La OCDE asegura que España sufre la segunda peor recesión del mundo

Argentina ha sido el país que más caída ha tenido, con un 12,9% en 2020

La tasa de paro va a aumentar en 2020 hasta el 15,8% de la población activa; en 2021, llegará al 17,4%; y en 2022 volverá a bajar hasta el 16,9 %. Foto: Pixabay.

Cada vez más organismos advierten de que, a raíz de la segunda etapa de la pandemia, habrá una recaída en la economía durante los últimos tres meses del año. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) prevé que la actividad económica en España, después de haberse contraído un 11,6%, crecerá un 5% en 2021 y un 4% en 2022, estimando que para entonces alcanzará un nivel del PIB igual al que había antes del coronavirus.

Solo Argentina ha tenido una caída del PIB peor, con un 12,9% en 2020, y Reino Unido le sigue con un 11,2%. Además, la OCDE avisa del “fuerte aumento de contagios” en España y que tendrá lugar “una contracción en el cuarto trimestre”.

Después de haber perdido más de un 21% de la actividad económica en la mitad de 2020, en verano creció un 16,7% -a pesar de que en septiembre había un 87,1% menos de turistas con respecto al año pasado-. “El aumento del consumo privado será limitado por una recuperación incompleta del mercado del trabajo y por el elevado ahorro a título precaucional de los consumidores”, asegura la OCDE.

En Estados Unidos, se calcula que aproximadamente a mediados de 2022 ya debería haber recuperado su riqueza, y China, a pesar de ser el lugar donde se originó la enfermedad, terminará 2022 con un 15% más en comparación con el final de 2019.

“Economías abiertas, muy dependientes del turismo, el ocio y los servicios han sufrido más”, señala la OCDE.

La tasa de paro va a aumentar en 2020 hasta el 15,8% de la población activa; en 2021, llegará al 17,4%, y en 2022 volverá a bajar hasta el 16,9 %. La tasa de paro juvenil también resalta por llegar casi al 35%. “Las restricciones localizadas para atajar los brotes de Covid-19 y la continua disrupción de los viajes y el turismo serán un lastre para la recuperación hasta que una vacuna efectiva esté ampliamente desplegada”, ha informado la OCDE. El organismo ha comunicado que la “elevada incertidumbre” junto a las condiciones “adversas” que sufre el mercado laboral tendrán influencia negativa en el consumo, mientras que la recuperación de la demanda externa beneficiará al crecimiento económico en los años 2021 y 2022. Además, apunta que las economías que más han sufrido son aquellas que dependen más del ocio y el turismo.

La última vez que la OCDE ofreció pronósticos para España, en junio, consideraba que la economía se hundiría un 11,1% si solo hubiera habido una oleada de contagios durante la pandemia, y un 14,4% si hubiera dos. Como finalmente han tenido lugar dos, la previsión es mejor por un casi 3%.

Según mantiene la OCDE, el coste que ha conllevado la Covid-19 equivale a la suma del PIB de Alemania y Francia. Además, la Eurozona habrá dado un 7,5% de su PIB, mientras que Estados Unidos lo hará por la mitad, un 3,2%. A finales de 2022, se calcula que la economía mundial habrá perdido siete billones de dólares.