Sanidad aprueba el cierre perimetral en Semana Santa

España cuenta con más de tres millones de contagios y más de 72.000 muertos, según datos del Ministerio de Sanidad. El Gobierno y las comunidades autónomas han acordado nuevas restricciones para evitar una cuarta ola

Las comunidades autónomas cerrarán en Semana Santa y el puente del Día del Padre. FOTO: Comunidad de Madrid.

El Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud ha decidido, por mayoría, cerrar perimetralmente las comunidades autónomas durante el puente del Día del Padre y Semana Santa. La decisión no ha sido por unanimidad debido a que la Comunidad de Madrid ha votado en contra de las restricciones, aunque ha señalado que acatará la orden ministerial, pero enviará un recurso a la Justicia.

La movilidad entre comunidades no será la única medida. También, estará limitado el horario nocturno, donde habrá toque de queda desde las 23:00 hasta las 6:00 horas. Los grupos de reunión en espacios públicos abiertos serán de seis personas y en espacios públicos privados, de cuatro personas. En las casas, solo podrán reunirse convivientes. No tendrán lugar las celebraciones de eventos masivos para evitar aglomeraciones, y aquellos eventos en espacios cerrados tendrán que seguir las normas de aforo.

“Está técnicamente demostrado que la densidad poblacional juega un factor determinante en la mayor transmisión de todas las patologías respiratorias. Y este hecho se ha comprobado en Madrid”, aseguró el consejo de Sanidad, Antonio Zapatero.

Los datos epidemiológicos han caído desde mediados de febrero. Ahora, España alcanza una incidencia de 130 casos por cada 100.000 habitantes. El pico de la tercera ola tuvo lugar a finales de enero, con una incidencia de 899 casos. Sin embargo, la unidad de cuidados intensivos (UCI) continúa con una ocupación del 23% y siguen falleciendo cada día más de 100 personas.

Un año de pandemia
La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la pandemia mundial por el coronavirus el 11 de marzo de 2020. El Ejecutivo español declaró el Estado de Alarma el 14, tras aprobarlo en el Consejo de Ministros extraordinario. El primer decreto duró hasta el 21 de junio. La vida de todos los españoles, y del mundo, cambió a partir de ese mes.

La Comunidad de Madrid y el País Vasco decidieron adelantarse el lunes de esa misma semana por la subida de contagios. Ambas comunidades cancelaron las clases desde Infantil hasta la universidad. El Gobierno también cambió las medidas a contención reforzada: suspensión de la actividad docente, la recomendación del teletrabajo y el aplazamiento de las intervenciones quirúrgicas.

“Acabo de comunicar al jefe de Estado la celebración mañana de un Consejo de Ministros para decretar el Estado de Alarma en nuestro país”, afirmó Pedro Sánchez el 13 de marzo de 2020. La bolsa española cayó hasta un 14% y el paro aumentó con 302.365 personas, la mayor subida de la historia. La sociedad no pudo salir de sus casas hasta que, el 26 de abril, el Gobierno permitió que los niños pequeños pasearan. La desescalada no comenzó hasta el mes de mayo, cuando se organizaron fases hasta el final del primer decreto.