El público vuelve a la Red Bull Batalla de los Gallos

La Red Bull Batalla de los Gallos, evento más importante del freestyle mundial, volvió a recibir público después de año y medio celebrando sus eventos a puerta cerrada.

El 8 de octubre, se celebró en Madrid la final nacional de Red Bull Batalla de los Gallos, la competición de freestyle por excelencia en España. Tuvo lugar en el WiZink Center a las 20:00 h. Finalmente la competición pudo volver a recibir a su público después de las últimas medidas aprobadas por la Comunidad de Madrid respecto a la pandemia.

Los 16 elegidos en las pruebas de selección previas celebradas este verano fueron: Gazir, Botta, Blon, Mario VI, Force, Sweet Pain, Tirpa, Sara Socas, Mnak, Reuto, Mc Men, BTA, Aigor, Mounts, Mister Ego y, por último, Jesús LC, quien consiguió estar en la Final Nacional tras clasificarse en la “Última Oportunidad”. Los encargados de ocupar el puesto del jurado fueron exparticipantes, Bnet (campeón en 2018), Robledo y Zasko Master, campeón del año anterior.

El formato se dividió en cuatro rondas eliminatorias con diferentes formatos. En octavos, la primera ronda fue un 8×8 libre, con tres intervenciones por artista, y la segunda, un 4×4 libre, con seis intervenciones por freestyler.

La ronda de cuartos utilizó un formato de 60 segundos por participante, con palabras aleatorias en la primera ronda, en la segunda, un 4×4 libre, con cambio de base en el tercer compás y seis intervenciones por aspirante. En semifinales, el formato elegido constó de dos intervenciones de 60 segundos libres por MC.

La gran final
La gran final fue protagonizada por Sweet Pain y Gazir, en una última batalla en el WiZink Center. Antes de llegar al enfrentamiento, Sweet Pain eliminó a Force, Jesús LC y Blon, y en en el caso de Gazir, a Mister Ego, BTA y Tirpa.

El formato elegido para la final fue novedoso, tratándose de Red Bull, comenzaron con un 2×2 Kickback y 60 segundos por finalista, una nueva modalidad en la que uno de los freestylers comienza lanzando una pregunta a su oponente, y a mitad de compás este debe responder tratando de conseguir el mayor impacto posible sobre su adversario.

La segunda ronda del formato constó de un a capella (rapear sin base) con objetos (como estímulo para la mente de los raperos) en un 4×4 y cuatro intervenciones por competidor, y, para cerrar el evento, disputaron una última ronda de 4×4 libre, con seis intervenciones por participante.

Finalmente, el ganador fue Gazir, el joven freestyler de tan solo 19 años, que consiguió alzarse con la victoria y levantar el trofeo de Red Bull al cielo de Madrid.

«La final ha sido la mejor batalla de mi vida»

«La final ha sido la mejor batalla de mi vida» aseguró el asturiano, en las declaraciones posteriores que concedió al canal de Twitch de Ibai Llanos. Con tan solo diecinueve años, Gazir ya ha conseguido títulos en numerosas competiciones callejeras de renombre, pero desde que decidió dar el salto a los escenarios pocos han logrado vencerle, prueba de ello es que ya tiene un anillo internacional de FMS (freestyle Master Series) en su primer año en la liga, y este último, la Red Bull nacional, que le otorga la clasificación directa al evento internacional que organiza esta misma compañía el próximo 16 de octubre en República Dominicana, donde Gazir, es uno de los favoritos para llevarse el trofeo.