Sanidad anuncia el fin de las mascarillas en interiores

Aún así, seguirán siendo de uso obligatorio en el transporte público y centros sanitarios y sociosanitarios

Carolina Darias, ministra de Sanidad, se reunió este miércoles con el Consejo Interterritorial, en Toledo, para debatir sobre el fin de las mascarillas en interiores. La ministra propuso el 19 de abril como fecha para adoptar esta relajación, tras la vuelta de Semana Santa. Sin embargo, esta medida no entrará en vigor hasta su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), por lo que el 20 de abril será una realidad.

Esta moderación tiene excepciones como el transporte público, los centros sanitarios y sociosanitarios, como anunció Darias: la mascarilla se seguirá usando en “aquellos espacios en los que puede haber personas con vulnerabilidad: centros de salud, hospitales, centros sociosanitarios -residencias- y en los transportes”. Por lo tanto, dejará de ser obligatoria en comercios, hostelería y colegios. 

La eliminación de las mascarillas en los centros escolares fue reclamada por la Asociación Española de Pediatría (AEP), que proponía un calendario para la retirada progresiva en las clases, por grupos de menor a mayor edad. Esta medida vendría acompañada por un refuerzo de los protocolos de ventilación y con las propuestas de cada una de las autonomías.

La mayoría de los países de la Unión Europea han descartado ya el uso de las mascarillas en interiores, aunque con excepciones. De los países cercanos a España, solo la mantienen Portugal e Italia.

La opinión de las comunidades
El fin del uso de la mascarilla ha sido una petición que ya han realizado varias comunidades, que consideran que ya no es una medida eficiente para evitar la transmisión del coronavirus.

Navarra y País Vasco creen que el momento óptimo para eliminar la mascarilla será después de Semana Santa, al igual que Murcia, que propone fiarse de la opinión de los técnicos de la ponencia de alertas y esperar hasta que pasen estos días festivos.

Galicia ha propuesto esperar a observar los resultados de la estrategia del 28 de marzo, donde se limitó el aislamiento de las personas contagiadas a solo aquellas que presentaran síntomas. La comunidad gallega opta por esperar “al menos 15 días”.

Madrid instó al Gobierno, hace un mes, a eliminar esta restricción, aunque con excepciones, mientras que Juanma Romero, presidente de la Junta de Andalucía, cree prudente esperar “unos meses”, ya que se avecinan eventos con una “enorme concentración de personas”.

Cataluña, contraria a Andalucía, lleva semanas pidiendo retirarla de los colegios, siguiendo las recomendaciones de la Asociación Española de Pediatría.

Asturias, Baleares, Castilla-La Mancha, Aragón, Comunidad Valenciana, Murcia, Extremadura, Castilla y León y Aragón han comunicado que seguirán las indicaciones que se den en el Consejo Interterritorial.