TikTok y WeChat mantendrán su actividad en Estados Unidos

Un acuerdo con el Gobierno estadounidense y una resolución judicial permitirán, al menos por el momento, que las dos aplicaciones puedan continuar funcionando en el país

La plataforma de vídeos cortos TikTok y la red de mensajería instantánea WeChat podrán seguir operando en el mercado estadounidense tras varios días de incertidumbre. En el mes de agosto, el Gobierno de Estados Unidos anunció que estas aplicaciones tenían la posibilidad de suponer una amenaza para la seguridad nacional al recopilar datos de los usuarios que podían ser utilizados por el Gobierno chino y que, por tanto, debían ser retiradas de la tienda de aplicaciones.

El “America First” de Donald Trump y la batalla por la seguridad
La plataforma de vídeos cortos TikTok y la red de mensajería instantánea WeChat podrán seguir operando en el mercado estadounidense tras varios días de incertidumbre. En el mes de agosto, el Gobierno de Estados Unidos anunció que estas aplicaciones tenían la posibilidad de suponer una amenaza para la seguridad nacional al recopilar datos de los usuarios que podían ser utilizados por el Gobierno chino y que, por tanto, debían ser retiradas de la tienda de aplicaciones.

El problema se encuentra en los término y condiciones que reclaman al proceder a la descarga, los cuales recogen información de los usuarios para brindarle una mejor experiencia, según su historial de navegación o su geolocalización. La Administración Trump teme que estos datos puedan ser entregados al Gobierno de Xi Jinping, con el que ha mantenido una batalla en el ámbito de la tecnología en los últimos años.

TikTok (propiedad de la empresa ByteDance) fue instada a encontrar un comprador antes de 90 días o se vería obligada a dejar de operar en Estados Unidos. En los últimos días, un acuerdo entre Walmart y Oracle, dos empresas estadounidenses, parece haber relajado la situación, ya que una de las posibilidades que se ofrecía a la red de vídeos cortos era que una gran parte de la empresa estuviera en manos de nacionales. Además, la orden de compra incluye el requerimiento de que la aplicación “elimine todos los datos de los ciudadanos”.

La retirada de esta red social del mercado estadounidense habría supuesto la pérdida de más de cien millones de usuarios, entre los que se incluyen algunos de los creadores con más seguidores.

La empresa de mensajería WeChat se mantendrá en activo gracias a una orden judicial en California, la cual mantiene que la eliminación de esta aplicación supondría una violación a la Primera Enmienda: la libertad de expresión. WeChat es una de las pocas redes sociales no vetadas por el Gobierno chino, ya que plataformas como WhatsApp, Instagram o Facebook no pueden ser descargadas ni utilizadas. Si se prohibiera su uso muchos, inmigrantes chinos habrían perdido la principal posibilidad de contacto que disponían con sus familiares que se encontraban en China.

En el tira y afloja por el que ambos gobiernos buscan imponerse uno sobre otro a través de acciones que puedan desestabilizar a su rival, este es solo un nuevo capítulo. El pasado mes de agosto se hizo efectivo el veto estadounidense al gigante tecnológico chino Huawei, razón por la que la empresa no puede, entre otras muchas restricciones, utilizar servicios de Google en sus terminales.