España empata en su segundo partido en el Mundial

La selección española se adelantó en el marcador, con un gol de Morata, pero Alemania igualó el encuentro poco antes de que finalizara

Morata celebrando su gol junto a Koke y Dani Olmo. Fuente: Twitter @sefutbol

España y Alemania se dieron cita, el 27 de noviembre, en el estadio Al Bayt de Qatar, en el primer partido de este Mundial que enfrentaba a dos campeonas del mundo. Enfrentarse a la selección alemana es sinónimo de buenos recuerdos como lo fueron en su momento los goles de Maceda, Fernando Torres o Puyol (Mundial de Sudáfrica 2010).

Los de Luis Enrique saltaron al campo con una sola rotación  en el 11 con el que se midieron a Costa Rica. Esta fue en el lateral derecho, en el que entró Daniel Carvajal en lugar de Cesar Azpilicueta.

Este partido también era un duelo de banquillos, ya que se enfrentaban Luis Enrique y Hansi Flick, el artífice del  2-8 del Bayern de Múnich al F.C. Barcelona, en la Champions League de 2020. Flick, sabía perfectamente de la calidad del centro del campo español por lo que Pedri, Gavi y Busquets tenían siempre un hombre pendiente de ellos.

En la primera parte, los de Luis Enrique mostraron que no han venido a este Mundial de visita, un tiro al palo de Dani Olmo y algunos destellos de Pedri no fueron suficientes para cambiar el símbolo del marcador antes del descanso. Los alemanes  tuvieron que ver cómo se les anulaba un gol en un centro lateral, en el que Antonio Rüdiger remató a placer, pero el VAR anuló el gol por fuera de juego del futbolista madridista.

Poco después de empezar la segunda parte, comenzaron a mover el partido desde el banquillo y esto sirvió para que el delantero atlético Álvaro Morata  marcara gol con un remate a pase de Jordi Alba.

 

El empate alemán llegó en el minuto 83, con un remate de Niclas Füllkrug, delantero del Werder Bremen. Los últimos minutos fueron algo descafeinados en comparación con el resto del partido, y parecía que ambos equipos se conformaban con el resultado

Las cuentas de España para pasar 
Las cuentas para los de Luis Enrique son sencillas: si España gana a Japón, será primera del grupo E; en caso de empate, España dependerá del resultado del Costa Rica-Alemania para saber en qué posición se clasifican, en caso de perder contra los nipones, España necesitará una victoria o un empate alemán frente a Costa Rica; si el combinado costarricense gana y España pierde, la selección española estará eliminada.