México legaliza la marihuana

La razón de esta nueva ley es evitar los conflictos provocados por los narcotraficantes, que ocasionan miles de muertos y desaparecidos

La Cámara de Diputados de México ha aprobado la Ley Federal para la Regulación de Cannabis. Foto: Cámara de Diputados de México.

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ha presentado este jueves una iniciativa de ley en el Senado para regular la producción, el cultivo, la compraventa y el consumo de marihuana. Dado que su partido político, Morena, tiene apoyo mayoritario en el Congreso, es probable que no se encuentre con demasiadas trabas para aprobar la ley.

La razón por la cual se quiere legalizar el cannabis es porque la producción y el tráfico de marihuana en el país se ha convertido en un conflicto entre el Gobierno y las mafias criminales, y también entre los propios traficantes. Durante los últimos años, cientos de miles de personas han muerto o desaparecido a causa de la problemática que provocan las drogas.

La propuesta fue aprobada por 250 votos a favor, 163 en contra y 14 abstenciones, y la sesión comenzó el miércoles por la mañana y concluyó el jueves, de madrugada. Durante el acto, el diputado de Morena, Hirepan Maya Martínez, sacó de una bolsa transparente un poco de marihuana, la colocó en un papel y se enrolló un cigarrillo de cannabis para simbolizar el apoyo a la ley.

Por ello, se ha concluido que determinar que la marihuana no forme parte de los estupefacientes ilegales México reducirá los crímenes y los actos delictivos. Sin embargo, el Gobierno ha aclarado que la ley es “muy completa” y que no solo se trata de legalizar el cannabis, sino también de regular el proceso de producción, consumo y exportación.

Permisos de la Ley
Entre los objetivos del uso del cannabis -y sus derivados autorizados- se encuentran los fines lúdicos o recreativos, el consumo propio y el uso compartido o comercial. También para fines científicos y de investigación, médicos o industriales.

La ley permite el consumo de marihuana a personas mayores de edad, pero restringe su uso a menores, en los puestos de trabajo o en espacios donde fumar tabaco esté prohibido. También se recoge que no se podrá echar el humo a otras personas.

Tampoco se permite afectar con el humo a terceros, con lo que en la práctica solo se podrá fumar en casa o en asociaciones de cannabis. Además, la cantidad permitida de posesión se encuentra entre los cinco y los 28 gramos. En caso de tener entre 28 y 200 gramos se podrá sancionar económicamente, pero si se posee más de 200 gramos se podría ir a la cárcel.

Una comisión se encargará de supervisar la producción, desde que se siembra hasta que se cosecha, y otorgará permisos para crear asociaciones de consumo. Las asociaciones estarán formadas por entre dos y 20 socios, y contarán con cuatro plantas por miembro, como máximo, y menos de 50 plantas de cannabis por grupo. Además, las empresas que comercialicen con marihuana deberán etiquetar el producto para indicar su venta únicamente en México, estar empaquetados a prueba de niños y advertir sobre los efectos en la salud.