La BBC se disculpa por engañar a Lady Di para conseguir su entrevista

La cadena británica no solo ha pedido perdón por la forma en la que consiguió la entrevista, sino también por haber mantenido el escándalo en secreto

El príncipe Carlos y la princesa Diana de Gales. Foto: Flickr (Joe Haupt).

Veinticinco años después de la considerada “entrevista del siglo” a la princesa Diana de Gales, una investigación interna de la BBC ha asegurado que el histórico momento televisado fue un engaño y no llegó a tener la transparencia que requería. Se ha concluido que su entrevistador y periodista estrella, Martin Bashir, falsificó documentos para poder conseguir las exclusivas de la princesa, y luego mintió a los directores de la cadena acerca de estos.

Según la resolución de la BBC, hubo “claros fallos” en el trámite para obtener la entrevista que consiguió 23 millones de espectadores. Además, la cadena ha pedido disculpas por lo ocurrido, y Bashir ya ha dimitido, antes de que saliera a la luz el resultado de la investigación.

“Aunque la BBC no puede dar la vuelta al reloj después de un cuarto de siglo, podemos presentar una disculpa total e incondicional. La ofrecemos hoy”, ha declarado Davie.

La cadena, además de disculparse por la forma en la que consiguió la entrevista, ha pedido perdón por haber mantenido el escándalo en secreto. Lo ocurrido se ha hecho público en el informe del exmagistrado del Tribunal Supremo de Reino Unido John Dyson,  quien ha estado indagando los hechos de 1995 y su posterior ocultación -que fue ordenada por la corporación estatal-. “Aunque la BBC no puede dar la vuelta al reloj después de un cuarto de siglo, podemos presentar una disculpa total e incondicional. La ofrecemos hoy”, ha expresado el director general, Tim Davie, quien mandó abrir la investigación del suceso cuando, en 2020, asumió su cargo.

Bashir pidió perdón por falsificar y engañar en los documentos, pero también ha asegurado que no influyó en la decisión de Diana de ser entrevistada. La conversación televisada, en el programa Panorama, de la BBC, fue una exclusiva con la que la frase “Éramos tres en este matrimonio”, dio la vuelta al planeta.

Entre los documentos que fueron falsificados, aparecen estados de cuenta que apuntan a que algunas personas, entre las cuales estaba el secretario personal de Lady Di, Patrick Jephson, habían sido contratados para supervisar a Diana.

El príncipe Guillermo de Inglaterra ha hecho público un comunicado en el que responde a las disculpas de la cadena y acusa a la BBC de haber provocado la mala situación de Lady Di, su madre, pues “contribuyeron significativamente a su miedo, paranoia y aislamiento”.

El duque de Cambridge ha asegurado que le “genera una tristeza indescriptible” el hecho de que los fracasos de la BBC formaran parte del malestar de Diana. Además, el hermano de Guillermo, el príncipe Harry, duque de Sussex, ha remitido una declaración después de que informe viera la luz. “El efecto dominó de una cultura de explotación y prácticas poco éticas finalmente le quitó la vida”, ha expresado.

“Pero lo que más me entristece es que si la BBC hubiera investigado adecuadamente las quejas y preocupaciones planteadas por primera vez en 1995, mi madre habría sabido que la habían engañado. No solo le falló un periodista deshonesto, sino también los líderes de la BBC que miraron para otro lado, en lugar de hacer las preguntas difíciles”, ha declarado Guillermo.

“Tengo la firme opinión de que este programa Panorama no tiene legitimidad y nunca debería volver a emitirse. Estableció efectivamente una narrativa falsa que, durante más de un cuarto de siglo, ha sido comercializada por la BBC y otros”, ha señalado el príncipe.

La entrevista del siglo
La noche del 20 de noviembre de 1995, 23 millones de espectadores estuvieron frente al televisor viendo las confesiones, por primera vez en la historia, de un miembro de la realeza británica acerca de sus problemas personales y familiares.

La princesa habló de cosas a las que la sociedad no estaba acostumbrada, y menos si las decía un miembro de la realeza. En la entrevista, Lady Di contó la crisis que tenía con su marido y confesó que en su relación habían más personas de las que debían. “Éramos tres en este matrimonio, eso es una multitud”, dijo Diana haciendo referencia a la relación extramatrimonial que tenía su cónyuge -el príncipe Carlos- con Camila Parker.

Además, Diana de Gales contó que se enteró de la relación entre su marido y Parker cinco años después de que se hubiesen casado, y que terminó tan deprimida que el fracaso que sentía la llevó a una “bulimia desenfrenada”. También, comentó públicamente la depresión posparto que había sufrido con los nacimientos de sus hijos e incluso habló de la infidelidad que ella cometió.