Joe Biden, candidato a la Presidencia de Estados Unidos

El demócrata fue seis veces senador por Delaware y buscó la candidatura para la Presidencia en 1988 y 2008

Joe Biden, candidato a la presidencia de Estados Unidos, en su último mitin. Foto: Twitter @JoeBiden

Redactado por Cristina Camacho y Yago Vázquez.

Joe Biden nació en 1942, en Pensilvania. Criado en el seno de una familia humilde y el primero de cuatro hermanos, Biden se mudó de niño a Delaware, lugar que considera su “hogar”. El demócrata ha manifestado varias veces que, en su época universitaria, vio a hombres y mujeres como Martin Luther King, Jr., John F. Kennedy, Robert Kennedy… cambiar EE.UU. y asegura que se dejó arrastrar por ese deseo de cumplir “sueños improbables”. Se especializó en Historia y en Ciencias Políticas en la Universidad de Delaware, para, más tarde, obtener el título de abogado en la Universidad de Syracuse.

En la década de los 70, Joe Biden no solo ejercía la abogacía, sino que también lanzó su primera campaña para el Consejo del Condado de New Castle, en donde ganó por 2.000 votos. Con 29 años, y siendo una de las personas más jóvenes elegidas para el Senado de Estados Unidos, sufrió la muerte de su esposa y de su hija en un accidente automovilístico, en el que dos de sus hijos también resultaron gravemente heridos.

“Con demasiada frecuencia, hemos permitido que nuestras diferencias prevalezcan entre nosotros”, dijo Biden en su candidatura al Senado de Estados Unidos, en 1972.

El demócrata llegó a ser seis veces senador por Delaware y, además, luchó por la nominación demócrata para la Presidencia en 1988 y 2008. En un principio, Obama no apoyó a Biden, pero acabaron resolviéndolo las primarias. Él y Biden crearon una relación cercana durante su Gobierno. Biden alude a su amistad con Obama en numerosas ocasiones, así como el trabajo que ambos hicieron en problemáticas que van desde la atención médica hasta la política exterior.

El candidato demócrata también se caracteriza por haber tenido una vida envuelta de controversia. Una de las polémicas más sonadas fue la que involucraba a Tara Reade, una mujer que había trabajado con Biden hace 30 años, y que lo acusó en marzo por abusos sexuales en 1993. Con el paso del tiempo, más de una decena de mujeres han acabado asegurando y denunciando al candidato por acoso. “No son ciertas, esto no sucedió”, es lo que explicó Biden al respecto.

El exvicepresidente anunció su candidatura a la Presidencia en abril de 2019. “Estamos en la batalla por el alma de esta nación”, afirmó en un vídeo que publicó en sus redes sociales. Sin embargo, su camino no ha sido fácil. Comenzó en el cuarto puesto de los caucus de Iowa por, según algunos expertos, sus malas actuaciones en los debates y las dudas por si era capaz de ganar las elecciones. Sin embargo, tras su victoria en Carolina del Sur, varios votantes moderados decidieron a última hora su voto así como en varios puntos del país, como Virginia, Texas y Massachusetts. Hasta que el 19 de agosto, el Partido Demócrata lo eligió candidato a las presidenciales -con un apoyo de 3.558 delegados frente a los 1.151 a favor de Bernie Sanders-.

Algunas de sus propuestas para los próximos cuatro años, si es que se convierte en el próximo presidente de Estados Unidos son:

  • Coronavirus. Biden quiere asegurar que toda decisión necesaria para disminuir la incidencia del coronavirus sea por parte de los sanitarios y científicos. Además, busca la restauración de la Dirección para la Seguridad de la Salud y la Biodefensa Mundial en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, que la Administración de Trump eliminó en 2018, y crear una Junta de Pruebas de la Pandemia para conocer la situación del país y realizar una campaña en la que los ciudadanos puedan realizarse pruebas. En cuanto al ámbito mundial, pretende movilizar una respuesta internacional para ayudar a aquellas naciones vulnerables en la detección y propagación de la Covid-19.
  • Economía. El candidato demócrata anuncia la fabricación y la innovación en Estados Unidos para que el futuro se haga a partir de su país y propone que su economía se construya en una base industrial sólida y cadenas de suministro por parte de los pequeños negocios, en el que no dependa de otros para no vivir más crisis, para conseguir la creación de más puestos de trabajos con mejores salarios -en el último debate, Biden comunicó su intención de subir el salario mínimo- y de tecnologías. Además, plantea eliminar la bajada de impuestos a los más adinerados para poder pagar los planes de educación, salud y del cambio climático. “Es hora de que las grandes corporaciones paguen finalmente su parte justa”, afirmó en un mitin de hace una semana.
  • Salud. Más de 100 millones de personas dependen del Obamacare, que les ayuda para que ninguna compañía de seguros les niegue el acceso (cáncer, diabetes o problemas de salud mental). Los demócratas defienden que, durante la Administración de Barack Obama, las personas sin seguro médico bajaron de 44 millones a 27 millones. Por ello, Biden propone proteger y ampliar esta ley donde puedan elegir los ciudadanos una opción pública o la privada, duplicar los fondos de los centros de salud comunitarios donde atienden a inmigrantes indocumentados, restaurar los fondos para Planned Parenthood y reducir los costes de los pequeños negocios para pagar la Seguridad Social de sus empleados.
  • Inmigración. El candidato quiere priorizar una reforma migratoria integral para otorgar a 11 millones de inmigrantes indocumentados la ciudadanía estadounidense. Además, pretende que el Congreso haga oficial que los dreamers son estadounidenses, agilizar el sistema de asilo, cambiar el sistema de tecnología en las puertas de entrada y salida con una propuesta más inteligente y propone extender el estatus de protección temporal a los venezolanos que huyen de crisis humanitaria de Nicolás Maduro.
  • Cambio climático. Biden quiere que Estados Unidos regrese al Acuerdo de París de 2015, debido al “desafío global que requiere una acción decisiva de todos los países del mundo”. Por lo que, se compromete a que su país cumpla cada objetivo climático. También propone que la economía de su país genere una energía limpia al 100%, donde incentivará su uso, así como alcanzar unas bajas emisiones de contaminación para 2050 y una inversión en la investigación e innovación climática.

Joe Biden animando a votar en Estados Unidos, “Hoy vota por un nuevo día en América”.