Francia decreta la máxima alerta terrorista tras un atentado en Niza

El ataque en la Basílica de Notre Dame de Niza es el tercero que se registra en el país, en un mes

El Gobierno aumentará la presencia militar en todo el territorio y promete una respuesta “firme, implacable e inmediata”. Foto: Pixabay.

Redactado por Paula Burgos y Yago Vázquez.

Dos mujeres y un hombre fueron asesinados la mañana de este jueves en el interior de la Basílica de Notre Dame de Niza, donde una de las mujeres fue decapitada. Otro de los fallecidos es el sacristán de la iglesia, y la tercera víctima mortal logró escapar y refugiarse en un bar cercano tras haber sido gravemente herida, pero finalmente murió. El agresor, herido de bala y detenido, ha sido trasladado al hospital mientras gritaba “Alá es grande”.

El autor del crimen entró en la Basílica de Notre Dame de Niza, en Francia, y utilizó un cuchillo para matar a tres personas, mientras que otras resultaron heridas. Este atentado se produjo el jueves 29 de octubre a las 9:00 h. Más tarde, el terrorista fue detenido por la Policía y se encuentra herido de gravedad por bala. Según fuentes policiales, es un tunecino de 21 años que llegó en patera a Lampedusa, a finales de septiembre.

El presidente de la República Francesa, Emmanuel Macron, acudió por la tarde al lugar de los hechos, donde anunció que prepara un dispositivo militar de seguridad que pasará de 3.000 a 7.000 soldados para proteger los lugares de culto durante la próxima festividad de Todos los Santos. También, convocó un Consejo de Defensa en el que se tomarán más medidas para “proteger a los ciudadanos y responder con firmeza y unidad al atentado”. Además, declaró: “Si volvemos a ser atacados, una vez más, es por nuestros valores, por nuestro gusto por la libertad, por esa posibilidad en nuestro territorio de creer libremente y de no ceder a ningún espíritu de terror. Lo digo claramente: No cederemos en nada”. Tras las declaraciones, Macron subrayó que “es un ataque a toda Francia”, pero en especial “a la comunidad católica”.

El papa Francisco mostró sus condolencias tras el suceso.

El Gobierno francés elevó el pasado jueves el nivel de alerta de vigilancia antiterrorista al máximo en todo el país, tal y como anunció el primer ministro, Jean Castex, en la Asamblea Nacional. Además, el ministro del Interior, Gérald Darmanin, explicó que se reforzará la vigilancia en los lugares de culto y en los cementerios.  

Francia ha aumentado el nivel de riesgo terrorista a “urgencia atentado”, el nivel más alto de la escala, y que únicamente está previsto para los momentos de alarma de amenaza terrorista “inminente” o para después de que tenga lugar un ataque.

“Este ataque, tan cobarde como bárbaro, pone de luto a todo el país”, señaló Castex. 

La Operación Centinela es el despliegue militar que se decretó tras los atentados de 2015 en Francia, y, ahora, pasará de 3.000 a 7.000 efectivos desplegados. Además del aumento de presencia militar en todo el territorio, el Gobierno promete una respuesta “firme, implacable e inmediata”.

Un país azotado por el terrorismo
El atentado de Niza no ha sido el único ataque terrorista que ha sufrido Francia últimamente. El pasado 25 de septiembre, apuñalaron a dos periodistas cerca de las antiguas instalaciones de la revista satírica Charlie Hebdo, que ya fue protagonista en 2015 debido a que dos extremistas dispararon a empleados y redactores, y acabaron con la vida de 12 personas.

El pasado 16 de octubre, Samuel Paty, profesor de Historia en Secundaria, fue decapitado por un terrorista islámico de 18 años. La razón por la que Paty fue asesinado es por haber mostrado a sus alumnos en clase las caricaturas de Mahoma publicadas por el semanario Charlie Hebdo. “El objetivo fueron la libertad de expresión y la libertad de enseñar. Hoy, con las víctimas de Niza, son la libertad de culto y la de conciencia las que son atacadas”, expresó el primer ministro, Jean Castex.