Queralt Castellet, medalla de plata en Pekín 2022

Su triunfo es el resultado de una lucha a nivel deportivo y humano. Eran sus quintos Juegos Olímpicos de Invierno y nunca había conseguido el podio. Además, tuvo que superar la muerte de su pareja, en 2015, a quien le ha dedicado este éxito

Queralt Castellet, después de ganar la medalla de plata en snowboard halfpipe. Foto: Twitter @lourdesmohedano

“De Pekín, la frase que me llevo de este viaje es que nada bueno llega fácil, todo lleva un trabajo”, afirmó Queralt Castellet después de su éxito en Pekín 2022.

La deportista de Sabadell consiguió, el 10 de febrero, la plata en los Juegos Olímpicos de Invierno, en snowboard halfpipe. Por ahora, es la única medalla para la delegación española en los Juegos Olímpicos de Pekín 2022, que comenzaron el 4 de febrero y terminarán el 20.

En el reducido grupo de deportistas españoles en subirse al podio en los Juegos Olímpicos de Invierno, ahora también esta ella. La medalla de Queralt Castellet es la quinta en toda la historia de España y la primera de plata. Antes solo se habían conseguido un oro en esquí, de Francisco Fernández Ochoa, y tres bronces, de Blanca Fernández Ochoa, Javier Fernández y Regino Hernández.

El halfpipe es una modalidad del snowboard freestyle. Los snowboarders hacen saltos y giros con su tabla mientras descienden en zigzag por una rampa de medio tubo. En los Juegos Olímpicos, los riders, como también se llama a estos deportistas, tienen tres rondas para descender la pista y se les guarda la mejor marca. A la hora de puntuar el halfpipe, los jueces tienen en cuenta la altura de los saltos, la dificultad, el estilo y la recepción después del salto.

“Son muchos años de trabajo, de sacrificio, es media vida persiguiendo un sueño que, cuando ocurre, cuesta creerlo”, comentó Queralt Castellet

Kim Chloe, quien partía como favorita, fue la ganadora en halfpipe. En la primera ronda, la rider estadounidense prácticamente se aseguró el oro, al conseguir una puntuación de 94,00. Castellet tuvo una mala primera marca, en la que falló en alguna recepción. Sin embargo, en la segunda manga arriesgó en sus trucos y obtuvo un 90,25, con la que logró la plata. “Son muchos años de trabajo, de sacrificio, es media vida persiguiendo un sueño que, cuando ocurre, cuesta creerlo. Hay mucha gente detrás que ha sido parte de lo que lleva la medalla colgando. Me siento agradecida por todo el apoyo que he tenido”, comentó la snowboarder española, tras conseguir la plata olímpica.

Una plata con esfuerzo
Castellet es la española más laureada en este deporte, al haber conseguido una plata y un bronce en campeonatos del Mundo, además de un bronce, dos platas y un oro en los X Games de invierno. Este triunfo olímpico en sus quintos Juegos y que tanto se le ha resistido ensancha aún más su palmarés. Pero para llegar hasta ahí, Queralt Castellet ha tenido que superar numerosos obstáculos.

Nació en 1989, y con seis años empezó a practicar el deporte. A los 16 años participó en sus primeros Juegos Olímpicos, un año después de competir en la Copa del Mundo de la Federación Internacional de Esquí (FIS). Desde su debut olímpico en Turín 2006, ha participado en todos los Juegos y siempre ha mejorado su marca anterior.

De pequeña, Castellet también practicaba gimnasia artística, que la compaginaba con el snowboard. De hecho, fue campeona de España en potro y subcampeona en barra, pero lo abandonó para centrarse en el snowboard.

“Todos tenemos nuestras luchas. Personalmente, me ha tocado esta dura lucha de la que he aprendido y estoy aprendiendo mucho”.

En 2015, vivió uno de sus peores momentos. Su novio y entrenador, Ben Jolly, se suicidó un año después de ser diagnosticado de cáncer. Tras unos meses inactiva, Queralt Castellet no paró en su lucha por ganar una medalla y poder dedicársela a él: “Ojalá pronto pueda mirar al cielo desde lo más alto de un podio y dedicarle mis éxitos. Porque siempre sabré que serán también suyos”.

Castellet ha sabido sobreponerse a esta situación adversa y ha destacado todo lo que ha aprendido de ella. “Todos tenemos nuestras luchas. Personalmente, me ha tocado esta dura lucha de la que he aprendido y estoy aprendiendo mucho. Por ese motivo, creo que tengo algo muy valioso que es todo lo me ha dejado Ben, tanto a nivel de snowboard profesionalmente o como persona, por todo lo que tengo de él y lo que me ha dejado en la memoria y me siento muy afortunada”, declaró tras los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang 2018.

“Estoy donde estoy gracias a mi familia y amigos”, explicó la medallista olímpica.

Castellet también ha dedicado esta medalla a su familia, a la que llamó nada más ganar su medalla: “He hablado rápidamente con la familia, sabía que estaban todos, con mis padres, reunidos en casa. Estoy donde estoy gracias a mi familia y amigos”.

Castellet volvió a destacar más adelante el papel de todos los que la han ayudado a lo largo de su camino. “Lo que me ha venido a la mente tras ver la medalla ha sido toda la gente que me ha estado apoyando desde el principio: mi familia, mis amigos, toda la gente que ha sufrido los momentos difíciles conmigo y toda la gente que ha vivido esto desde el primer momento”, declaró Castellet.

El éxito de Castellet ha sido celebrado por toda España y ha generado el aplauso de numerosas figuras e instituciones del país. Además del Comité Olímpico Español y la Real Federación Española de Deportes de Invierno, Pau Gasol y la exgimnasta Lourdes Mohedano son algunos de los deportistas que han felicitado en sus redes sociales a Castellet. También lo han hecho, entre otros, Pedro Sánchez y la Casa Real, que escribía a la snowboarder: “Gracias por perseverar, arriesgar y brillar para traer a España la 1ª plata de la historia de los JJ.OO.”.