México vive la campaña electoral más violenta hasta la fecha

La consultora Etellekt señala que, teniendo en cuenta las cifras globales de agresiones o amenazas, hay un total de 443 víctimas durante la campaña, lo que supone un 64% más que en 2018

México
La candidata de Movimiento Ciudadano a la Alcaldía de Moroleón, Rosa Barragán, fue asesinada mientras participaba en un acto de campaña. Foto: Twitter VOM Noticias @VOMNoticias

Las próximas elecciones en México, el 6 de junio, son las más grandes de la historia del país por número de electores y cargos en juego. Sin embargo, la campaña electoral está siendo una de las más violentas desde que se tienen registros. La consultora Etellekt afirma que 88 políticos y 28 de sus familiares han sido asesinados hasta la fecha. De ellos, el 90% eran candidatos a puestos de ámbito municipal, y un 75% eran opositores a los gobiernos actuales.

La candidata de Movimiento Ciudadano a la Alcaldía de Moroleón, en el Estado de Guanajuato, Rosa Barragán, fue asesinada, este miércoles, por un grupo de hombres armados mientras participaba en un acto de campaña. Este suceso eleva a tres la cifra de aspirantes a cargo público que han sido asesinados en las últimas dos semanas en el país. En el ataque, además, resultaron heridas otras dos personas, entre ellas un menor. “Estoy aquí en La Manguita con Pedro Guzmán. Si gustan acompañarme, vengan para que escuchen mis propuestas, para convivir un momento. Muchas gracias, aquí los espero”, decía Barragán en un vídeo que grababa horas antes desde el lugar de los hechos.

El convoy en el que viajaba Juan Guzmán, candidato a diputado local por la coalición PRI-PRD (Partido Revolucionario Institucional-Partido de la Revolución Democrática), fue acribillado a balazos ocho días antes en el mismo municipio de Moroleón, pero tanto él como sus escoltas sobrevivieron al ataque.

Otro de los casos es el de Abel Murrieta, compañero de partido de Barragán. Murrieta fue asesinado, el pasado 14 de mayo, durante un acto de campaña en Cajeme, Estado de Sonora. El exgobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, también fue ejecutado en el baño de un bar, en la ciudad de Puerto de Vallarta, semanas después de anunciar un proyecto para renovar el PRI.

A los numerosos homicidios se les suman las amenazas, las extorsiones y los secuestros, lo que ha llevado a más de 230 candidatos a solicitar protección federal. El candidato del Partido Verde Ecologista, Omar Plancarte, fue uno de los que la pidió. Sin embargo, varios hombres lo subieron a la fuerza a un coche, a las puertas de una de sus propiedades en Villa Jiménez, el pasado martes, y nadie ha vuelto a saber nada desde entonces.

El cadáver del regidor municipal en San Cristóbal Amoltepec, Noé Ortiz, fue localizado en una fosa clandestina un mes después de su desaparición. A esta práctica se la conoce en México como levantones, y, en total, ya se han denunciado una veintena de ellos. La consultora Etellekt señala que, teniendo en cuenta las cifras globales de agresiones o amenazas, hay un total de 443 víctimas durante la campaña. Esto supone un 64% más que en 2018.

La violencia se vive con aún más intensidad en los municipios, y un ejemplo son las palabras de una filtración telefónica entre candidatos de Metepec, en el Estado de México. En ella, se escucha a Gabriela Gamboa, del oficialista partido Morena, reclamando que se trasladen sus amenazas a su rival en la Alcaldía: “¿Sabes lo que puedo hacer, verdad? Recuérdaselo cabrón, ¿quieren putazos? ¡Los tienen, güey! Nos vamos a confrontar cabrón y vengo por la reelección. Lo sostengo y lo voy a hacer con operativo, se lo advertí muchas veces, que no se olvide que tiene una hija”.

Gamboa no ha negado que esa sea su voz, pero ha advertido de que es una conversación que ha sido “manipulada” y que tuvo lugar hace más de un año. Su equipo denuncia que el audio tiene “más de 21 cortes”. El objetivo de las amenazas, Fernando Flores, ha responsabilizado a la actual regidora de “cualquier atentado” que puedan sufrir él o sus familiares.