La selección femenina de EE. UU. logra la equidad salarial

Las jugadoras percibirán 24 millones de dólares como indemnización tras un “acuerdo histórico” que pone fin a su lucha por equiparar los sueldos en ambas formaciones

Selección femenina de EE. UU. Foto: Twitter @USWNT

La Federación de Fútbol de Estados Unidos y la selección femenina del país, tras años de negociaciones, han acordado que las jugadoras recibirán 24 millones de dólares como indemnización. Además, tendrán el mismo sueldo que el equipo masculino.

Este “acuerdo histórico” pone fin a su lucha por equiparar los sueldos en ambas formaciones. En un comunicado conjunto, la federación y las jugadoras señalaron que trabajarán “orgullosamente” y juntos para “avanzar en la igualdad” en el mundo del fútbol. 

Según detalló ESPN, la Federación de Fútbol de Estados Unidos y la selección femenina del país han acordado que las jugadoras de la selección se repartirán 22 millones de dólares. Asimismo, destacaron que la federación abonará dos millones más para ayudar a las jugadoras una vez que se hayan retirado del deporte profesional y también para iniciativas benéficas relacionadas con la igualdad en el fútbol. La federación también se ha comprometido a que los integrantes de sus equipos femenino y masculino cobren lo mismo tanto en amistosos como en torneos oficiales. 

“Este es un paso adelante monumental para sentirnos valoradas y respetadas, y para arreglar nuestra relación con la federación”, ha afirmado la jugadora Alex Morgan en el programa Good Morning America.

Esta disputa comenzó en 2016, con una queja presentada ante la Comisión de Oportunidades e Igualdad en el Empleo de EE. UU. (EEOC) por discriminación salarial. Megan Rapinoe, Alex Morgan, Carli Lloyd, Becky Sauerbrunn y Hope Solo fueron las jugadoras que dieron este primer paso. 

Tres años mas tarde, 28 jugadoras de la selección estadounidense denunciaron a la federación por los mismos motivos en una corte federal de California. La selección femenina de fútbol de EE. UU. es una potencia internacional y ha ganado cuatro mundiales (1991, 1999, 2015 y 2019). Estos éxitos dejan atrás al equipo masculino estadounidense, que no llegó a clasificarse para el último Mundial de Rusia, en 2018. 

Este acuerdo supone una victoria para la selección femenina de EE. UU. “¡Cuando nosotras ganamos, todo el mundo gana!”, escribió Megan Rapinoe en Twitter, emblema de la selección femenina y un icono de la lucha por la igualdad en el deporte estadounidense.