El Atlético de Madrid conquista la liga

Los de Simeone consiguen el título 2020-2021 tras no pocos baches y en un curso diferente a los anteriores por la situación sanitaria provocada por el coronavirus

El Atlético de Madrid se hace con la Liga 2020-2021. Foto: Atlético de Madrid.

El Atlético de Madrid es el campeón de La Liga Santander 2020-2021. Lo ha hecho de la única forma que los de Simeone manejan mejor que ningún otro equipo: sufriendo hasta el final. El club colchonero logró hacerse con un título que, por momentos, durante el campeonato, parecía que se le escapaba de las manos. En el último partido de la temporada, ante el Real Valladolid, en el estadio José Zorrilla, una victoria, con remontada incluida, ponía punto y final feliz a un curso plagado de anomalías, fruto de la pandemia.

El Atlético necesitaba ganar para huir de su perseguidor, el Real Madrid, que había conseguido aprovechar los errores de su rival en la segunda vuelta, momento más irregular de la temporada para el cuadro rojiblanco. En febrero, con 10 puntos de ventaja, los de Diego Pablo Simeone estuvieron cerca de perder el liderato que atesoraban desde noviembre. Hasta ese momento, el club era el equipo más regular de la Liga gracias a las actuaciones que regalaban a los aficionados semana tras semana.

“Me menospreciaron. Siempre voy a estar agradecido a este grandísimo club por confiar en mí”, reclamó Suárez.

Una prueba de la estabilidad del equipo es visible a través de los buenos resultados cosechados en casa. El Wanda Metropolitano se convirtió en un terreno seguro para el club. Sobre él lograron 15 victorias de 19 posibles, tres empates y solo una derrota. El club colchonero ha sido el equipo con mejores resultados en su campo, y el tercero a domicilio (con 11 victorias, cinco empates y tres derrotas), estabilidad que, a pesar de las zozobras temporales sufridas, le ha permitido llegar a buen puerto.

En una competición anómala, fruto de la pandemia del coronavirus, el Atlético, uno de los clubes con una de las mayores aficiones de España y de Europa, no pudo disfrutar del apoyo de sus hinchas en el estadio. Siete años después del último título liguero (tanto hace que se celebró en el estadio Vicente Calderón), esta vez, sobre el césped del Wanda Metropolitano y con el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, como maestro de ceremonias, los colchoneros levantaron, por undécima vez, la copa que les reconoce como vencedores.

El Atlético ha sido también el club de las reivindicaciones. Desde Joao Félix, aunque desinflado a final de campeonato, el portugués arrancó la temporada con destellos de lo que puede ser como jugador en un futuro cercano; hasta Stefan Savić, uno de los grandes responsables de la altura obtenida en la clasificación. Otro de los destacados del equipo fue Marcos Llorente, cuya figura irrumpía como continuación de lo que fue una de las revelaciones de la temporada pasada. Reconvertido a extremo y tras abandonar el mediocampo más puro, el madrileño se reivindicaba semana a semana a través de goles, asistencias y jugadas clave para su club.

También ha sido un gran año para Luis Suárez, expulsado del F.C. Barcelona, a principios de temporada, en lo que fue una de las decisiones más controvertidas del verano. El delantero uruguayo llegaba con una doble misión: hacer a la afición olvidar a Álvaro Morata, delantero del equipo la temporada pasada y que pasó con más pena que gloria por el Metropolitano antes de marcharse a la Juventus de Turín, y recuperar el gol que el equipo había olvidado desde hacia varias temporadas. Los resultados son visibles. Suárez es el cuarto máximo goleador de la competición, a pesar de haber pasado varias jornadas alejado del verde fruto de una lesión. Sus 21 goles son una parte importante de los resultados de un club del que ha sido máximo goleador en el curso.

Sobre el episodio de su marcha del club culé, Suárez no desaprovechó los micrófonos del pospartido para recordar este momento y lanzar un dardo en dirección a Barcelona: “Me menospreciaron. Siempre voy a estar agradecido a este grandísimo club por confiar en mí. Hay mucha gente que ha sufrido conmigo. Mi mujer, mis hijos, el día a día. Son muchísimos años en el fútbol y es el año que más hemos sufrido por todo”. “Mis estadísticas, ahí está Luis Suárez, son cinco de siete ligas”, destacó sobre su figura.