La OCU pide un IVA superreducido para los productos ecológicos

Este tipo de bienes son hasta tres veces más caros que sus homólogos

Un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha revelado que los productos con la denominación “eco” o “bio” cuestan, de media, un 216% más que sus equivalentes de marca blanca, y un 77% más que la marca líder. Las diferencias más notables se encuentran en productos de higiene personal como jabones o geles de ducha.

La OCU reclama un IVA superreducido del 4% para este tipo de productos. “La sostenibilidad es una necesidad, no un lujo”, se puede leer en el informe de esta organización. Además, un análisis elaborado por la consultora multinacional Everis revela que los productos ecológicos, a nivel europeo, son más caros que los demás.

Este sobreprecio es debido a las condiciones de producción de la agricultura ecológica. La rotación de cultivos y la estacionalidad, entre otros factores, hacen que la explotación sea menos rentable. Estos productos garantizan la eliminación de pesticidas químicos y fertilizantes sintéticos. Además, este tipo de producción incentiva el consumo local y de proximidad. La OCU demanda políticas públicas que impulsen la producción y el consumo sostenible.

Ecológico no significa más sano
Los productos ecológicos no solo son más caros que los convencionales, también tienen problemas en cuanto a su conservación, ya que no han de incluir conservantes. El aspecto físico de los productos puede ser peor, en cuanto a tamaño o color. Asimismo, la comida ecológica no tiene por qué ser más sana que la convencional.

Nutritivamente, ambas tienen las mismas características, y pueden existir alimentos ecológicos de mala calidad. Según un estudio de la Universidad de Stanford, “no hay evidencia de que sean significativamente más nutritivos y saludables que los convencionales”.