Joan Laporta, elegido como presidente del F.C. Barcelona

El abogado regresa a las oficinas del Camp Nou, en su segundo mandato al frente del club

El nuevo presidente del Barcelona acudía a votar a medio día. Foto: Twitter Joan Laporta.

Joan Laporta ha sido elegido nuevo presidente del F.C. Barcelona por los socios del club. El abogado ha logrado hacerse con la confianza mayoritaria de los votantes, lo que le permite volver a la Presidencia, en la que ya estuvo entre 2003 y 2010. Laporta se impuso a sus rivales y obtuvo 30.184 votos, un 54,28%.

Laporta se presentaba a las elecciones bajo la promesa de renovar al equipo y devolver la seriedad que ha perdido durante el mandato de Josep María Bartomeu, actualmente investigado por el Barçagate. Sus principales competidores, Víctor Font y Toni Freixa, no han podido imponerse a la popularidad del ya presidente. El primero ha obtenido el respaldo de 16.679 votantes, un 29,99%. Freixa no pudo pasar del 8,58% y 4.769 votos.

El abogado regresa al club que ya presidió entre 2003 y 2010, año el el que dimitió tras varias polémicas. Con Laporta en la Presidencia, el club vivió algunos de sus mejores años. Entre los logros conseguidos, destacaron el fichaje de Ronaldinho, en 2003. El brasileño fue una de las figuras más importantes del equipo y en 2005 se hizo con el Balón de Oro de la FIFA, que le reconocía como el mejor jugador del mundo. También fue Laporta quien decidió que, debido a los buenos resultados que estaba cosechando en el filial, el entrenador del equipo debía ser el exjugador del club Pep Guardiola. El resultado, a pesar del errático comienzo, fue incuestionablemente bueno, ya que fue el artífice del mejor F.C. Barcelona de la historia, un equipo compuesto en su mayoría por la cantera de juveniles.

Otro de los grandes momentos que Laporta dejó al barcelonismo fue la goleada al Real Madrid en el Santiago Bernabéu, por 2-6. No solo era la sensación de vencer al eterno rival en su casa, sino que, además, acercaba el título de Liga a las vitrinas culés y colocaba el total de goles de la temporada en 100. También fue la época en la que el equipo comenzó a llevar la publicidad de Unicef, que fue una promesa de Laporta a razón de una colaboración por valor de 1,5 millones de euros, a través de su fundación. Unicef no tuvo que abonar ningún importe por la acción y le otorgó una repercusión a nivel global.

Son parte de su legado las celebraciones y las imágenes que dejó para la posteridad, como aquella en la que un Laporta, aún con la camisa y los pantalones del traje puestos y con la corbata atada en la cabeza, se lanzaba a la piscina durante una boda en Italia. En el ámbito deportivo, es muy recordada la fiesta en la que el presidente del club acudió a una conocida discoteca de Barcelona para celebrar la victoria de su club ante el Real Madrid por 1-0. Se vio a Laporta, puro en mano y empapado en champán.

Leo Messi, el primer problema 
Leo Messi es parte de la historia del F.C. Barcelona y es considerado, por muchos, como el mejor jugador del fútbol. Messi acudió a votar el pasado domingo, a medio día, algo que nunca había hecho antes y que demuestra su implicación actual con el futuro del equipo. El delantero no vive su mejor momento en la entidad. Durante la Presidencia de Bartomeu, Messi experimentó algunos de los momentos más complicados de su carrera y mostró sus deseos de abandonar el club. No fue hasta el verano de 2020 cuando este hecho fue real y no se cumplió ante las reticencias de la directiva. En un fax que se hizo público, Messi anunció que deseaba abandonar el equipo y pedía las facilidades necesarias para que facilitara su salida.

Ahora, Laporta debe luchar por mantener a la estrella del equipo en sus filas. Con él como presidente, el club consiguió 12 títulos en fútbol, entre ellos, dos Ligas de Campeones, competición que se le resiste al equipo desde la final con la Juventus, en 2015, donde el tridente Neymar, Messi y Suárez llevó al equipo a la victoria.

Con el regreso de Laporta al Camp Nou, cumple con una de las advertencias que lanzó al Real Madrid durante la campaña electoral. Con una enorme lona colocada frente al Santiago Bernabéu, Laporta mostraba su deseo de volver a enfrentarse al club blanco. Hoy ese deseo se hace realidad.