Francia crea un organismo para combatir las noticias falsas

La institución pondrá al alcance de todo el mundo informaciones procedentes únicamente de la ciencia, con el fin de acabar con la propagación de noticias falsas que influyan a las personas

El presidente de Francia, Emmanuel Macron. Foto: Flickr.

Francia ha anunciado, este lunes, la creación de la Academia Mundial de la Salud, un nuevo organismo que se dedicará a formar a responsables públicos, a civiles y a los profesionales cruciales para cuando hay pandemias. El objetivo es combatir la desinformación, pues esta ha sido una de las claves que más daño ha hecho desde que apareció el coronavirus.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, ha asegurado, en la inauguración de la 74 asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que el país donará 120 millones de euros para poner en marcha la institución. Además, ha explicado que tiene intención de que termine siendo “una estructura de formación de referencia mundial”.

La sede de la Academia Mundial de la Salud se ubicará en la ciudad francesa de Lyon y ofrecerá a todo el mundo la información que venga únicamente de los estudios científicos. De esta manera, quieren conseguir que disminuyan las fake news que se propagan y que afectan a la población.

“La OMS debe ser fuerte, ágil para reaccionar ante situaciones de emergencia, sólida ante la polémica y transparente para inspirar confianza”, ha asegurado Macron.

Macron ha explicado que la pandemia que ha recorrido el planeta ha enseñado que el mundo tiene que poseer organismos sólidos y fuertes. Además, ha señalado que la OMS “debe ser la brújula de la salud mundial”, y que por ello tiene que ser “fuerte, ágil para reaccionar ante situaciones de emergencia, sólida ante la polémica y transparente para inspirar confianza”.

Macron ha declarado que su Gobierno está a favor de la negociación y adopción de un tratado internacional acerca de las pandemias. Además, el presidente francés ha señalado que el país apoya que la OMS se refuerce para preparar y dar respuestas a las futuras crisis sanitarias que puedan surgir. Por ello, una de las decisiones tomadas es mejorar la financiación de la Organización Mundial de la Salud, para hacerla “más duradera, previsible y menos dependiente de algunos grandes donantes”.

Entre los cambios que podrían aparecer en el tratado, se encuentra que la OMS remitirá “misiones de reacción rápida al terreno apenas aparezcan las primeras señales de una epidemia”. El presidente francés ha explicado que también apoyará la idea de que la organización obtenga un mandato para investigar los orígenes de las pandemias, de forma rápida para todos los países que se vean afectados.