Mendy, del paro a mejor portero de África

El actual guardameta del Chelsea casi se retira del fútbol cuando, en 2014, fue despedido del Cherbourg. Con su. Con su familia como apoyo principal, es ahora uno de los mejores en su posición

Édouard Mendy, durante la Copa Africana de Naciones. Foto: Twitter @CAF_Online

“Si alguien me hubiera dicho hace seis años que estaría aquí, ni le hubiera escuchado”, afirmó Édouard Mendy.

Senegal ha ganado, este 6 de febrero, la Copa Africana de Naciones (CAN), tras vencer a Egipto en la tanda de penaltis. Un título más para su portero titular, Édouard Mendy, quien sigue ampliando su número de trofeos, después de la gran temporada que hizo el año pasado con el Chelsea.

Mendy ha sido una de las principales figuras del equipo senegalés, y ha sido nombrado mejor portero del campeonato africano. En la final, paró un penalti decisivo para que, justo después, Sadio Mané anotara el último y ganar por primera vez, en la historia del país, la CAN.

De ser despedido a ganarlo todo
Édouard Osoque Mendy, nacido en Montivilliers (Francia), en 1992, es uno de los porteros más destacados del momento. Sin embargo, hace tan solo unos años, estuvo cerca de retirarse del fútbol. En 2014, el Cherbourg, equipo en el que militaba Mendy, descendió a la cuarta división francesa y el club decidió cancelar su contrato.

Él y su novia esperaban su primer hijo, y el portero se encontraba sin trabajo. Mendy decidió cobrar un subsidio por desempleo para dedicarse por completo al fútbol. Se presentó en Pôle Emploi, una agencia del Gobierno francés para ayudar a los desempleados, y explicó que buscaba un equipo, pero allí no pudieron ofrecerle nada. “Cuando el asesor de empleo me dijo que no podía ayudarme pensé: ‘Ya está, lo que esperabas lograr en el fútbol hay que dejarlo de lado’”, explicó el futbolista en una entrevista con France Football.

“Fue gracias a mi familia, quienes me ayudaron en ese tiempo a mantenerme fuerte”, explicó Édouard Mendy.

Mendy ha comentado en alguna ocasión que el año que estuvo sin jugar al fútbol le resultó largo y no fue un tiempo fácil para él. Unido a su situación económica y familiar, Mendy se planteó la continuidad en el deporte, pero con el apoyo de su familia, consiguió superar ese momento. “Fue gracias a mi familia, quienes me ayudaron en ese tiempo a mantenerme fuerte”, explicó Édouard Mendy.

En 2015, Ted Lavie, un excompañero, le llamó para informarle de que el Olympique de Marsella buscaba un portero. Mendy fichó por el club y pasó a ser el cuarto portero. Luego jugó en el Reims, donde se hizo con la titularidad y ascendió a Ligue 1, primera división francesa, y más tarde en el Rennes.

Petr Čech, asesor técnico y de rendimiento del Chelsea, se interesó por Mendy y el club londinense lo fichó. Este se unió a las filas de los Blues, en 2020, y, en su primer año, le quitó el puesto a Kepa Arrizabalaga. También hizo historia en la Champions, al ser el primer portero africano en jugar una final de esta competición, e igualó la mejor marca de porterías a cero en Liga de Campeones, nueve.

Desde entonces, Mendy se ha convertido en uno de los mejores porteros del mundo. Además de la Copa África y la Champions League, con el Chelsea también se ha hecho con la Supercopa de Europa. Ahora puede ganar la EFL Cup (o Carabao Cup), contra el Liverpool, el 27 de febrero, y el Mundial de Clubes, que se disputa del 8 al 12 de febrero. A nivel personal, Édouard Mendy ha ganado el premio The Best de la FIFA al Mejor Portero y el Guante de Oro en el campeonato africano.

“Trabajo duro, consistencia, sacrificio, fe, apoyo y esperanza. No podría haberlo hecho sin el amor y el soporte que he recibido de mi equipo, del staff, de los jugadores, de mi familia y de los fans. Hemos ganado juntos”, escribió Mendy, en redes sociales, tras ganar la Copa África.