M. Bergerot: “Hemos logrado poner sobre la agenda un tema tabú: salud mental”

La número 3 en la lista de Más Madrid para las próximas elecciones en la Comunidad de Madrid ha explicado que una de las propuestas de su partido es que los centros de atención primaria tengan psicólogos, y que este servicio no dependa del dinero que tengan los madrileños

Manuela Bergerot acudió a la Universidad Francisco de Vitoria para explicar el programa que Más Madrid presenta para las elecciones del 4 de mayo.

Entrevista redactada por Cristina Camacho, Álvaro Gimeno y Clara Mollá, y realizada por Beatriz Rodríguez.

Manuela Bergerot es la número 3 en la lista de Más Madrid para las próximas elecciones en la Comunidad de Madrid. La salud mental, la gestión de la pandemia y las propuestas que su partido presenta han sido algunos de los temas que se han abordado durante esta entrevista. Bergerot ha afirmado que Mas Madrid tiene “una gran responsabilidad” para liderar el posible bloque progresista tras las elecciones. Además, ha reconocido la necesidad de “mirar por el prójimo”, ya que la pandemia ha dejado secuelas sanitarias, psicológicas y económicas.

La encuesta de El País dice que el PP y Vox tendrían mayoría absoluta para gobernar. No parece que las amenazas que han sufrido algunos representantes de la izquierda hayan hecho tenido efecto en los sondeos…
Por una parte, en Más Madrid seguimos tirando del bloque progresista. Tenemos una gran responsabilidad, la misma que tuvimos durante la pandemia, de llevar a la Asamblea de Madrid lo que de verdad estaba ocurriendo en los hospitales, con nuestra candidata, Mónica García. Pero a la vez, vemos esa encuesta con preocupación porque vemos que el PP sigue condenado a gobernar gracias a la ultraderecha. Para nosotras, nuestro objetivo es impedir eso.

¿Qué es para ustedes el lema Lo que de verdad importa?
Creo que es el gesto de mayor responsabilidad que podemos hacer. Durante la pandemia, Mónica García compatibilizaba su trabajo como sanitaria del 12 de Octubre y después iba a los plenos de la Asamblea y nombraba y hacía visible la situación de los hospitales, como los colapsos de las UCI, el desabastecimiento absoluto de los centros de atención primaria, la autoorganización de los sanitarios, etc. Cuando Mónica iba, el consejero de Sanidad o Ayuso, le negaban esa realidad en la que ella trabajaba. Esa responsabilidad que hemos tenido durante ese año de nombrar lo real, nosotras hemos continuado con la misma responsabilidad de recoger la realidad social que está viviendo la sociedad madrileña tras una emergencia sanitaria. En esta emergencia social, a la gente no se le puede seguir fomentando la incertidumbre. Lo que hay que poner sobre la mesa son certezas y para eso hay que hablar de lo cotidiano, de las carencias materiales que tiene la población de madrileña, como tener derecho a ir a tu centro de salud y que te atiendan. O que para ponerte la vacuna no tengas que recorrer 50 kilómetros de ida y vuelta, sino que sea tu médico de cabecera de confianza… No podemos permitir más desigualdad en la Comunidad de Madrid.

“La ultraderecha es nuestra línea roja y sabemos que estamos en el lado bueno de la historia, el de los demócratas”, afirma Manuela Bergerot.

Una de las claves de estas elecciones es la gestión de la pandemia. ¿Cuáles son las propuestas que hace Más Madrid?
Un plan de vacunación. Hasta ahora, en la región no ha habido un plan, lo que ha habido ha sido lo mismo que nos ha llevado a esta convocatoria de elecciones: propaganda, una irresponsabilidad partidista, que Ayuso pretende hacer una oposición al Gobierno central y no gobernar ni dar certezas. Nosotros ponemos un plan que refuerce todos los centros de salud, contratando a 8.000 médicos y médicas, eso es lo primero. Reforzar los centros de atención primaria y que la vacuna venga a los barrios y distritos, porque eso no tiene en cuenta las dificultades de movilidad que hay en la Comunidad de Madrid porque no es la capital. A la señora Ayuso se le olvida que gobierna en una región donde hay todavía problemas de movilidad con unas infraestructuras de cercanías, que las gentes de los pueblos de la sierra norte no pueden hacer, ni siquiera, ese recorrido. Eso es lo primero.

Otro punto que tiene su partido es la importancia de la salud mental. ¿Cuáles son sus propuestas?
Quiero destacar cómo hemos logrado poner sobre la agenda política, social y mediática un tema que era tabú en España. Porque de la misma forma que hablamos del derecho de cualquier otro ámbito, la salud mental en España era un tabú. En Madrid, esta pandemia ha mostrado cómo se ha desquebrajado el sistema, ¿no? Durante la pandemia, sabíamos que venía una quinta ola, que era el tema de la salud mental. También cómo los jóvenes han dicho que están viviendo una situación en el que no hay un futuro, no hay una proyección de ello. Nos hemos reunido con expertos y entidades de salud mental, y lo primero que hay que hacer es que los centros de atención primaria tengan psicólogos y que no dependa de si cada madrileño o madrileña tiene dinero o no para poder tener asistencia.

Ustedes fueron bastante críticos con el Hospital Isabel Zendal, pero han propuesto que sea un centro de investigación. ¿Por qué han dado este giro?
No podemos reforzar la irresponsabilidad de un edificio que primero estaba presupuestado, creo, en 50 millones de euros y que lleve unos sobrecostes de 160 millones, lo que no podemos hacer ahora es destruirlo. Lo que tenemos que hacer y lo que vamos a hacer en todos los demás ámbitos es con la herencia que hayan dejado hay que aprovecharla y lo primero que habría que hacer es dotar a ese centro de todas las medidas para que sea un centro de investigación y que Madrid pueda desarrollar toda la parte de investigación y desarrollo de la que está absolutamente carente.

“Si no hay salud, no puede haber economía”, comenta Manuela Bergerot.

Una de las políticas clave ha sido ese intento de equilibrar la gestión sanitaria y la economía. ¿Qué peligro ven a esa política?
Peligro es que se puso sobre la mesa un debate falso. No había que elegir entre economía y salud. Si no hay salud, no puede haber economía. Además, lo dijo Mónica García, y los datos que se están viendo es que el milagro económico estaba por encima de las vidas de los madrileños y madrileñas, en un contexto de pandemia mundial, y los números dicen que tal milagro no ha habido. Milagro no ha habido, es lo que dice Mónica, es lo que ha ocurrido en las UCI, gracias a los sanitarios.

Manuela Bergerot (d) asegura que las políticas medioambientales que han mostrado los verdes europeos señalan el camino a seguir para el futuro.

Pasando a la materia económica, uno de los puntos de su programa es la creación de un Instituto de Crédito Madrileño para impulsar la transición ecológica. ¿Qué importancia tienen las políticas medioambientales en la Comunidad de Madrid?
La realidad es que aquí la única política de desarrollo es la del ladrillo. Nos viene dada de ciudades de Europa donde los partidos verdes europeos nos están mostrando cuál es el futuro. Este sistema está acabado, está agotado y es un modelo económico que es insostenible social y medioambientalmente. Por lo tanto, necesitamos una transición ecológica que nos lleve hacia el triple balance. Eso es una sostenibilidad medioambiental, económica y social. Si cualquiera de esas tres patas falla, es un modelo del cual no obtendremos una justicia social. En Más Madrid tenemos una coalición con Verdes Equo, que son los mejores socios y socias que se pueden tener en este contexto, en el que, mundialmente y también los jóvenes, nos están mostrando que el camino es la ecología.

¿Cómo cree que ha afectado a la campaña la polarización vivida en estos últimos días? ¿Cree que de alguna manera Más Madrid ha resultado beneficiada?
Para mí, es una irresponsabilidad. Una irresponsabilidad de quienes, desde los que tienen esos focos puestos sobre ellos, lo ejercen para dificultar nuestra convivencia. Porque genera y profundizan ese clima de violencia, que es una línea roja para nosotras e imposibilita nuestra convivencia porque vemos cómo hay amenazas, y en un contexto en el que ya el miedo está patente en la sociedad, lo que no se debería hacer desde las instituciones, políticos, todos los que tienen cargos de responsabilidad es precisamente profundizar eso. Por lo tanto, nosotras volvemos al lema Lo que de verdad importa. Hay que recoger lo que se habla en las casas de las madrileñas y poner sobre la mesa certezas.

“La pandemia ha puesto sobre la mesa que nos afecta a todos igual, pero no todos tenemos las mismas oportunidades para salir de ella”, argumenta Bergerot.

¿Secundan ustedes el cordón sanitario que ha propuesto Pedro Sánchez hacia Vox?
La ultraderecha es nuestra línea roja y nosotras sabemos que estamos en el lado bueno de la historia, del lado de los demócratas.

¿Creen que si hubieran ido de la mano de Unidas Podemos hubiese “calmado las aguas” con una coalición en la izquierda?
Las encuestas están demostrando cada semana que precisamente hay espacio para todas las fuerzas progresistas, que Más Madrid tiene la responsabilidad y lo está demostrando de cómo estamos tirando de ese bloque, y creo que la mejor muestra está ahí puesta. Una vez que lleguemos al 5 de mayo, ahí veremos toda la fuerza que podamos hacer de forma conjunta, porque el objetivo que tenemos las tres fuerzas progresistas es el mismo: que Ayuso no gobierne con la ultraderecha.

¿Creen en la posibilidad de un Gobierno de coalición con Ciudadanos, en caso de que este partido supere el 5%?
Eso está en las manos de Ciudadanos, donde elija que quiere estar. Si seguir perpetuando y tener unos presupuestos en la Comunidad de Madrid secuestrados por Vox o estar de lado de los partidos demócratas.

Ustedes hablan de la importancia de movilizar el voto en la zona sur de la Comunidad de Madrid. ¿Qué les diría a los del norte, como los de Pozuelo de Alarcón?
Todas tenemos un espacio donde tenemos que mirar por el prójimo. La pandemia ha puesto sobre la mesa que nos afecta a todos igual, pero no todos tenemos las mismas oportunidades para salir de ella. También, la responsabilidad que tenemos todos por el bien común, ver por ese reequilibrio territorial que tanto ha generado nuestra comunidad. Para que todas estemos a salvo, nos tenemos que salvar todas.

¿Qué es lo más urgente que necesita la Comunidad de Madrid?
Lo urgente es que podamos estar vacunadas todas para volver a tener una vida cotidiana en las mejores condiciones.