La UE pretende regular la censura de las redes sociales

La Unión Europea está preparando la Ley de Servicios Digitales para regular más estrictamente el poder de bloqueo y eliminación de contenidos que tienen las plataformas de comunicación

La canciller alemana, Angela Merkel, defiende que los gobiernos deben ser los encargados de censurar contenidos, y no las redes sociales. Foto: Pixabay.

A raíz del bloqueo de las redes sociales de Donald Trump, ha surgido la nueva polémica que pone en duda qué contenidos -y de quién- han de ser eliminados y cuáles no. Las instituciones europeas han decidido tomar cartas en el asunto y preparar una ley para controlar el poder de censura de las plataformas tecnológicas.

La Unión Europea está estudiando y preparando la Ley de Servicios Digitales (DSA, en inglés), con el objetivo de poner regulaciones más estrictas a las redes sociales. De esta manera, los usuarios tendrán la oportunidad de reclamar a la plataforma si su contenido es censurado o eliminado, pues la UE es fiel a la idea de que lo que se considera ilegal fuera de Internet, debe serlo también dentro.

“Tiene que ser una señal de alarma para todos los defensores de la democracia”, dijo Borrell.

El Alto Representante de la Unión Europea, Josep Borrell, explicó que lo que ocurrió con la censura en las redes de Trump forma parte de unos acontecimientos “muy preocupantes”. No juzga la decisión, ni defiende al republicano, pero insiste en que es alarmante que se censure una cuenta on line. Según el comisario de Mercado Interior de la UE, Thierry Breton, que un presidente de una compañía pueda quitarle voz a Trump es “desconcertante”. “No solo es una confirmación del poder de estas plataformas, sino que también muestra profundas debilidades en la forma en que nuestra ­sociedad se organiza en el espacio digital”, aseguró Borrell.

Con la nueva ley, las instituciones europeas quieren renovar sus normas legales, pues desde el año 2000 solo hay una directiva vigente acerca del comercio electrónico. Desde ese año, Google y redes sociales como Facebook o Twitter despegaron y consiguieron mucho poder, hasta llegar a tener decisión en la libertad de expresión hoy en día, y en los contenidos que se pueden mostrar.

El presidente ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, ha defendido el bloqueo de la cuenta de Trump y ha explicado que muchas de las cosas que publicaba el republicano no eran “saludables”. Sin embargo, políticos europeos como la canciller alemana, Angela Merkel, defienden que las plataformas de comunicación no deben ser las que censuren el contenido más perjudicial, sino los gobiernos.

Nueva ley en Polonia
El Gobierno de Polonia ha propuesto una nueva ley para impedir que las redes sociales tengan el poder de eliminar o censurar contenido -si este no viola las leyes polacas-. Después de que las cuentas de Donald Trump fueran bloqueadas tras del asalto al Capitolio, Polonia ha optado por defender la libertad de expresión en el país.

El nuevo proyecto de ley consiste en multar a las redes sociales que no restauren cuentas o publicaciones eliminadas, y el ministro de Justicia de Polonia, Zbigniew Ziobro, aseguró que ley incluirá también un Consejo de Libertad de Expresión, que será el encargado de ordenar a las redes sociales qué cuentas o publicaciones han de ser devueltas a Internet. “El usuario de las redes sociales debe sentir que sus derechos están protegidos. No puede haber censura de expresión. La libertad de expresión y la libertad de debate son la esencia de la democracia”, señaló Ziobro.

Los usuarios que tengan queja por la eliminación de sus contenidos podrán recurrir directamente al Consejo de Libertad de Expresión, y este se compromete a responder en un plazo de 24 horas. Si alguna de las plataformas de comunicación se negara a restaurar el contenido previamente censurado, Polonia les sancionaría con una multa de hasta 13,4 millones de dólares.