La UE dona 5,4 millones por los daños del volcán de La Palma

Bruselas concede 5,4 millones de dólares del Fondo de Solidaridad como ayuda en el proceso de recuperación del volcán de La Palma.

El auxilio financiero de la Unión Europea concede ayudas seis meses después del inicio de un desastre natural. En concreto, la erupción en la isla de La Palma, duró 85 días, provocó 7.0000 desplazados y arrasó unas 1.2000 hectáreas. El Ejecutivo comunitario ha decidido ayudar para que se puedan restablecer de manera que se pueda restablecer las infraestructuras necesarias, como la electricidad, transporte y el agua para cubrir los costes de aquellos que tuvieron que desalojar sus hogares destruidos por la lava y trasladarse de manera temporal. 

Según la Comisión Europea, las autoridades españolas han tasado los daños directos totales en unos 862,7 millones. Bruselas ha decidido conceder 5,4 millones de euros, con el fin de paliar algunos de los destrozos causados por la erupción volcánica del año 2021 en La Palma, en las Islas Canarias. Esta cantidad de dinero es considerada como un «anticipo para cubrir los costes inmediatos de emergencia y recuperación».

«Los daños causados por el volcán han agravado los efectos negativos de la crisis del coronavirus, que ha afectado especialmente a regiones ultraperiféricas como las Islas Canarias», ha afirmado Elisa Ferreira, comisaria europea de Cohesión y Reformas. Elisa Ferreira ha insistido en la importancia de que se activen tanto este Fondo de Solidaridad como «otras fuentes de financiación disponibles para ayudar a los ciudadanos a superar esta catástrofe y mirar al futuro con renovada esperanza».

El Fondo de Solidaridad de la UE surgió para actuar frente a las catástrofes naturales y ayudar a las regiones afectadas. Su origen se debe a las graves inundaciones producidas en Europa central en verano de 2002. 

La estrategia del fondo de solidaridad solo se aplica cuando los daños directos superan el 1,5% del PIB de una región o bien del 1% en casos de regiones ultraperiféricas, como La Palma. España ha recibido en varias ocasiones millones de euros para poner solución a los desastres naturales como el del «derrame de petróleo del Prestige», en 2003.

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, expresó su agradecimiento a todos los servicios y unidades que trabajaron para moderar los efectos de la erupción. El jefe del Ejecutivo ha dirigido la recuperación de la isla entre las prioridades de la acción de Gobierno con la actualización del Plan Especial para la Reconstrucción de La Palma, y la celebración de la Conferencia de Presidentes, el pasado 13 de marzo, en La Palma.