El Real Betis gana su tercera Copa del Rey

El club verdiblanco se proclamó campeón, en La Cartuja, tras vencer al Valencia en la tanda de penaltis

Los jugadores y cuerpo técnico del Real Betis, celebrando la Copa del Rey. Foto: Twitter @RealBetis

“Señoras y señores, niños y niñas… El Real Betis Balompié es campeón de la Copa del Rey”. Con este mensaje en sus redes sociales, el club verdiblanco celebró su tercer título en esta competición de fútbol.

El Estadio de La Cartuja, situado en Sevilla, fue el escenario de esta final de Copa del Rey que enfrentó, el 23 de abril, al Real Betis y al Valencia C.F. A los pocos minutos del inicio, el Betis se adelantó en el marcador con un gol de Borja Iglesias, y más tarde, en el 30 de la primera parte, lo igualó Hugo Duro para el Valencia.

A pesar de las numerosas ocasiones de ambos equipos, incluidos dos palos del conjunto de Manuel Pellegrini, no hubo más goles y el partido se fue a los penaltis. En la tanda, acertaron todos los lanzadores, salvo Yunus Musah, el futbolista estadounidense del Valencia, quien mandó el balón por encima de la portería de Claudio Bravo. Juan Miranda, quien celebró en 2005 la segunda Copa del Betis como un aficionado más, fue el encargado de lanzar el último penalti, que proclamó campeón a su equipo.

Borja Iglesias fue nombrado mejor jugador de la final, además de convertirse en el máximo goleador de la Copa del Rey 21/22. Después de recibir el premio de MVP, Iglesias reconoció haber jugado uno de sus mejores partidos: “Me he encontrado cómodo, he disfrutado mucho, he sido feliz jugando”.

Joaquín seguirá en el Betis un año más
Otro nombre propio fue Joaquín Sánchez, quien jugó el final de la segunda parte y toda la prórroga, además de marcar en la tanda de penaltis. El capitán bético mostró su alegría y comentó la ilusión de todo el equipo por volver a “ganar una copa tan bonita”. Después de felicitar a su antiguo equipo, esta vez rival, dedicó el título a su familia, a los trabajadores del Betis “que no se ven” y a todos los aficionados. “Los penaltis son una lotería, pero creo que nosotros lo merecíamos también. Estamos muy felices porque estamos en casa, en Sevilla, y gracias a Dios se la hemos podido dar (la Copa) a todos los béticos”, comentó Joaquín, al final del partido.

Durante los últimos meses, Joaquín, de 40 años, había hablado sobre la posibilidad de retirarse al final de la temporada. Sin embargo, en la celebración del título con los aficionados, al día siguiente de su consecución, Joaquín comunicó que seguirá un año más en el Betis: “No sé si voy a estropear un plan que tengo por ahí, pero lo siento mucho, voy a seguir un año más”.

“Muy bonito a veces y muy cruel otras”
La alegría de los béticos contrastó con las lágrimas de los valencianistas, que ya ganaron su octava Copa del Rey hace tres años, en 2019. Al final del encuentro, José Luis Gayà expresó, con los ojos llorosos, su tristeza por irse “de vacío” y agradeció a la afición todo su apoyo. “Nos hemos dejado todo lo que teníamos en el campo. Nos hemos vaciado y hemos tenido nuestras ocasiones. Creíamos mucho en poder ganar hoy y nos vamos muy decepcionados, pero orgulloso de mi equipo y de mi afición. Volveremos”, comentó el capitán del Valencia.