El clásico femenino bate el récord histórico de asistencia

El Camp Nou se llenó, el pasado miércoles, para el encuentro entre F.C. Barcelona y Real Madrid

91.553 aficionados acudieron al Camp Nou para vivir la vuelta de los cuartos de final de Champions League. Foto: Twitter @fcbarcelona

El F.C. Barcelona y el Real Madrid disputaron, el 30 de marzo, la vuelta de los cuartos de final de la Champions League femenina, competición que ya conquistó el conjunto azulgrana la temporada pasada. En una tarde algo nublada en Barcelona, el Camp Nou presenció cómo 91.553 aficionados disfrutaban de un partido que, más allá de lo deportivo, destacó por el espectacular ambiente en la que fue una velada de récord. Y es que la cifra superó con creces cualquier precedente, por lo que esta cita futbolística se convirtió en el encuentro de fútbol femenino con mayor asistencia de público de la historia.

El presidente del equipo local, Joan Laporta, había anunciado días antes la importancia del encuentro, y había recalcado que pretendía vivir “una noche histórica” en su estadio. El equipo, a través de redes sociales, expandió la idea de realizar varios mosaicos con cartulinas de colores en las gradas, al más puro estilo de las grandes noches de fútbol europeo. Asimismo, se hizo un llamamiento popular para intentar que todo aquel que pudiese fuese al partido. Finalmente, el campo quedó repleto, y, en uno de los lados, apareció el lema que el F.C. Barcelona había propuesto días antes en su campaña: “More than empowerment”; “Más que empoderamiento”, en español.

De esta manera, el deporte femenino ha vuelto a vivir una experiencia que reivindica el poder de las mujeres frente a todo el mundo. La plataforma de retransmisión de deportes Dazn, además, ha contribuido a la causa, emitiendo todos los partidos de la Champions femenina, en directo en YouTube, con el objetivo de dar más visibilidad a la competición. Algunos clubes ya habían decidido participar en iniciativas similares, como el Atlético de Madrid y la Juventus, que, en más de una ocasión, cedieron los estadios de sus equipos masculinos para los partidos femeninos. No obstante, el récord de asistencia a un encuentro de estas características lo tenía la selección estadounidense, que, en el Mundial de 1999, reunió en California a más de 90.000 espectadores, en la final contra China.

En los últimos años, se han empezado a llevar a cabo un mayor número de regulaciones y normativas que otorgan más relevancia al deporte femenino, aunque numerosas personas consideran que la situación aún va muy atrasada. Sin embargo, se han producido algunos notables avances, como el reciente acuerdo en la Federación de Fútbol de Estados Unidos para que tanto el equipo nacional masculino como el femenino reciban el mismo salario. El presidente de LaLiga, Javier Tebas, agradeció la actitud del Barcelona, pero admitió que prefiere que “haya una liga femenina con 5.000 aficionados en todos los partidos que con 90.000 en uno”.

Alexia Putellas, vigente Balón de Oro

El F.C. Barcelona, en cambio, no ha ocultado su ilusión y, mediante varios vídeos, ha mostrado su agradecimiento y orgullo por la tarde de fútbol en el Camp Nou. En ellos, se enseña a aficionados de todas las partes de España, haciendo la ola desde sus asientos y coreando el nombre de cada jugadora.

En el partido, el Barça derrotó por 5-2 al Madrid, firmó su pase a semifinales, y demostró una vez más el gran estado de forma y la magnífica trayectoria que lleva desde hace dos años. Aunque, el 30 de marzo, el Barcelona celebró una doble victoria, en el campo y en las gradas. Así lo publicó el F.C. Barcelona: “El récord es vuestro”.