del de Nueva York, con 1000 casos en un día. Las autoridades recomiendan actuar rápidamente para frenar el avance de la pandemia, actuando con consciencia y respetando las medidas que se apliquen para así, evitar un nuevo confinamiento, el colapso sanitario, y, sobre todo, la muerte de miles de personas.

Madrid
Sin embargo, en la capital de España, se viven niveles de contagio distintos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) considera que la pandemia está descontrolada por encima del 5%. Madrid está en niveles del 20% desde hace varias semanas, donde las medidas comenzaron a aplicarse el pasado sábado después de un malentendido entre el Ministerio de Sanidad y la presidenta de la Comunidad, Isabel Díaz Ayuso, entre las que incluía restricciones de movilidad en la capital, salvo causas justificadas, como son por motivos laborales, de asistencia a centros sanitarios, a los centros de enseñanza, el retorno a la residencia habitual, la asistencia y cuidado a mayores, el desplazamiento a entidades financieras y de seguros que no puedan aplazarse, las actuaciones urgentes ante los órganos públicos, las renovaciones de permisos y documentación oficial, la realización de exámenes o pruebas oficiales inaplazables y los desplazamientos por una causa de fuerza mayor.