María Sharapova anuncia su retirada

La tenista rusa se retira tras cinco Gran Slam y estar en el puesto número uno mundial.

María Sharapova, junto al trofeo Bausch. Foto: Wikimedia Commons

La tenista rusa María Sharapova ha anunciado su retirada definitiva, a los 32 años, tras ganar cinco Gran Slam y ser número uno a nivel mundial. Las lesiones han sido la principal razón de esta decisión que ha anunciado mediante una carta publicada por Vanity Fair.

«¿Cómo dejas atrás la única vida que conoces?, ¿cómo te apartas de las pistas donde te has entrenado desde que eras una niña, del deporte que amas, que te ha regalado momentos inolvidables y por el que has derramado lágrimas, un deporte en el que has encontrado a tu familia, entre los que se encuentran los aficionados que te han seguido durante más de 28 años? Soy nueva en esto, así que perdonadme. Tenis, digo adiós», así empieza la carta escrita por ella misma.

“Detrás de puertas cerradas, 30 minutos antes de ir a la cancha, tuve un procedimiento para adormecer mi hombro para pasar el partido. Las lesiones en el hombro no son nada nuevo para mí, con el tiempo mis tendones se han deshilachado como una cuerda. He tenido varias cirugías; una vez en 2008, otro procedimiento el año pasado, y pasé innumerables meses en fisioterapia. Solo caminar en la cancha ese día se sintió como una victoria final, cuando, por supuesto, debería haber sido simplemente el primer paso hacia la victoria”, así ha comunicado el principal motivo de su decisión.

Ahora y tras la publicación de su biografía, Unstoppable, ha anunciado que se centrará en permanecer junto a su familia y “disfrutar de las pequeñas cosas como beber un café por las mañanas, excursiones los fines de semana” o tener una jornada de trabajo elegida por ella, aludiendo así otra de sus pasiones, el baile.

Las reacciones del resto de sus colegas no se han hecho esperar y ha sido Djokovic el primero en dedicarle unas palabras a la tenista. “Sharapova debería estar orgullosa de todo lo que ha logrado”, ha publicado.

Nike ha sido la primera marca que ha lanzado un homenaje tras su larga trayectoria profesional, mediante una publicación que incluía un texto que ponía en valor su capacidad de hacer frente a las adversidades. “Adiós a una de las mejores competidoras de la historia del deporte”, ha sido la frase que ha acompañado a la imagen de la marca.

Sin embargo, la tristeza se ha apoderado durante la carta y ha mencionado todos aquellos momentos que añorará en su nueva vida. “Dando mi vida al tenis, el tenis me ha dado vida a mí. Lo echaré de menos cada día. Echaré de menos el entrenamiento y mi rutina diaria: despertarme al amanecer, atar mi zapatilla izquierda antes que la derecha y cerrar la puerta de la cancha antes de golpear mi primera pelota del día. Extrañaré a mi equipo, a mis entrenadores. Echaré de menos estar sentada con mi padre en los entrenamientos. Los apretones de manos, ganes o pierdas, y mis rivales, lo supieran o no, me empujaron a ser la mejor”, ha mencionado.

«El tenis me ha enseñado el mundo y de qué estaba yo hecha. Cómo me probé a mí misma y medí mi crecimiento. Y quiera que sea el siguiente capítulo de mi vida que elija, mi próxima montaña, seguiré empujando, seguiré ascendiendo, seguiré creciendo», así ha querido despedirse la tenista.

Sus inicios
Fue en Wimbledon cuando, con 17 años, Sharapova venció a Serena Williams, en ese momento la número uno, en la final del Gran Slam de 2004. La joven tenista comenzó en este mundo a los cuatro años y más tarde se trasladó a un colegio enfocado a jóvenes deportistas en Florida.

Su lucha le hizo llegar a la cima del ranking de la Women’s Tennis Association (WTA) en 2005, además de alcanzar el título de Australia en 2008 y el del Abierto de Francia en 2012 y 2014. La plata en los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 o la Copa Federación en 2009 también se incluyeron en su currículum.

Los cinco Grand Slam fueron seguidos de uno de los momentos más inesperados para todos sus seguidores, su positivo en dopaje por consumir meldonio, lo que le hizo estar suspendida durante 15 meses.

Este episodio no desembocó en victorias, pues en 2017 alcanzó el oro en China, a pesar de que 2018 y 2019 estuvieron cargados de derrotas que afectaron a su ranking, su confianza y en las marcas publicitarias.

Sharapova ha anunciado que, para ella, la clave del éxito es, sin duda, no creerse que está por encima del resto, sino todo lo contrario, pensar que siempre está “pendiente en una cuerda para así sacar más fuerza”.

En total, solo en la cancha, la tenista consiguió 38 millones de dólares, cifra que no incluye lo obtenido mediante mediante los patrocinios de las marcas.