Madrid suaviza las restricciones ante el descenso de contagios

El Gobierno de Isabel Díaz Ayuso retrasa el toque de queda a las 23:oo horas y amplía el horario para la hostelería

Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid. Foto: comunidad.madrid

La Comunidad de Madrid ha confirmado el retraso del toque de queda y del horario de cierre de la hostelería ante la tendencia descendente de contagios por coronavirus. A partir de este jueves 18 de febrero, el toque de queda comienza a las 23:00 y finaliza a las 06:00 h. Los bares y restaurantes, cuya hora de cierre era las 21:00, pueden abrir hasta las 23:00, aunque no pueden aceptar nuevos clientes a partir de las 22:00.

A pesar de la flexibilización de las restricciones, continúan prohibidas, hasta el 1 de marzo, las reuniones de no convivientes en domicilios, pues, según recoge el decreto publicado en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid (BOCM), “la reducción de los contactos y la interacción social es una de las medidas que se está mostrando más eficaz para contener la propagación de la covid-19”. También se mantiene el límite de personas por mesa en bares y restaurantes, que se establece en un máximo de 6 en las terrazas y de 4 en el interior de los establecimientos.

El viceconsejero de Salud Pública y Plan COVID-19, Antonio Zapatero, adelantó todos estos cambios el pasado viernes. Ese mismo día fueron publicados, aunque pendientes de revisión, en el BOCM. Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de  Madrid, reafirmó la entrada en vigor de las medidas, una vez confirmado el descenso en la incidencia acumulada a 14 días, que, según los últimos datos que ofrece la Comunidad de Madrid, es de 489,9 casos por 100.000 habitantes frente a los 625,85 recogidos el viernes, y los 999,5 correspondientes al pasado 2 de febrero. Estos datos reflejan un descenso de más del 50% en los últimos 15 días.