Infantino y Wenger plantean el cambio del calendario FIFA

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y Arsène Wenger, el precursor de esta propuesta, son los encargados de liderar el cambio de calendario para los parones de selecciones

La FIFA quiere poner en marcha este proyecto lo antes posible, y aunque la decisión parece estar tomada, se someterá a votación en la próxima cumbre que se celebrará en abril de 2022. Todas las asociaciones participarán en la consulta, pero tendrán un peso mayor las federaciones. De momento, la Conmebol y la UEFA se muestran contrarias.

La propuesta quiere reorganizar el calendario (realizar el parón en un solo mes, octubre, donde se jugarían los partidos clasificatorios) y realizar una copa del mundo cada dos años, con el fin de dar mayor visibilidad a esta competición, y escuchar a los clubes, cuyas quejas son constantes por tener que ceder jugadores frecuentemente.

Esta medida entraría en vigor a partir de 2026, ya que el Mundial de 2022 y el de 2026 se celebrarán en las fechas previstas. Arsène Wenger ha sido el responsable de esta iniciativa, con el objetivo de dotar de más impotancia a los partidos entre selecciones, que tenían poco atractivo para los aficionados, y con el fin de disminuir la carga de partidos en los jugadores. Algunos han manifestado su descontento con el calendario y la necesidad de un cambio, como es el caso de Thibaut Courtois.

«Deberían mejorar y tener más cuidado con nosotros, no somos máquinas»

«Deberían mejorar y tener más cuidado con nosotros, no somos máquinas», señaló el guardameta belga en la entrevista posterior al partido ante Italia por el tercer y cuarto puesto de la UEFA Nations League. Courtois arremetió contra la organización de estos torneos y contra el calendario, abogó por la salud física de sus compañeros de profesión, repitiendo en varias ocasiones que nadie se preocupa por ellos, y que lo único que de esta manera se iba a conseguir es que se lesionen cada vez más, a costa de que las organizaciones se llenen los bolsillos.