Hallan neuronas conservadas perfectamente en una víctima del Vesubio

Las estructuras cerebrales quedaron intactas durante 2000 años gracias a que el tejido se ha convertido en material negro

Algunos habitantes intentaron escapar banalmente, pues la mayoría quedaron sepultados por las cenizas. Foto: Pixabay.

El día en el que el Monte Vesubio entró en erupción, en el año 79 d.C., hizo que los ciudadanos de Pompeya amanecieran con la muerte, pues la ciudad quedó totalmente sepultada por las cenizas y rocas ardientes. Muchas de de las víctimas quedaron solidificadas en la que es la erupción de un volcán más impactante del mundo.

Ahora, un grupo de científicos italianos han hallado neuronas conservadas a la perfección en el cerebro de una víctima del fatídico desenlace del Vesubio, de aproximadamente 20 años. Este fue descubierto en una cama boca abajo, y su tejido cerebral se había transformado en materia negra y vidriosa, debido a las temperaturas ardientes de la erupción. El cadáver se encontraba en Herculano, una ciudad cercana a Pompeya, que también fue devastada por el volcán.

El jefe del Laboratorio de Osteobiología Humana y Antropología Forense en la Universidad de Nápoles Federico II, Pier Paolo Petrone, es el responsable del descubrimiento, junto con un equipo de biólogos, arqueólogos, geólogos, médicos forenses, neurogenetistas y matemáticos de universidades. “El descubrimiento de tejido cerebral en restos humanos antiguos es un evento insólito, pero lo que es extremadamente raro es la preservación integral de las estructuras neuronales de un sistema nervioso central desde hace 2000 años, en nuestro caso a una resolución sin precedentes”, ha detallado el profesor Petrone.

Cadáveres sepultados por las cenizas del Vesubio en Pompeya. Foto: Lancevortex.

Gracias a la transformación del tejido humano de las células cerebrales en el cráneo de la víctima, se conoce la rapidez con la que se enfrió la ceniza que expulsó el volcán durante la primera parte de la catástrofe. El doctor Petrone agrega que los resultados de su estudio muestran el proceso de vitrificación por el cual las estructuras celulares del sistema nervioso se “congelaron” y quedaron intactas hasta la actualidad.

Los investigadores explican que la vitrificación del cerebro posiblemente se debiera al extremado y rápido calentamiento y enfriamiento. “El análisis de este material vítreo negro mostró la preservación de varias proteínas altamente expresadas en las diversas partes del cerebro humano: corteza cerebral, ganglios basales, mesencéfalo, glándula pituitaria, amígdala, cerebelo, hipocampo, hipotálamo y médula espinal”, aclara Petrone.

La investigación se dirige a la reconstrucción de las diferentes fases del desastre para estudiar el tiempo de las abrasantes temperaturas y de su posterior enfriamiento, ya que este hallazgo no es solo importante a nivel científico o arqueológico, sino también para las investigaciones históricas.