Los países occidentales preparan medidas para Navidad

En España, durante los días 24 y 31 de diciembre, el toque de queda se mantendrá desde la 1:00 h hasta las 6:00 h.

En España, se estudia limitar el número de personas a seis, menos para los convivientes, durante los días de Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo. Foto: Pixabay.

Las fiestas más señaladas del año van a estar marcadas por la pandemia que azota al planeta, y los países de Europa se preparan para su celebración con intención de que sean seguras. Por el momento, Italia, Francia y Reino Unido, contarán con restricciones de movilidad, horarias y en el número de miembros de las reuniones familiares.

En España, los gobernantes de las autonomías aún no han llegado a un acuerdo durante el Consejo Interterritorial de este miércoles, pero entre las principales medidas que se barajan se encuentra limitar el número de personas a seis, menos para la gente que pertenece al mismo núcleo familiar, durante los días de Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo. Además, y durante los días 24 y 31, la movilidad se limitará desde la 1:00 h hasta las 6:00 h.

En Italia, el Gobierno de Giuseppe Conte anunció que se cuenta con que se permitan las celebraciones y reencuentros familiares, a ser posible, en círculos estrechos. Sin embargo, para las familias numerosas, se pide que el número de comensales no supere los seis u ocho. El toque de queda en Italia está fijado a las 22:00 h, pero el ministro de Sanidad, Roberto Speranza, ha aclarado que quizás durante Nochebuena y Nochevieja se hagan excepciones. Además, los desplazamientos entre las regiones serán permitidos únicamente en casos “estrictamente necesarios”.

El presidente francés, Emmanuel Macron, comunicó este martes que tanto bares como restaurantes estarán cerrados hasta el 20 de enero, y aunque tendrán limitación horaria desde las 21:00 h hasta las 7:00 h, las personas que visiten cines y teatros -que estarán abiertos desde el 15 de diciembre- podrán regresar a casa sin preocuparse por las sanciones económicas, pues tan solo han de mostrar la entrada si la Policía les para. El toque de queda no se adoptará ni en Nochebuena ni en Nochevieja.

Francia espera que, si los datos no empeoran, pueda recuperar la libertad de movimiento a partir de la segunda quincena del próximo mes. De esta forma, podrán desplazarse por todo el país y pasar las Navidades en familia. Además, no habrá número mínimo de comensales en las reuniones privadas, aunque Macron demanda “máxima prudencia”.

“En tiempos de adversidad, pasar tiempo con los seres queridos es todavía más preciado”, señaló Johnson.

Reino Unido estudia celebrar las fiestas con “burbujas” de máximo tres hogares, independientemente del tamaño, con el fin de juntarse amigos o familiares, y quitar las restricciones para viajar entre los días 23 y 27 de diciembre. El primer ministro, Boris Johnson, aseguró que “no puede decir que la Navidad será normal durante este año”, pero que estar en familia durante esta época será más valioso. Además, Johnson animó a realizar un “último esfuerzo” ante la imposición de medidas más duras para el país.

El Gobierno alemán ha establecido medidas especiales tanto para Navidad como para Año Nuevo, y baraja la posibilidad de que las reuniones sean de hasta 10 personas de diferentes viviendas, sin incluir a los menores de 14 años. Además, la canciller alemana, Angela Merkel, insinuó este domingo que se endurecerían las normas de restricción, con el fin de poder aflojarlas entre los días 23 de diciembre y 1 de enero, y recomienda a los alemanes someterse a una cuarentena voluntaria de varios días antes de las celebraciones.

Un Acción de Gracias diferente en Estados Unidos
Thanksgiving es la celebración más importante para los estadounidenses, pues esperan ver a sus familiares y amigos para dar gracias por todo lo que tienen. Sin embargo, dada la cantidad de casos de coronavirus que hay en el país, la celebración ha sufrido algunos cambios.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) informaron de que lo más seguro era festejar el día tan solo con la gente con la que se vivía, y de no ser así, procurar no mantener el contacto con personas externas durante los 14 días previos a la reunión. También se aconsejó usar mascarillas o evitar el consumo de alcohol, pues el comportamiento para seguir las medidas se puede ver alterado.

“América no va a perder esta guerra”, dijo Biden.

Donald Trump celebró el Día de Acción de Gracias en la Casa Blanca, y no en Mar-a-Lago como de costumbre. El nuevo presidente electo, Joe Biden, también permaneció en su vivienda habitual con la compañía de su mujer, su hija y su yerno, y aprovechó su discurso de Acción de Gracias para pedir a los ciudadanos que agradezcan su sistema democrático y obedezcan las recomendaciones de las autoridades sanitarias. “Nos lo debemos los unos a los otros, es nuestra obligación patriótica”, expresó Biden.