El piloto portugués Paulo Gonçalves fallece en el Dakar

La organización del Rally Dakar ha decidido cancelar la octava etapa de motos y 'quads' después del accidente mortal.

Rally Dakar 2020
Rally Dakar 2020. Foto: Piqsels

La octava etapa del Rally Dakar 2020 en la categoría de motos y quads, que debía ser disputada este lunes, ha sido suspendida por la organización para respetar la memoria del piloto portugués Paulo Gonçalves, fallecido durante la séptima etapa disputada el domingo.

Gonçalves era un persona muy querida y respetada entre sus compañeros. La decisión de cancelar la etapa se adoptó tras una reunión entre la dirección de carrera y los equipos participantes, cuyos pilotos han quedado impactados tras este trágico accidente.

El motociclista, de 40 años, sufrió un accidente a la altura del kilómetro 263 de la etapa, entre Riad y Wadi Al Dawasir (Arabia Saudí), la más larga de todo el rally, con 546 kilómetros. Esta era, además, una de las más complejas por la rapidez con la que afrontan los pilotos las dunas y los valles de arena rumbo al Cuarto Vacío, un área de desierto de 650.000 kilómetros cuadrados deshabitados.

Stefan Svitko y Toby Price, quienes habían tomado la salida tras Gonçalves, le encontraron tirado en el suelo y advirtieron inmediatamente a la organización con el Iritrack (dispositivo que llevan instalado los pilotos en sus respectivos vehículos). Ocho minutos tardó el helicóptero médico en llegar a la zona, donde se encontraron al piloto inconsciente y con parada respiratoria. Tras varios intentos de reanimarle sin éxito, se le trasladó al hospital más cercano, situado en Layla, donde se confirmó finalmente el fallecimiento.

Gonçalves corría su decimotercer Dakar y por primera vez lo hacía con la marca india de motos Hero. En su trayectoria, había logrado ser campeón del mundo de Rally Cross Country en 2013 y terminó cuatro veces en el top 10 del Rally Dakar. En el año 2015 estuvo cerca de tocar la gloria, al finalizar segundo por detrás del piloto español Marc Coma, quien habló tras el accidente.

“Es una pena el precio altísimo que hay que pagar por esta pasión y por esta carrera, siempre hubo un respeto mutuo y buena relación entre nosotros”, dijo.

Es la primera muerte de un piloto en el Dakar desde que en 2015 falleciera el polaco Michal Hernik por una deshidratación.