Muere Quique San Francisco, a los 65 años

El célebre cómico deja una carrera con más de 70 películas y 40 obras de teatro

Quique San Francisco, en la presentación del "docu-reality" Follow San Francisco. (Gtres)

Quique San Francisco falleció este lunes, a los 65 años, debido a una neumonía necrotizante, tras más de 40 días en la UCI del hospital Clínico de Madrid. San Francisco ingresó en el centro gracias a la ayuda de un amigo policía, justo cuando el temporal Filomena dejó incomunicada a Madrid por la intensa nevada. Tras superar los peores momentos de la enfermedad comenzó a hablar de los proyectos que tenía en marcha para cuando saliera de allí, pero, finalmente, no ha superado la enfermedad.

Debido al coronavirus, han sido pocos los rostros conocidos que han acudido al tanatorio, pero se ha visto cómo Lolita y Emma Suárez no han dudado en presentarse para decirle el último adiós al comediante.

Quique San Francisco se estrenó como artista a los seis años y en su trayectoria deja 70 películas y 40 obras de teatro. San Francisco tuvo una época en la que se convirtió en protagonista de reportajes en la prensa del corazón debido a su relación con Rosario Flores, que duro aproximadamente cuatro años. “Ella empezó con una persona (yo) y terminó con otra (la droga). Por eso, un día le dije que tenía que dejarme, que yo ya no era un hombre, era una piltrafa”, afirmó San Francismo durante una entrevista con Bertín Osborne, en 2018.

En los últimos tiempos, algunas de sus declaraciones en apoyo de Vox y sus postulados desataron las críticas de algunos de sus colegas de profesión.

En marzo de 2020, confesó que estaba prácticamente arruinado, después de ser estafado por varios promotores y agentes de su gremio, y que vivía en un hotel barato en las afueras de Madrid.

Despedida en redes
Una de las despedidas más emotivas ha sido la de Lolita: «Tantas veces, tantas charlas, tantas risas, hermano, sí, porque eras un hermano adoptivo de cariño, de complicidad, de enseñanza, un genio para vivir y beberse la vida, un genio para pisar el escenario, como si llevaras dos columnas en los zapatos, cuando lo pisabas era tuyo, y de ahí no había Sansón que te moviera, un genio de cariño hacia los míos, y mi hermano 26 años esperándote. Ya te has ido, pero no del todo, nos dejas tu esencia, tus ganas siempre de reír, y quitarle hierro a lo más amargo y triste. Te voy a echar de menos, mucho. Da abrazos en ese cielo tuyo de mi parte, a todos los que te esperan, aquí en la Tierra lo de besar y abrazar esta jodido, allí lo tienes más fácil. Te quiero, Enrique, se te quiere y se te admira mi familia entera, que es la tuya @enriquesanfranciscooficial».

«Todo mi cariño a los familiares y amigos de Quique San Francisco, gran actor con quien tuve la oportunidad de trabajar y compartir muchas risas», ha afirmado Macarena García

 

Tampoco le han faltado los homenajes televisivos. Pablo Motos le dedicó este lunes el programa El hormiguero y en Mediaset recuperaron varias entrevistas que tenían con él y que emitieron en el canal Cuatro, por la noche.

Politoxicómano y últimos años
Adicto a la heroína, en los 80, y también a la cocaína, las drogas minaron su salud de Quique San Francisco, su aspecto y también las bases de su relación con Rosario Flores. Durante su vida, mantuvo tres relaciones estables, pero no tuvo hijos.

Su vida durante los 80 y los 90 se desenvolvió entre el trabajo, la politoxicomanía y sucesos como el permanecer un tiempo en prisión en Nepal, por molestar a animales sagrados.

El cómico aseguró no haber remontado ni el bache económico ni el de salud, después de sufrir un accidente de moto en 2002, que le produjo una grave lesión de espalda, que le mantuvo más de un año inmovilizado y en silla de ruedas hasta que pudo recuperar la movilidad. También fue detenido por la Policía cuando intentaba renovarse el DNI, ya que estaba en busca y captura por no haberse presentado a la citación judicial de la que se olvidó.

Su carrera profesional
Hijo de dos reputados intérpretes como Queta Ariel y Vicente Haro, Quique San Francisco debutó frente a la pantalla siendo un niño. La publicidad fue su primer trabajo y, posteriormente, pasó al lineen el que se inició con seis años, y al teatro, con ocho años.

En 1975, logró hacerse hueco en varios capítulos de la serie El pícaro, y luego fue el intérprete de cintas como Colegas, Navajeros o El pico, hasta que dio comienzo tanto en el Club de la Comedía como en la serie de TVE Cuéntame cómo pasó, donde durante varias temporadas interpretó a Tinín.

A lo largo de su trayectoria, sembró éxitos en el teatro, con obras como Frankie y la boda, Decíamos ayer, Misterioso asesinato en Manhattan, El enfermo imaginario y varios espectáculos construidos sobre su propia figura.

Además, intervino en numerosas películas como Amanece, que no es poco, París Tombuctú, Acción mutante, La dama boba o El chocolate del loro, en las que ha trabajado a las órdenes de los más reputados directores españoles.